Gorosabel tuvo una excelente oportunidad en la primera parte. / MANU REINO

Ocasión perdida

La Real no traduce en gol su control y un penalti que no existe acaba decidiendo un partido cuyo resultado es difícil de explicar

IÑIGO IDIAKEZ

Vimos ayer sobre el terreno de juego a dos equipos necesitados, de una manera diferente, pero necesitados. Uno con aspiraciones altas y el otro, luchando por la supervivencia, con lo que ello conlleva. Eso propició un partido trabado. El control fue de la Real tal y como se presumía, sobre todo en una primera parte en la que Silva, Sorloth e Isak

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Celebra con nosotros el sexto aniversario. Suscríbete 3 meses por 1€