Diario Vasco

La Diputación no ha recibido notificación sobre una supuesta querella presentada por Badiola

  • María Eugenia Arrizabalaga, portavoz del PNV, ha concretado que la denuncia se refiere a la condonación de la multa, "no de la deuda"

El diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad y portavoz foral, Imanol Lasa, ha defendido que la Diputación de Gipuzkoa actúa con "prudencia, rigurosidad y responsabilidad" al no valorar la querella contra el actual diputado general, Markel Olano (PNV), y otros cuatro cargos que formaban parte de su Gobierno foral en 2009, que apreciaría indicios de un presunto delito de falsedades y prevaricación por la supuesta condonación de una deuda a la Real Sociedad porque, según ha insistido, no han recibido notificación oficial de la supuesta denuncia. Lasa ha comparecido este miércoles en las Juntas Generales, en lugar del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, para dar explicaciones, a petición del grupo juntero de EH Bildu, sobre la citada denuncia interpuesta por el expresidente del club de fútbol donostiarra, Iñaki Badiola.

Quién ha aportado más información ha sido la portavoz del PNV, María Eugenia Arrizabalaga, que se ha referido en concreto a la condonación de la multa -"no de la deuda"- de 6,4 millones a la Real, una práctica que encajaba con la normativa vigente concebida para ayudar a empresas en graves dificultades, según ha argumentado. Según Arrizabalaga, si en aquel momento no se hubiera actuado de aquella manera la Hacienda de Gipuzkoa no estaría hoy cobrando las deudas tributarias de la Real, ni habría ingresado el 21% del IVA de los importantes traspasos de jugadores que el club ha cerrado en los últimos años.

El Juzgado de Instrucción número 5 de San Sebastián admitió a trámite el pasado mes de marzo una querella presentada por Badiola contra Markel Olano y otros cuatro cargos que formaban parte de su Gobierno foral en 2009 en relación a la supuesta condonación de una deuda a la Real Sociedad. En su intervención, el portavoz foral ha excusado la ausencia del diputado general, argumentando que los servicios jurídicos son responsabilidad de su Departamento y que es él quien comparece para dar explicaciones en asuntos de esta naturaleza.

Imanol Lasa ha insistido en que la Diputación no ha recibido notificación oficial alguna de los juzgados sobre este asunto, por lo que, hasta no recibirla, la institución foral no hará ninguna valoración. A su juicio, esto es "actuar con responsabilidad, rigurosidad, seriedad y prudencia". Asimismo, ha asegurado que, en cuanto dispongan de esa información "con plena transparencia", ofrecerán las explicaciones oportunas. "No podemos meternos en el terreno de las habladurías porque hay acusaciones muy graves y falsas", ha subrayado.

«Solo buscan sembrar cizaña»

Tras considerar que "hay personas que se mueven con mala fe y con ganas de ensuciar el nombre de la institución", Lasa ha remarcado que no darán "publicidad gratis" a este tipo de acusaciones que "solo buscan sembrar cizaña". Además, ha asegurado que, cuando tengan una notificación de los juzgados, la Diputación "aclarará todo lo que tenga que aclarar". "Si hay un mínimo indicio de delito o de irregularidad, actuaremos de forma contundente", ha enfatizado.

El diputado de Gobernanza ha recordado que la ley impide hacer públicos expedientes de Hacienda "de personas y de entes", y ha reiterado que todas las decisiones que adoptó la Diputación de Gipuzkoa "fueron legales" y tuvieron informes favorables tanto de la propia Hacienda foral como de los servicios jurídicos, al tiempo que ha remarcado el "objetivo prioritario" de lucha contra el fraude fiscal que tiene la institución foral con medidas como la lista pública de defraudadores o la contratación de más técnicos.

Por su parte, el portavoz de EH Bildu, Xabier Olano, ha criticado que el diputado general no haya comparecido en la comisión porque, según ha recordado, "está acusado de delitos muy graves y debe explicaciones a la ciudadanía". "En política hay que dar la cara, actuar con responsabilidad y ser claro, y el diputado general no puede esconder la cabeza bajo tierra como el avestruz", ha señalado. De este modo, ha insistido en que "un representante público no puede esconderse ante un presunto caso de corrupción". "No podemos admitir esta opacidad, que se rehuyan las responsabilidades", ha añadido.

El portavoz de Podemos, Juantxo Iturria, por su lado, también ha criticado la ausencia de Markel Olano en la comisión, algo que también ha considerado "irrespetuoso", y ha calificado de "absurda" la "excusa" de no haber recibido notificación oficial para no dar explicaciones sobre este asunto. Asimismo, ha pedido que se "intente mantener la credibilidad en la Hacienda guipuzcoana" ya que, con cuestiones como esta demanda o los denominados 'papeles de Panamá', "puede hacer sospechar que no ha sido tan riguroso como debería".

El portavoz del PSE-EE, Eneko Andueza, se ha sumado a los argumentos del portavoz foral y ha abogado por la "prudencia, por no alimentar especulaciones" ni hablar "de hechos antes de lo debido" así como por "dejar trabajar a la justicia".

Finalmente, el portavoz del PP, Juan Carlos Cano, ha defendido que "si se materializa la citación, de la que el diputado general dice no tener noticia, habrá que activar la Comisión de ética institucional del sector público foral de Territorio Histórico de Gipuzkoa que este Gobierno ha creado". A este respecto, ha reclamado transparencia porque "la Real Sociedad no es sólo un club, sino una empresa en la que la inversión pública, que nosotros siempre hemos apoyado, revierte sobre los guipuzcoanos multiplicada por mucho, también debemos destacar el papel de otra institución de prestigio como es la Hacienda Foral de Gipuzkoa y la lucha contra el fraude fiscal apoyada por todas las formaciones del Territorio".

Olano acusa a Badiola de atacar a la Real

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, en declaraciones previas a Radio Euskadi, ha asegurado que la situación fiscal de la Real Sociedad está "regularizada" y ha acusado al expresidente del club Iñaki Badiola de "atacar" a la entidad para ocultar su "nefasta gestión".

Olano ha insistido en que no ha recibido ninguna notificación de la querella presentada contra él, que fue admitida a trámite, aunque la juez impuso al querellante, Iñaki Badiola, una fianza de 80.000 euros.

Tanto las prácticas de pago a jugadores en paraísos fiscales como la condonación de la sanción impuesta por las irregularidades cometidas por la Real corresponden, ha dicho Olano, a "un momento negro" del club, en el que Badiola "atacó gravemente" a la Real hasta llevarla a "una situación absolutamente insostenible".

Ha aludido al proceso concursal que vivió la Real Sociedad en aquel momento, cuando militaba en segunda división, y ha indicado que "entre todos, se superó" aquella situación. "Se hizo un punto y aparte y lo que tenemos que hacer es mirar al futuro", ha indicado.

"Se hizo absolutamente de un modo legal y atendiendo a los intereses de la ciudadanía, del territorio. La deuda pendiente con la Diputación es muy grande y toda esa regularización va a significar unos ingresos muy importantes para el territorio", ha indicado.