Himno

«El cambio del himno de la Real Sociedad es a mejor, nos incluye a todas»

Mari Mar de Sosa, Jaione Camacho, Elena de Vos, Sonia San Ceferino, Irune Camacho y Larraitz Bravo, ayer en la sede de la peña Maite Taldea./LOBO ALTUNA
Mari Mar de Sosa, Jaione Camacho, Elena de Vos, Sonia San Ceferino, Irune Camacho y Larraitz Bravo, ayer en la sede de la peña Maite Taldea. / LOBO ALTUNA

Aficionadas de la Real Sociedad celebran el retoque hecho en la letra del himno txuri urdin en favor de la igualdad

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

El gesto de la Real Sociedad al retocar la letra de su himno, el compuesto por Ricardo Sabadie en 1970, sustituyendo el 'Aurrera mutilak' por 'Aurrera Reala' «porque al fin y al cabo el club está formado por todos y todas», ha sido bien acogido por la familia realista y por diferentes agentes. Este guiño a la igualdad ha tenido repercursión fuera de nuestro territorio y más allá del deporte. Y las realistas, las abonadas del club, lo celebran al entender que es «un cambio a mejor». Mari Mar de Sosa, a la que avalan más de cuarenta años como abonada, y Larraitz Bravo, dos de las integrantes de la peña Maite taldea, así lo consideran. Anoche se juntaron en su sede de Amara para brindar por este gesto del club, que entienden permite adaptarse a los nuevos tiempos aunque también consideran que todavía quedan pasos por darse. «La Real de ahora no tiene nada que ver a la Real de hace cincuenta años cuando solo existía el equipo masculino y no había nada detrás. Hoy el club tiene secciones femeninas y cientos de seguidoras que animan al equipo en Anoeta y en sus desplazamientos. Este himno sí nos incluye a todas», aseguran.

Lo que desconocíamos hasta ayer es que ya en las aulas de algunas ikastolas se había adaptado el himno y donde se decía 'Aurrera mutilak' se viene cantando desde hace tiempo 'Aurrera mutilak y aurrera neskak' y que la Real adquirió los derechos de autor de la canción hace tiempo por lo que no ha tenido que consultar el cambio a la familia Sabadie.

De Sosa y Bravo coinciden en que cualquier modificación en la letra del himno llevará su tiempo hasta que sea interiorizado por todos los aficionados, al menos por quienes solo han conocido esta versión de Sabadie. «A las nuevas generaciones no les va a costar nada y ellas son el futuro del club», apuntan.

La Real pretende que el aficionado cante 'a capela' el nuevo himno en la previa de cada partido en Anoeta

Al retoque en la letra se une también el arreglo musical que se ha hecho para facilitar que el himno pueda ser cantado 'a capela'. Guillermo Viglione, presidente de la agencia Dimension encargada de producir el vídeo de lanzamiento de la nueva versión de la Real, explica que el objetivo que se busca es «reforzar el sentimiento de pertenencia» ahora que tenemos un campo de fútbol, y no un estadio, y una grada de animación que contagia.

La Real, de la mano de Dimension, pretende que el nuevo himno se convierta en liturgia, especialmente en los prolegómenos de cada partido en Anoeta. El club considera que la versión clásica del Txuri Urdin era difícil de seguir y cantar y de ahí este arreglo hacia un himno «más coral y más emocional», en el que el latido de un corazón retumba de fondo. «Es el latido de los jugadores al saltar al campo y el latido del corazón de los aficionados cuando ven jugar a su equipo», apunta Viglione.

«El arreglo musical quiere reforzar el sentimiento de pertenencia», dice Viglione, de la agencia Dimension

¿Sorpresa el domingo?

La Real pretende que desde el partido del domingo ante el Sevilla y en los siguientes, los aficionados canten esta nueva versión en el momento que los jugadores salten al terreno de juego, algo que de forma natural se dio en el primer partido que se jugó en el nuevo Anoeta ante el Barcelona. Ese día el himno sonó como siempre por los altavoces pero, a diferencia de otras ocasiones, el aficionado siguió cantando 'a capela' cuando ya se había bajado el volumen. Aquella reacción positiva del abonado es lo que ha empujado al club a lanzar ahora la nueva versión.

Ante el Sevilla puede que haya alguna sorpresa que anime a los aficionados a participar, a cantar la nueva versión del himno de la Real.

Aficionadas como Larraitz Bravo y Mari Mar de Sosa sueñan con la posibilidad de que Anoeta cante el himno en cada partido. «Siempre se dice que somos fríos, pero nada más lejos de la realidad -advierte De Sosa-. El aficionado de la Real nunca falla, siempre está con los jugadores y se ha podido comprobar con la nueva grada Aitor Zabaleta. Somos la envidia de muchos clubes. Ojalá el himno cale y los minutos previos al inicio de los partidos en Anoeta sean un elemento diferenciador».

Es lo que quiere Bravo, que Anoeta sea un campo de fútbol «distinto» y que sea un referente. «La Real Sociedad ha dado ejemplo al adaptar la letra a los nuevos tiempos y el aficionado va a responder como siempre ha hecho».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos