Real Sociedad

Los cuatro objetivos de la Real Sociedad

Mikel Oyarzabal conversa con Miguel Ángel Moya./MORQUECHO
Mikel Oyarzabal conversa con Miguel Ángel Moya. / MORQUECHO

El club quiere un lateral zurdo, un extremo derecho, un mediapunta y un delantero | Juanmi, Theo y Sandro dicen adiós; Merquelanz, Kevin, Bautista y Gorosabel podrían salir cedidos; sobra un portero y Llorente, Willian José y Januzaj tienen buen cartel en el mercado

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Con la temporada concluida el foco de atención recae en los despachos, donde la Real Sociedad trabaja en la confección de una plantilla que dé mejores resultados que en ésta. Roberto Olabe lleva tiempo perfilando el boceto de lo que será el conjunto txuri-urdin del ejercicio 19/20 pero ahora resta lo más difícil, que sus intenciones cuadren con la voluntad de los jugadores y con las posibilidades que ofrezca el mercado.

Aunque siempre se esperan grandes revoluciones en verano, lo cierto es que el blanquiazul es uno de los clubes que menos suele cambiar de caras entre curso y curso. El año pasado solo realizó tres incorporaciones de fuera, el fichaje de Merino y las cesiones de Theo y Sandro, además de subir del Sanse a Gorosabel, Sangalli y Merquelanz. Ahora tampoco parece que la cosa vaya a ser muy diferente, aunque dependerá principalmente de si se produce alguna salida inesperada por ofertas de terceros que haya que sustituir con alguna otra llegada. A día de hoy la fotografía sería la siguiente.

Remiro y uno más. En la portería la gran novedad será el fichaje de Álex Remiro, que llegará libre cuando finalice su relación con el Athletic el 30 de junio. La Real Sociedad ha aprovechado los seis meses previos al vencimiento de su contrato que marca la normativa para trasladarle una propuesta que, como informó este periódico el pasado 22 de abril, ha acabado aceptando a falta de la firma definitiva. Después de ser uno de los grandes artífices del ascenso del Huesca a Primera hace dos años llega con el reto de hacerse un hueco en la máxima categoría.

La llegada de Remiro provocará la salida de Rulli o Moyá, aunque ambos quieren seguir

Llorente y Moreno tienen buen cartel en el mercado pero es difícil que salgan los dos

En el mediocampo habrá menos cambios, más allá de que venga un jugador de enganche

Su presencia provocará a buen seguro la salida de Rulli o de Moyá. El argentino es un jugador con una cotización en el mercado más elevada que el balear, sobre todo después de la segunda vuelta que ha firmado. A sus 26 años, y con cinco de experiencia en LaLiga a sus espaldas, no le faltarán novias, aunque todo depende del dinero que estén dispuestas a ofrecer por él y de la voluntad del guardameta. Desde que llegó se le ha relacionado con el Valencia, el Manchester City, el Nápoles o el Boca Juniors, pero al final siempre ha continuado aquí. La Real Sociedad está tranquila porque cuenta con tres grandes porteros, pero no se cierra a estudiar ofertas que le lleguen en esta posición, algo que aún no ha sucedido.

Tampoco es de descartar, aunque no parece lo más probable, un escenario en el que los tres arranquen la próxima temporada peleando por el puesto y sea en el mercado de invierno cuando haya que mover ficha si ninguna de las propuestas que llega ahora no convence al club ni a los interesados. Lo que sí parece claro es que Andoni Zubiaurre, el meta del Sanse que más cerca ha estado del primer equipo y que tiene dos años más de contrato, saldrá cedido.

Se busca lateral zurdo. En la defensa la prioridad es la incorporación de un lateral izquierdo que venga a reforzar una posición que quedó huérfana hace dos años con la marcha de Yuri y en la que solo Aihen en los últimos meses ha logrado competir con éxito. Pero contar solo con un chaval de 21 años que lleva once partidos en Primera en el puesto parece arriesgado, por lo que Olabe quiere complementarlo con otro futbolista de un perfil diferente. Que Kevin se haya pasado el curso en blanco por culpa de las lesiones ha aconsejado explorar esta vía. El internacional portugués renovó en febrero hasta 2022 pero no formará parte de la plantilla la próxima temporada. Tampoco Theo, una vez concluida su cesión.

En el lateral derecho es donde menos dudas hay. Zaldua, que está a punto de firmar hasta 2023, parte con ventaja sobre un Gorosabel que también ha estado parado por una lesión en el quinto metatarsiano del pie izquierdo y podría salir cedido en busca de minutos. Para cualquier contingencia Imanol dispone ahí de Álex Sola, que debutó con buena nota contra el Leganés y estará cerca del primer equipo, y de la posibilidad de sacar a Aritz a la banda.

En el centro de la zaga hay 'overbooking' de centrales, porque están los cuatro de la actual plantilla -Llorente, Aritz, Navas y Héctor Moreno-, más Le Normand, que sube al primer equipo, y el fichaje de Modibo Sagnan del Lens, por el que la Real Sociedad ha pagado 4 millones de euros. Así que alguno deberá salir.

En este punto se abren dos vías y ambas hay que coordinarlas en el tiempo. La primera es la opción de que un club venga a por alguno de ellos y el más cotizado es Diego Llorente, por su edad -25 años-, por haberse formado en el Real Madrid y por su condición de internacional. Liverpool, Tottenham y Newcastle han ido a verle en directo, pero en el pasado mercado de invierno fue el Everton el que más se interesó por su situación.

Héctor Moreno también tiene un buen cartel por ser internacional con México, haber jugado tres Mundiales y su pasado en clubes del prestigio del PSV y la Roma. En la MLS son varias las franquicias que tienen apuntado su nombre, así como en su país el club que lo formó, el Pumas, pero la realidad es que se encuentra muy a gusto en la Real Sociedad y tiene dos años más de contrato. En enero rechazó una importante oferta de un club catarí para quedarse aquí. Eso sí, puede salir uno u otro, pero se antoja difícil que lo hagan los dos.

Un sustituto de Prieto. En el centro del campo la principal novedad reside en la búsqueda de un mediapunta que venga a cubrir el vacío que dejaron Xabi Prieto y Canales hace un año y que Merino por sí solo no ha logrado compensar. Lo que se llama un '10'. Un futbolista que se capaz de atraer el balón y juntar rivales en tres cuartos de campo, tenga buen pase y la llegada suficiente para aportar un número de goles que ayude a los delanteros en esa tarea. A medio plazo el hombre elegido desde Zubieta para jugar ahí es Roberto López, pero aunque hará la pretemporada arriba no se quiere correr prisas con él.

La posición de 'cuatro' es la que mejor cubierta está de la plantilla. Zubeldia viene de ser el jugador más regular de la temporada y la calidad de Illarramendi está fuera de duda una vez que olvide sus problemas físicos. También está ahí Guevara, que gustó mucho en su debut contra el Levante y del que se espera que amplíe su contrato más allá de 2020 a pesar de la oferta del Alavés.

En la segunda altura se cuenta con Zurutuza, tras decidirse a continuar un año más, y con Merino, un futbolista versátil que puede manejarse en las tres posiciones del centro del campo. A Pardo le queda un año más de contrato por delante. Y también está Luca Sangalli, que ha aportado cosas diferentes en su estreno en Primera, marcó un gol en Bilbao y ha dado tres asistencias. En principio, es la línea en la que menos movimientos se prevén.

Un delantero y un extremo. Es en ataque donde más dudas existen acerca de la fotografía final que pueden deparar los próximos tres meses. La salida de Juanmi y de Sandro provocará necesariamente la llegada de dos hombres. Un delantero que pueda complementar a Willian José y permita a la Real Sociedad manejar diferentes registros en función de las circunstancias de los partidos, y un extremo que aporte verticalidad y abra el campo por la banda derecha.

Merquelanz y Bautista tienen difícil continuar y lo más lógico es que salgan cedidos. El primero se ha pasado el año en blanco por culpa de una grave lesión de rodilla y necesita recuperar sensaciones. El segundo apenas ha jugado ocho partidos de titular en Primera en tres temporada y no puede seguir así. Necesita tener continuidad para demostrar las cualidades por las que llegó avalado desde el Sanse.

Oyarzabal es fijo, salvo sorpresón mayúsculo en el mercado, porque a nadie se le escapa que está en el radar de muchos de los grandes de Europa. También estará Barrenetxea después de su fulgurante irrupción en el equipo este año.

Willian José y Januzaj entran en los planes del club. El brasileño ha superado por tercer año seguido la barrera de los diez goles, y eso que ha sufrido dos lesiones musculares que le han hecho perderse diez partidos, mientras que la calidad del belga es indiscutible. Ahora bien, dependerá de lo que suceda en verano. Ambos cuentan con un buen cartel en el mercado y la Real Sociedad no se cierra a escuchar ofertas por ellos. Al delantero le ha renovado su contrato tres veces en tres años hasta elevarle la cláusula a los 70 millones, pero el 30% de sus derechos económicos pertenecen a un fondo inglés que también tiene algo que decir si vienen a por él. Algo parecido sucede con Januzaj, por el que se pagó 7 millones de euros y cuyo 50% de la plusvalía de un traspaso corresponde al Manchester United.