Diario Vasco

real sociedad

Carlos Vela no se plantea abandonar la Real Sociedad este verano

Carlos Vela aparece junto a Chicharito Hernández antes del amistoso que jugó México ante Croacia en Los Ángeles hace tres días.
Carlos Vela aparece junto a Chicharito Hernández antes del amistoso que jugó México ante Croacia en Los Ángeles hace tres días. / EFE
  • Carlos Vela tiene la intención de cumplir el año de contrato que le resta de txuri urdin

  • Es feliz en San Sebastián, se encuentra en un buen momento personal y tiene ilusión por volver a jugar con la Real Sociedad una competición continental

Carlos Vela es un hombre con suficiente peso en la Real Sociedad como para concentrar la atención mediática en esas fechas. Desde que llegó por primera vez a San Sebastián cedido por el Arsenal en 2011, raro ha sido el verano en el que no se ha hablado de él. Unas veces por las complicadas gestiones con el club londinense para su fichaje, otras porque el jugador pretendía cambiar de aires y ahora porque el club entiende que un futbolista de su valía no debe afrontar la última temporada de contrato con su futuro por resolver.

Todo comenzó a mediados de abril cuando en una rueda de prensa en Zubieta Carlos Vela se sinceró al ser preguntado por los planes que tenía más allá de 2018, cuando vence su relación contractual con la Real Sociedad: «Un año más y terminar. Más claro no puedo ser». A partir de ese momento, sin pretenderlo, volvió a colocarse en la primera plana de la actualidad txuri urdin, aunque en las últimas semanas ha sido la lucha por regresar a Europa la que ha centrado la atención del aficionado.

Esa declaración pública de intenciones del futbolista, que siempre se ha caracterizado por su franqueza en sus comparecencias ante los medios, fue el detonante de un asunto que debe resolverse antes del inicio de la próxima temporada.

La postura de la Real Sociedad es clara en este sentido: en su día invirtió un montante importante de dinero en el jugador y antes de que se vaya libre dentro de un año no vería con malos ojos una salida que le permitiese recuperar parte de esa cantidad. No hay que olvidar que abonó cerca de catorce millones de euros al Arsenal, entre su cesión inicial y su compra definitiva, el segundo fichaje más caro de su historia por detrás del de Illarramendi, cuyo regresó costó 17 millones en 2015. Eso sí, dos años antes el Real Madrid había pagado 32 millones por el mutrikuarra y esta circunstancia no se puede pasar por alto.

Desde un punto de vista global, Carlos Vela ya ha rentabilizado en estas seis temporadas la cantidad que la Real pagó por él en concepto de fichaje. Acumula 72 goles en 233 partidos oficiales con la camiseta blanquiazul, siendo el tercer máximo anotador extranjero en la historia del club por detrás de Kovacevic (107) y Kodro (76). Y eso que no juega de delantero centro como lo hacían los otros dos.

Sin embargo, a nadie se le escapa que sus mejores actuaciones se dieron en sus tres primeras temporadas en San Sebastián, cuando Carlos Vela formó con Griezmann una de las mejores duplas de la Liga. En la campaña 12/13, la del cuarto puesto que dio el billete a la Champions, anotó 14 goles y dio 16 asistencias, mientras que en la 13/14 se fue hasta los 21 tantos y 20 asistencias sumando las tres competiciones en las que tomó parte el cuadro txuri urdin.

Pero la marcha al Atlético de Madrid de su 'hermanito' -como le solía llamar al francés- en el verano de 2014 y la rotura del menisco de su rodilla derecha en el Bernabéu en enero de 2015 frenaron su trayectoria ascendente. Desde entonces nada ha vuelto a ser igual.

Llegados a este punto, es donde hay que recordar que la Real Sociedad desembolsó la cantidad más importante al Arsenal por hacerse de forma definitiva con sus derechos hace tres años, en 2014, cuando pagó once millones y le firmó un contrato hasta 2018. Por este motivo, y con un análisis ceñido a estos tres últimos ejercicios, el coste ha sido elevado para el rendimiento que ha ofrecido, teniendo en cuenta traspaso y salario, el más alto de la plantilla en aquel momento.

El propio Carlos Vela ha confesado públicamente que no ha sido el mismo de sus primeros tiempos en la Real Sociedad. «Obviamente este no ha sido el mejor año de mi vida, pero después del pasado para mí ha sido bueno regresar de nuevo a una dinámica positiva». Esta temporada ha marcado diez goles, tres de penalti, y ofrecido seis asistencias, lo que no está mal.

Así las cosas, el club está dispuesto a buscarle una salida que fuera positiva para las dos partes. Vela tiene 28 años, está en la edad en la que mejor rinde un futbolista y cuenta con un buen cartel al otro lado del Atlántico, tanto en su país como en la MLS norteamericana, lo que podría permitir a la Real obtener algún rédito por su marcha.

Carlos Vela, a gusto en Donostia

Sin embargo, el futbolista se encuentra encantado en San Sebastián y no se plantea su salida de la Real en verano. El nacimiento de su hijo en noviembre pasado le ha cambiado la vida. Aquella persona que hace dos años tenía un gesto triste y quiso marcharse a jugar a Estados Unidos para estar más cerca de su familia, ahora es feliz aquí. Tanto en el plano familiar como en el profesional, donde valora mucho a sus compañeros y es muy valorado por estos.

Asimismo, le hace ilusión volver a jugar en Europa con la Real Sociedad. Guarda buenos recuerdos de su participación en la Champions en la 13/14 y ahora quiere reeditar esos momentos el próximo curso. En esa competición se vio su mejor gol como blanquiazul en el partido de vuelta de la eliminatoria previa ante el Olympique de Lyon.

Para hacerlo todo depende de las ofertas que lleguen a Anoeta por él este verano y de su decisión, ya que al final es Carlos Vela el que tiene la última palabra. Y su idea es seguir en la Real Socieadd. Aunque ya sabemos las vueltas que da el fútbol...

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate