Real Sociedad
Actualidad
REAL SOCIEDAD
El equipo txuri urdin se mete en la máxima competición europea al ganar al Deportivo y perder el Valencia. Los de Montanier ponen el broche de oro a una temporada de ensueño
1 de June de 2013 - 23:27
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Prieto y Griezmann celebran el gol de la victoria en A Coruña. / J. M. López
AXEL GUERRA. Los sueños son para los que los persiguen y luchan por ellos. Y la Real Sociedad ha logrado que el suyo se haga realidad tras completar una temporada histórica en la que ha ido menos a más y ha acabado realizando el mejor juego del campeonato. La Real Sociedad finaliza cuarta en la Liga y el 9 de agosto estará en el bombo del sorteo de la previa de la Champions. Un premio y un reconocimiento para un club que tres temporadas después de volver a Primera División recoge el premio a su apuesta por la cantera y por un equipo joven con tres o cuatro refuerzos de calidad.

La Real ha llegado a la última jornada con las cuentas claras. Necesitaba ganar en A Coruña ante un Deportivo que se jugaba el descenso y que el Valencia no ganara en Sevilla. Philippe Montanier ha dispuesto en el campo el once de gala de esta temporada, el que entrará en los anales de la historia del club y que los grandes aficionados al fútbol -no sólo los txuri urdines- recitan de memoria, gracias a las tardes de gran juego que ha ofrecido a lo largo de la temporada 2012 - 2013: Bravo, Carlos Martínez, Mikel González, Iñigo Martínez, De la Bella, Markel, Illarramendi, Xabi Prieto, Griezmann, Vela y Agirretxe. Y un detalle para los supersticiosos, la Real ha vestido de naranja, con los mismos colores con los que ganó en Málaga (1-2) -muchos apuntan a este partido como el inicio del despegue de este equipo- Valencia (2-5) o Zaragoza (1-2).

Riazor ha preparado una auténtica encerrona a la Real. Con todas las entradas agotadas desde principio de temporada, el ambiente del estadio recordaba al de las grandes tardes cuando precisamente era el equipo gallego el que jugaba la Liga de Campeones. La afición gallega quería ser el jugador número 12 de su equipo. Con lo que no contaban era con la presencia de mil seguidores txuri urdines, que una vez más vuelto a dar una muestra de fidelidad y amor a los colores.Durante toda la jornada han acompañado a su equipo en la sesión de activación y durante el paseo que han dado por A Coruña. Además, han llenado de cánticos y color la ciudad. Son la verdadera fuerza, el verdadero motor de este club. Ya lo decía Markel entre semana: «Cuando jugamos fuera animan incluso más que en Anoeta. Son fundamentales».

Griezmann, un gol para la historia

El partido ha comenzado con el guión previsto. El Deportivo ha tratado de llevar el peso y el ritmo del encuentro y la Real se ha sentido cómoda a la contra. De Sevilla pronto han llegado noticias de que el Valencia se había adelantado en el marcador. La Champions se ponía un poco más difícil. Pero si en algo ha mejorado este equipo respecto a campañas anteriores es en la confianza, en la capacidad de reacción para crecerse ante las adversidades. Los retos no le asustan y esta vez no iba a ser menos.

A medida que el encuentro avanzaba las contras de la Real cada vez eran más peligrosas. En una de ellas, Vela ha conectado con Agirretxe dentro del área deportivista, tras un caracoleo, el remate del usurbildarra lo ha sacado Aranzubia, pero su rechace ha llegado hasta las botas de Griezmann que sólo ha tenido que empujar el balón al fondo de la red. La Real ya estaba por delante en el marcador y sólo necesitaba que el Sevilla empatase o ganase al Valencia. Y dicho y hecho, antes del descanso dos goles de Negredo han puesto por delante a los hispalenses. Al descanso, el conjunto txuri urdin ganaba por un gol y ocupaba puestos de Champions League. Quizá un botín pequeño para una Real que podía haber sentenciado si hubiera aprovechado alguna de las claras ocasiones de las que ha disfrutado ante un Deportivo que había buscado el empate más con ganas que con juego y cabeza.

La historia de la segunda parte fue completamente diferente. Sin sufrimiento no hay gloria y casi todas las grandes citas y triunfos que ha cosechado la Real han estado ligadas a finales de infarto. Y esta vez no ha sido diferente. El Deportivo ha puesto más carne en el asador y a la Real no le ha quedado más remedio que enfundarse el traje de faena, ponerse a achicar balones y defender cuerpo a cuerpo la victoria y el puesto en Champions. La fórmula que menos se ajusta a sus características, pero era el último reto a superar esta temporada y el equipo no estaba dispuesto a dejarlo escapar.

Los minutos finales han sido una auténtica agonía, especialmente a partir del 83 cuando Markel ha visto la segunda tarjeta amarilla y la Real se ha quedado con diez jugadores. El Deportivo lo ha intentado de todas las maneras posibles, pero no encontraba el camino del gol. Las fuerzas flaqueaban en unos y otros y la Real se defendía como gato panza arriba. La Champions era suya y no se le iba a escapar.

El sueño ya es realidad y la Real ha firmado la mejor campaña desde que en la 2002-2003 consiguiese el subcampeonato. La Champions le espera y en la previa de finales de agosto le espera uno de estos cinco rivales: el Arsenal, el Schalke 04, el Milan, el Olympique de Lyon o el Zenit de San Petesburgo. Pero ya habrá tiempo de preocuparse de esto más adelante. Ahora es tiempo de fiesta y celebración en toda Gipuzkoa y entre todos los seguidores txuri urdines repartidos por el mundo.
TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

FACEBOOK

HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

Vocento