Real Sociedad
Actualidad
REAL SOCIEDAD 5 - BETIS 1
Despachó con una manita al Betis en un gran partido de Agirretxe y enlaza seis victorias en ocho partidos once años después
16 de diciembre de 2013
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MIGUEL GONZÁLEZ | Esta Real está desatada en la Liga. Sin hacer ruido se ha colocado entre los mejores después de firmar una racha histórica de seis victorias en ocho partidos once años después. Puede que a este equipo no se le estén reconociendo todos sus méritos, porque no resulta nada fácil golear en el campeonato doméstico después de jugar en Europa y con ésta ya es la segunda vez que lo hace -la anterior fue contra el Almería-, cuando no hace mucho tiempo hablábamos de un conjunto débil en las semanas de tres partidos. Quizás se esté viendo sin que nos demos cuenta el poso que deja participar en un torneo tan exigente como la Champions, que permite adquirir un nivel competitivo tal como para vencer en Liga sin hacer tampoco una faena redonda.

Porque el Betis fue mejor que la Real durante la media hora final de la primera mitad, pero cuando se disponen de tantos y variados recursos como de los que hacen gala los blanquiazules, en cualquier acción puede saltar la banca. Ayer fue un córner el que permitió despachar al correoso conjunto bético y afrontar con las pilas cargadas los dos partidos antes de navidades, el copero del miércoles ante el Algeciras y el liguero del sábado en Granada.

Sin sorpresas en el once. Una vez aparcada la competición europea Arrasate dispuso del mejor once disponible para enfrentarse al Betis, en el que sólo había dos novedades: la presencia de Iñigo por Mikel en la defensa y la de Prieto por Elustondo en el centro del campo. El resto, los mismos que formaron el martes contra el Bayer Leverkusen.

Aunque el duelo frente a los alemanes fue el que más exigió en el plano físico de los ocho de Champions, tanto en kilómetros recorridos como en intensidad de los esfuerzos, los cinco días que había de recuperación permitieron que el técnico pudiera reeditar prácticamente el mismo equipo. De los más habituales sólo faltaban Mikel, De la Bella y Zurutuza, por lesión. En la delantera jugaba el tridente titular, con Vela y Griezmann en las esquinas y un Agirretxe que volvió por sus fueros como punta de lanza. En el Betis sólo Amaya, Nacho y Reyes repitieron respeto al partido europeo del jueves ante el Rijeka.

Agirretxe acaba con su sequía. El comienzo del choque fue prometedor para los intereses realistas. No tardó mucho Vela en poner a prueba a Andersen con un duro disparo a pierna cambiada tras acertada diagonal de José Ángel. Fue el anticipo del primer tanto de la tarde, que comenzó tras un buen robo de Markel en la medular y posterior servicio a Pardo cumpliendo esa máxima que dice que 'a recuperación le sigue pase fácil'. Pardo condujo y ganó metros para dividir la asistencia ante la inseguridad defensiva bética. Cuando los contrarios se esperaban una apertura a la banda hacia Griezmann el riojano sorprendió con un preciso servicio interior para el desmarque de Agirretxe, que resolvió de brillante cuchara con la zurda. El usurbildarra, que ha sido el delantero que más remates ha necesitado de la Liga para hacer su primer gol, respiró aliviado. A pesar de su sequía, nunca ha perdido la confianza como demostró con la forma en la que definió, impropia de un jugador reñido con el gol.

El Betis domina por dentro e iguala. El gol, lejos de espolear a la Real, la empeoró y la dejó a merced de un Betis que fue creciendo con el paso de los minutos. Principalmente porque hizo superioridad en zonas interiores al trío centrocampista blanquiazul formado por Markel, Pardo y Prieto. Estos dos trataron de ir a buscar a Nono y Reyes arriba, pero a sus espaldas se les coló Verdú, de falso interior zurdo, y Jorge Molina, que frecuentó las caídas a la zona de enganche. Dado que la Real tenía la defensa más retrasada que de costumbre, se generaron unos espacios que Markel no pudo tapar y desde los que el Betis empezó a carburar. También contribuyó a esa mejoría que Garrido cambió a Vadillo de banda, para que encarase a Carlos Martínez por dentro, y a los centrales, ya que Vela estaba pudiendo con Amaya y le colocó más cerca a Paulao. Además, los realistas tampoco andaban rápidos en las transiciones defensivas, lo que agravó la situación.

El gol del empate verdiblanco es un buen ejemplo. Griezmann perdió un balón en zona de finalización que fue aprovechado por Nono para lanzar a Vadillo por la izquierda. El rápido extremo, a pierna cambiada, se atrajo a Carlos Martínez que reculó a la espera de la ayuda de Markel. Pero metió el pase en profundidad a Molina que aprovechó para colarse entre Ansotegi e Iñigo y batir a Bravo. Una pelota que estaba a 80 metros había acabado en la portería blanquiazul. Poco después Molina estrelló un balón en el poste también desde el perfil izquierdo.

Qué importante es la estrategia. El partido se había puesto cuesta arriba pero entonces la Real echó mano de la estrategia. Antes del descanso Agirretxe, quién si no, estuvo a punto de marcar de cabeza en un córner de Pardo. En la reanudación, los de Arrasate volvieron a avisar en otro lanzamiento de esquina tras desvío previo de Andersen a remate de Agirretxe. Colgó Griezmann, Prieto prolongó en el primer palo y Vela casi marca en el segundo. El balón se fue a córner y ahí sí emergió la figura de Ansotegi para desatascar de un brillante cabezazo un encuentro complicado. Pardo, cómo no, fue el lanzador. Como sucediera ante el Almería y Osasuna, la estrategia había decidido. No es de extrañar que la Real sea, con ocho tantos, el que más ha marcado de cabeza del campeonato.

Sentencia la conexión Vela-Griezmann. El Betis se había repuesto del primer golpe, pero no pudo superar el segundo. Sobre todo porque Vela y Griezmann se asociaron para finiquitar la contienda con el tercero en una brillante jugada en la que también participó Agirretxe. Aunque Molina respondió con un disparo al larguero, el de Usurbil firmó su doblete con la zurda en el cuarto tras la tercera asistencia del día de Pardo.

Quedaban veinte minutos para el disfrute de Anoeta, que hizo la ola, y la reivindicación de jugadores como José Ángel o Xabi Prieto, que quisieron firmar la manita con una brillante combinación. La entrada de Seferovic y Chory añadió más ganas en los últimos metros para mantener el agobio sobre un Betis que para entonces ya había enterrado el hacha de guerra.

Ficha Técnica:

Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Iñigo, Ansotegi, José Ángel; Bergara, Rubén Pardo (Elustondo, min. 75), Xabi Prieto; Vela, Agirretxe (Seferovic, min, 71), Griezmann (Chory Castro, min. 78).

Betis: Andersen; Chica, Paulao, Amaya, Nono (Juanfran, min, 60), Reyes, Nacho, Vadillo (Salva, min. 71), Verdú (Matilla, min. 71), Molina. Rubén Castro.

Árbitro: Aiza Gámez,. (Valencia). Tarjetas amarillas a Iñigo Martínez, Ansotegi, Xabi Prieto, Griezmann, Amaya, Molina.

Goles: 1-0, min. 5: Agirretxe. 1-1, min. 19: Molina. 2-1, min. 55: Ansotegi. 3-1, min. 61 Griezmann. 4-1, min. 65: Agirretxe. 5.1, min. 84: Xabi Prieto.

Incidencias: Encuentro disputado en el estadio de Anoeta ante 24.000 espectadores

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

FACEBOOK

HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

Vocento