Real Sociedad

Izaskun Larzabal: «Anoeta va a permitir que la Real Sociedad se enganche al futuro»

Larzabal, de cuclillas, entre los pilares sobre los que apoyará la tribuna principal baja del Estadio de Anoeta./USOZ
Larzabal, de cuclillas, entre los pilares sobre los que apoyará la tribuna principal baja del Estadio de Anoeta. / USOZ

La arquitecta defiende que «Anoeta será lo que quieran los ciudadanos. Se adaptará a lo que quiera una sociedad dinámica como la nuestra»

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

A la arquitecta Izaskun Larzabal le brillan los ojos cuando se asoma a comprobar la marcha de los trabajos de remodelación del Estadio de Anoeta, la nueva casa de la Real Sociedad. «Ha costado lo suyo, pero ya vemos la luz al final del túnel. Anoeta será un estadio cómodo para el aficionado en el que va a poder disfrutar con su equipo como nunca antes», advierte.

- ¿Las obras avanzan en plazo?

- Sí. Avanzan según los tiempos marcados. El hecho de haber iniciado hace un año las obras, la fase previa, ha permitido llegar al momento crítico con la planificación muy avanzada. El trabajo de pilotaje, por ejemplo, que se ha hecho en la pista de atletismo en el transcurso de la Liga, donde se apoyarán las tribunas laterales bajas, era importante completarlo y nos ha servido para poder pisar el acelerador al acabar la competición.

- ¿A pesar de las abundantes lluvias que hemos tenido?

- El agua afecta a días concretos pero son variaciones normales que no cambian en demasía el cronograma.

- ¿Es ahora el momento en el que más operarios hay trabajando?

- La intensidad es cien por cien. Ahora se aprovecha cada minuto. En este momento estamos terminando todas las gradas de la tribuna sur. Eso va a propiciar que se puede hacer el izado de la cercha sur en breve.

- ¿Cuándo está previsto que se inicie el vaciado del terreno de juego?

- El vaciado total se desarrollará a lo largo del mes de julio y el día 31 de ese mismo mes se iniciarán los trabajos de creación del nuevo terreno de juego: drenajes, gravas, arenas, capa de enraizamiento y tepes de manera que a finales de agosto esté operativo.

- ¿Y cuándo podremos ver las gradas laterales bajas acabadas?

- En este momento se están desmontando las antiguas y se están dejando al descubierto los pórticos estructurales de hormigón, que serán aprovechados una vez reajustados porque la nueva grada estará nueve metros más adelante y se sube respecto a la actual. Estos trabajos se desarrollarán hasta mediados de julio y a continuación se instalarán las gradas prefabricadas en su nueva posición adelantada.

- ¿Se llegará en plazo para jugar el cuarto partido de Liga en Anoeta como está previsto?

- Se está haciendo todo lo posible para llegar.

- ¿Qué puede impedirlo?

- No se puede decir algo concreto. Lo más importante es que todas las personas implicadas, todas las empresas constructoras, están poniendo todo de su parte para que lleguemos a tiempo. Ahora no hay ninguna descoordinación manifiesta porque están haciendo un gran trabajo. El niño va.

- Ese niño como usted define a Anoeta, ¿qué significa para usted verlo crecer después de tanto tiempo desde que se empezó a barajar la posibilidad de renovarlo?

- Siento tranquilidad porque lo que se quería hacer se ha terminado haciendo. Veo el final después de años y años en los que por hache o por be no terminábamos de empezar. Ahora sí, intuyo un estadio que va a ser muy positivo para Gipuzkoa, San Sebastián y la Real Sociedad. El aficionado va a poder disfrutar del estadio. Es también un orgullo y una responsabilidad para tratar de no fallar al enorme esfuerzo que han hecho el club y las instituciones. Anoeta va a permitir que la Real se enganche al futuro. Es vital para el club. Va a poder seguir entre los grandes y crecer todavía más. El fútbol se va apoyar en muchas cosas y entre otras en sus instalaciones, en su masa social.

- El presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, dice que permitirá que el club se acerque a las personas.

- Eso mismo. Va a permitir enganchar a la gente joven al reagruparse en las zonas de animación, van a ir a Anoeta a disfrutar de una fiesta, y los aficionados de siempre van a mejorar su visibilidad en un estadio nuevo y cómodo que va a hacer de cada partido una experiencia.

- ¿Qué grado de importancia ha tenido Aperribay en que haya terminado saliendo adelante?

- Es el alma máter del proyecto. Su capacidad de trabajo es inmensa y su creencia firme de que el proyecto es muy importante para el futuro de la Real le ha llevado a empujar aun cuando las dificultades eran enormes y parecían insalvables. Este proyecto no hubiera salido sin su fe ni determinación.

- ¿En qué año se abrió el debate de la posibilidad de renovar Anoeta?

- En 2003. La percepción de que el modelo físico que se había aplicado en 1993, en el cambio de Atocha a Anoeta, no era ideal lo empezamos a percibir incluso antes, en torno al año 2000.

- ¿Se refiere a la mucha distancia que ha existido entre el aficionado y el terreno de juego?

- Por ejemplo. Todos estábamos convencidos de que había que salir de Atocha e ir a Anoeta, que había que dar respuesta a la demanda de aficionados que querían unirse a la familia de la Real, pero el modelo era de un recinto de los años cincuenta en Alemania cuando las reuniones de atletismo llenaban estadios. Es como si hoy copiáramos un modelo de hace veinte años. Recuerdo que con los años se intentó mitigar la distancia entre el equipo y el público con la construcción de la entreplanta en los fondos. Se trató de cubrir esa sensación de vacío que existía detrás de las porterías con más aficionados en esa zona, pero ni por esas. Veníamos de un Atocha en el que los fondos eran al corazón del campo y pasamos a un Anoeta en el que perdimos eso. Ahora, con esta renovación, volvemos a recuperarlos. No ha sido fácil el camino pero el resultado va a ser positivo. Siempre digo que de las dificultades han surgido oportunidades y gracias al esfuerzo de la Real y las instituciones se ha conseguido.

- ¿Qué estadios han sido referencias a la hora de dar forma al proyecto?

- Los alemanes porque tuvieron que hacer esa conversión de estadios de atletismo en campos de fútbol para el Mundial de 2006. Salvando las distancias el referente es el Allianz Arena de Múnich por ser muy práctico, funcional y ser un símbolo contundente en la ciudad. Y con el rectángulo que forman las gradas, muy rectangular, estilo inglés. En Alemania han logrado que ir al fútbol sea hoy una experiencia no solo deportiva.

- ¿Y eso se podrá conseguir en Anoeta sabiendo que no hay posibilidad de usos terciarios porque así lo decretó una sentencia judicial?

- Anoeta va a poder cumplir su primer objetivo: va a acercar al aficionado al terreno de juego, y además, se van a crear unos espacios interiores que ahora no existen. Anoeta tiene muchas posibilidades entre el espacio que queda entre la piel exterior y el final de grada. Soy de las que cree que no hay que terminar los proyectos.

- ¿A qué se refiere?

- Que una cosa es el día que se acabe la remodelación y otra cosa es darle vida. Anoeta será lo que quieran los ciudadanos. Se irá adaptando a lo que quiera una sociedad dinámica como la nuestra. La gente va a querer ir a hacer otras cosas distintas a ir a ver el fútbol. Surgirán cosas de manera natural. Anoeta es futuro. Si hay en Gipuzkoa un motor capaz de dinamizarlo ese es la Real.

- El aficionado de los fondos va a tener el césped a una distancia de 8,5 metros. ¿No se podía haber acercado todavía más? Se lo pregunto porque hay campos nuevos como San Mamés en los que el aficionado está más cerca.

- En San Mamés la distancia es de siete metros. Ese metro no tiene incidencia. Es inapreciable. Además la UEFA recomienda dejar cada vez más espacios, la normativa no va a ir a menos y nosotros hemos optado por ello, tratando de encajar todas las sensibilidades. No olvidemos que Anoeta también va a poder acoger partidos de rugby, por ejemplo.

- Y albergará conciertos.

- Gipuzkoa gana un nuevo escenario para las grandes giras. Ahora había que hacer malabares para organizar un gran concierto. Y no sabemos que más puede venir. En el Wanda de Madrid están alucinados con todo lo que están haciendo y que no esperaban. Se les acercan promotores y empresarios para organizar actos que ni ellos imaginaban.

- El aficionado de las tribunas laterales altas que no se mueve de su localidad, ¿va a tener el terreno de juego más lejos, teniendo en cuenta que la cota del campo se baja 1,5 metros de media?

- Ni sé las veces que he tenido que explicar esto mismo a amigos y conocidos. Esos aficionados de las tribunas laterales altas pueden estar más que tranquilos porque hasta ahora han visto el fútbol súper bien y se va a seguir viendo súper bien. No van a notar diferencia, bajar el campo no tiene incidencia en las visuales. La diferencia es que el aficionado que antes veía mal, ahora va a ver muchísimo mejor. Lo más positivo de Anoeta es que el público va a tener la sensación de estar disputando el partido con sus jugadores.

- ¿En qué medida van a mejorar los accesos a las tribunas altas?

- Mucho. Hasta ahora el aficionado subía un porrón de escaleras por la calle y si llovía, se mojaba. Y además cuando llegaba a la puerta, en muchas ocasiones, se encontraba con colas de aficionados esperando a entrar. En el nuevo Anoeta el aficionado va a acceder al estadio a pie de calle, las colas van a ser menos porque el ratio por torno se va a reducir al haber muchas más puertas, va a poder esperar a sus amigos en el hall mientras se toma un café, y cuando lo considere oportuno va a acceder a su localidad por escaleras cubiertas, a salvo de la lluvia, si tiene su asiento en las tribunas altas. Mi sensación es que hasta ahora íbamos siempre a la carrera al estadio y con el nuevo campo se va a ir con más tiempo.

- ¿Cuántos ascensores va a tener el estadio?

- 32 nuevos que unidos a los actuales harán un total de 36. Se mejoran mucho los accesos a las tribunas altas. Serán ascensores más amplios y más rápidos que los actuales.

- Doy por hecho que la sensación acústica será mejor.

- Será mucho más potente. La forma de la cubierta va a retener el sonido. No se va a parecer en nada a lo que hemos tenido hasta la fecha. En Anoeta el ruido se dispersaba y ahora va a ser una pequeña bombonera, el jugador va a sentir el aliento de los suyos en el cogote.

- ¿Por qué la solución de la cercha?

- Porque una de las premisas siempre ha sido no derribar entero el estadio. Ante eso siempre entendimos que debíamos poner puntos de estructura fuera que nos permitieran conjugar la cubierta de las tribunas laterales, que no se toca pero sí se le añade una prolongación, con las nuevas cubiertas de los fondos. De esa forma, generamos cuatro puntos de apoyo externos que nos soportan las cargas. El campo de San Siro y el Bernabéu tienen esta misma solución.

- ¿Por qué no se ha derribado ahora la tribuna norte para adelantar trabajo?

- No tenía sentido cargar más la obra cuando no iba a tener recompensa.

- ¿Por qué no?

- Porque para trabajar bien en lo importante, en la colocación de la cercha, en la gestión de residuos, en la separación del hierro del hormigón y en el vaciado del terreno era mejor no hacer los dos derribos de los fondos a la vez. Hubiéramos complicado la logística de obra. Y hay algo también importante.

- Usted dirá.

- Nos conviene tener la protección de la tribuna norte hasta tener más cerrado el estadio. Derribar esa tribuna supone más viento y el peligro de que un temporal pueda dificultar la correcta colocación de la cercha y el avance de los trabajos en el interior del estadio.

- ¿Es cara o barata la remodelación?

- Está muy ajustada. Durante tiempo muchos países han echado la casa por la ventana a la hora de construir estadios que dejaran huella. Cuanto más grande y caro era un estadio, la proyección de esa ciudad o ese país parecía mayor. El resultado es que muchos de esos estadios no se utilizan apenas y esas inversiones han resultado baldías. En Anoeta se han aplicado los límites de la lógica.

- ¿Cuánto van a mejorar las tripas: vestuarios, zona de prensa...?

- Anoeta va a ser también más competitivo por dentro. Resolveremos carencias que han existido y nos va a permitir que la exigencias marcadas por UEFA se cumplan todavía mejor. Esta modernización se realizará en la última fase de la obra: vestuarios, zona mixta... Se actuará en el verano del año que viene.

- ¿Quiénes podrán utilizar los aparcamientos subterráneos generados en el subsuelo de los dos fondos?

- Los autobuses de los jugadores podrán acceder directamente al interior del estadio por el fondo norte. Habrá plazas de aparcamiento destinadas también para los diferentes servicios y seguridad. Y también habrá plazas, 170 en cada fondo, que podrán ser explotadas por la Real los días de partido. No va ser un aparcamiento público.

- ¿Qué posibilidades va a dar la fachada?

- Muchas. Es una piel versátil y con mucho recorrido. No queremos que Anoeta sea una instalación cerrada y por eso esa fachada va a permitir que el de fuera vea qué pasa dentro y el de dentro pueda ver la ciudad. De noche, retroiluminado, tendrá un efecto faro. Tendrá un tono azul base pero de noche se va a poder potenciar. A futuro va a permitir que tenga una malla de LED que transmita mensajes, como ha hecho el Kursaal en los últimos tiempos. Se podrá vestir al edificio de acuerdo al acontecimiento que se celebre en su interior. Anoeta va a tener una gran presencia, será un icono más de nuestro territorio.

- ¿Hay previsto una nueva urbanización del entorno de Anoeta?

- El Ayuntamiento de San Sebastián sí tiene pensado hacerlo cuando acabe el estadio. A la ciudad le van a surgir nuevas oportunidades. Hoy es una zona de esparcimiento y lo será todavía más.

Más sobre el nuevo Anoeta

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos