Real Sociedad

En Anoeta solo faltan los jugadores y el público

Panorámica ayer de las tres cuartas partes del estadio que han sido remodeladas, con las dos tribunas laterales y la nueva sur. / REPORTAJE GRÁFICO LUIS MICHELENA
Panorámica ayer de las tres cuartas partes del estadio que han sido remodeladas, con las dos tribunas laterales y la nueva sur. / REPORTAJE GRÁFICO LUIS MICHELENA

Se dan los últimos remates al interior de Anoeta y se sigue trabajando en el exterior para llegar al partido del sábado | El estadio estará listo para albergar el Real-Barcelona, que supondrá la inauguración del nuevo campo

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE SAN SEBASTIÁN.

Se ha trabajado tanto en los últimos meses, la implicación y el esfuerzo personal de los trabajadores ha sido tan alto que el estadio de Anoeta está listo para acoger un partido de Liga cuatro días antes de lo programado. Se ha llegado en plazo. Queda pintar el círculo central del terreno de juego, poner las redes de las porterías, colocar la estructura de los banquillos, retirar la maquinaría pesada del entorno del estadio y abrir las puertas a jugadores y aficionados. El nuevo Anoeta, el que está remodelado en sus tres cuartas partes como se puede apreciar en la fotografía principal que acompaña estas líneas, está listo por más que desde fuera la sensación -y la realidad- sea la de un estadio a medio hacer. El interior está acabado. Al menos lo suficiente como para albergar a los 28.000 aficionados que se esperan ante el Barcelona.

Siguen quedando zonas en las que trabajar, pero el grueso de la obra está terminado. Porque las gradas laterales bajas están aproximadas al césped, los asientos están colocados -los que faltan en un córner se rematarán hoy- y la nueva tribuna sur está a falta del corte de cinta. Y lo que más le importa a la Liga; el césped está en perfectas condiciones. Se ha recuperado bien del estrés del viaje desde Portugal y ya ha despertado. Los tornos de entrada y las cámaras de seguridad también están listas.

La Real Sociedad detallará hoy qué indicaciones deberá seguir el aficionado que acuda el sábado al campo. El presidente Jokin Aperribay y una de las personas del club que más ha trabajado en la reubicación de los abonados, Begoña Larzabal, desgranarán el operativo que estará en marcha en el primer día del nuevo Anoeta. El mensaje institucional incidirá en que Anoeta seguirá estando en obras en los próximos meses. No será hasta la temporada que viene cuando tenga 39.500 asientos una vez derruida y levantada la tribuna norte, la más próxima a la Avenida de Madrid. Durante esta temporada, esa zona quedará oculta tras una lona que se colocará en las próximas horas a la espalda de la portería norte.

Tepes de hierba artificial

En las poco más de cien horas que restan para que se abran la puertas del estadio a los aficionados -lo harán a la 14.15 horas-, se seguirá trabajando tanto en el terreno de juego como en los espacios interiores. Quedan poner tepes de hierba artificial en la banda de la tribuna principal, colocar los asientos de los banquillos, fijar los paneles de publicidad en las gradas y seguir limpiando el polvo acumulado después de tantas semanas de trabajo.

En la fachada de la tribuna sur se siguen colocando las lonas de EFTE azules que cubrirán el esqueleto del campo. Estas lonas terminarán de tensarse cuando esté acabado todo el frente. Debe hacerse así para impedir que se rompan en caso que el viento sople con mucha fuerza en esta primera fase de la instalación.

El jueves se realizará la prueba del VAR. Los técnicos encargados de calibrar las cámaras que siguen los partidos tendrán la oportunidad de hacerlo con un amistoso que jugarán equipos de las categorías inferiores de la Real Sociedad. Y el viernes por la mañana le llegará el turno al primer equipo. Garitano y los suyos se entrenarán en Anoeta. Ese día podrán comprobar si el césped se levanta o no y si resbala como suele ser habitual en terrenos recién plantados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos