Declaraciones

Oyarzabal: «Todo es posible todavía con unión, garra y espíritu»

Oyarzabal, en las instalaciones de Zubieta. /Lobo Altuna
Oyarzabal, en las instalaciones de Zubieta. / Lobo Altuna

El capitán de la Real Sociedad confía en que el «chute de adrenalina» que ha supuesto ganar al Betis tenga continuidad mañana en Vigo, donde «no será fácil ganar»

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

El gol de la victoria marcado ante el Betis, su duodécimo en la Liga, le ha permitido igualar su mejor registro goleador conseguido en la pasada temporada. Mikel Oyarzabal (Eibar, 1997) es el goleador más joven de la categoría pero se manifiesta dentro y fuera del campo como un veterano. No se pone metas. «Puede pasar de todo en lo que queda de Liga», dice.

– Acaba el partido del Betis y ya toca viajar a Vigo.

– Era un partido vital ante un rival directo. Son tres puntos como en cualquier otro partido pero en esta ocasión las sensaciones son otras por todas las cosas buenas que hizo el equipo y acabamos muy contentos. La gente nos animó como siempre y hay que agradecerles su apoyo porque este año se han dado situaciones no fáciles de llevar. Vamos a hacer todo lo posible para que la gente esté contenta y el objetivo se cumpla. Sabemos que esto no es cosa de uno ni de dos sino de todos, de unión, garra y espíritu. Así todo es posible todavía. Cuando había que defender, lo hicimos todos juntos.

– Si el técnico del Betis, Quique Setién, mete a la Real en la lucha por Europa será que hay opciones.

– Es que con el séptimo puesto a cuatro puntos, con el sexto a seis y con 24 puntos en juego no se puede decir otra cosa. Todo puede pasar porque en todos los partidos cualquier equipo puede hacerle daño a cualquiera. No importa qué equipo está delante. Vamos a tratar de hacer las cosas bien cada fin de semana e intentar quedar lo más arriba posible.

– Ha metido siete de los últimos once goles de la Real.

– Están bien los números individuales pero si colectivamente no estás bien no valen para nada. Ante el Betis todo el equipo estuvo genial: los que jugamos, los que se quedaron en el banquillo, en el palco... La comunión que había en el vestuario pocas veces se ve. Todos vamos en la misma dirección, es vital, y es la forma de sacar esto adelante. Es el camino a seguir.

– ¿Se puede decir que han sufrido cuando no salían las cosas?

– Todos hemos sufrido. El primero que sufre es el futbolista aunque desde fuera se ve diferente. Puedes pasar muchas horas enfadado en casa porque el primero que quiere hacer feliz a la gente es el futbolista. Soy de los que creo que hay que olvidar el pasado y mirar al futuro.

– ¿Qué le sugieren los dos próximos partidos en Vigo y en Anoeta ante el Eibar?

– Que si sacamos los seis puntos seguiremos estando en la pelea por Europa. Tenemos que ir partido a partido. Debemos prepararnos para tratar de ganar en Vigo donde no será fácil porque han roto la dinámica negativa en la que estaban. Hay que seguir con las sensaciones positivas que tuvimos ante el Betis. Fue un chute de adrenalina y confianza, de ver que si las cosas se pelean y se hacen bien, pueden salir como todos queremos. El esfuerzo y el sacrificio no van a faltar.