Diario Vasco

REAL SOCIEDAD

Los fichajes invernales de la Real Sociedad

Miguel 'Cheíto' Ramírez fue el primer jugador que la Real Sociedad fichó en un mercado invernal.
Miguel 'Cheíto' Ramírez fue el primer jugador que la Real Sociedad fichó en un mercado invernal. / MICHELENA
  • Desde la temporada 1995/96 la Real Sociedad ha incorporado a 28 jugadores durante el mercado de invierno con un gasto de 50,28 millones euros

La apertura del mercado de fichajes de invierno está a la vuelta de la esquina y en las diferentes direcciones deportivas de los equipos de la Liga BBVA y Adelante se trabaja para aprovechar la oportunidad que el reglamento les permite a la hora de contratar a nuevos jugadores durante el mes de enero. En algunos casos, los fichajes se harán con el objetivo de modificar y mejorar la trayectoria de aquellos equipos que se marcaron unos objetivos a principio de temporada y que casi a la mitad del campeonato se encuentran lejos de conseguirlos. En otros, los clubes aprovecharán las opciones interesantes que ofrece el mercado para potenciar y reforzar sus plantillas, como hizo la Real Sociedad la temporada pasada cuando fichó a Sergio Canales del Valencia.

El club blanquiazul acudió por primera vez al mercado invernal en la temporada 1995/96, cuando fichó al defensa chileno Miguel 'Cheíto' Ramírez por 50 millones de pesetas (300.000 euros). Desde entonces, ha hecho uso de esta opción en 12 de las 19 campañas que ha habido hasta la fecha, por lo que ha descartado fichar en enero sólo en siete (1996/97, 1998/99, 2002/03, 2003/04, 2010/11, 2011/12 y 2012/13).

En total, la Real Sociedad ha incorporado a 28 jugadores -19 extranjeros- durante el mercado de fichajes de invierno y el montante de sus traspasos o cesiones ha ascendido a 50,28 millones de euros, lo que supone que se ha gastado 2,64 millones y cada jugador ha costado 1,79 de media.

La mayor inversión se llevó a cabo en enero de 2002, cuando la Real Sociedad gastó 17,4 millones de euros para contratar a Darko Kovacevic (6), Sander Westerveld (6) y Nihat Kahveci (5,4). Durante mucho tiempo supuso la inversión más importante de la historia del club txuri urdin hasta que el club guipuzcoano gastó el pasado verano 19 millones en euros: 11 al Arsenal para hacerse con el 50% del pase del jugador mexicano que conservaba el club inglés y 8 al Herenveen por el traspaso de Alfred Finnbogason.

En la campaña 1999/2000 Bernd Krauss era el entrenador de la Real Sociedad y solicitó el fichaje del internacional croata Igor Cvitanovic, que nunca llegó a cuajar. El club txuri urdin abonó por él 3,3 millones de euros. Un año más tarde, y con Javier Clemente en el banquillo de Anoeta, fueron tres los jugadores que llegaron en el mercado invernal: Dimitri Khokhlov llegó del PSV Eindhoven y costó 4,8 millones de euros; Jankauskas, lo hizo desde el Brujas (2,4) y Sergio Corino, del Espanyol (2,1).

Un año más tarde, la Real Sociedad contrató a dos defensas y un delantero. Para reforzar la zaga llegaron dos centrales brasileños: Julio César (0,5) y Luiz Alberto ( 4,2). Georgi Demetradze fue el elegido para apuntalar la delantera y el club blanquiazul abonó 4,8 millones de euros al Dinamo de Kiev para hacerse con sus servicios. Demetradze resultó ser uno de los mayores fiascos de la historia de los fichajes de la Real Sociedad. Sólo jugó catorce partidos oficiales y marcó un gol.

Tres grandes aciertos

En la temporada 2001/02 y con J. B. Toshack como entrenador, la Real contrató a tres jugadores claves para salvar al equipo del descenso y que serían puntales del equipo que una campaña más tarde lograría el subcampeonato de Liga. Tras su periplo italiano en la Juventus y la Lazio, Darko Kovacevic volvió a Donostia para seguir escribiendo con letras mayúsculas su historia en la Real. Es el extranjero que más partidos ha defendido la camiseta del club (256). Sander Westerweld llegó del Liverpool para ocupar la portería, y un desconocido para la gran mayoría Nihat Kahveci hizo lo propio desde el Besiktas.

Transcurrieron dos inviernos sin fichajes y no fue hasta el de la campaña 2004/05 cuando la Real afrontó una nueva contratación en enero. A cambio de 250.000 euros y en modo de cesión llegó del Glasgow Rangers el pivote serbio Dragan Mladenovic, que pasó totalmente desapercibido.

En el mercado invernal de la temporada 2005/06 llegaron cuatro jugadores a a una Real Sociedad que coqueteaba con el descenso. Los goles del danés Morten Skoubo (2,5) y del chileno Mark González (cedido gratis del Liverpool) fueron claves para salvar la categoría. En aquella ocasión, la Real también fichó al esloveno Dalibor Stevanovic (1 millón) y al colombiano John Viafara, pero nunca llegaron a dar resultado.

En la fatídica temporada del descenso (2006/07), la Real Sociedad acudió al mercado invernal para tratar de rectificar la catastrófica planificación deportiva y económica que le había puesto a las puertas de la Segunda División. Savio (500.000), Víctor López (1,03), Germán Herrera (0,15) y Jesuli fueron los elegidos. De los cuatro, el brasileño Savio fue el único que dio un rendimiento notable. Disputó 19 partidos y marcó cinco goles para una Real Sociedad que mantuvo opciones de permanencia hasta la última jornada.

Mercado de invierno en Segunda

La primera temporada en Segunda División fue en la que el club realizó más fichajes en el mercado invernal. Llegaron en calidad de cedidos Víctor, Nacho, Mérida y Martí, y se fichó al joven lateral Morgado (0,85), que nunca llegó a debutar con el primer equipo. El mallorquín Martí fue el único que dio un buen rendimiento, pero su coste (300.000 la cesión y un millón de euros de sueldo por adelantado por media temporada) resultó extravagante y más para un club que estaba en Segunda y que pasaba por una situación económica delicadísima.

En los dos siguientes mercados invernales y con la Real aún en Segunda, el club logró dos fichajes por los que no tuvo que pagar. En la 2008/09, Sebastián Abreu recaló en Donostia procedente del River Plate; y en la 2009/10, Frank Songo'o hizo lo propio desde Zaragoza.

Tras el retorno a Primera División, la Real Sociedad no realizó fichajes en los mercados invernales de las temporadas 2010/11, 2011/12 y 2012/13. La pasada campaña, el club que preside Jokin Aperribay abonó al Valencia 3,5 millones de euros por Sergio Canales, cifra que puede aumentar en un millón más en cláusulas variables. Además, el club levantino se guardó un 30% de un futuro traspaso de Canales.