Real Sociedad
Actualidad
REAL SOCIEDAD
Ubarretxena le regaló una camiseta del modelo de esta temporada con su clásico número
19 de julio de 2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Amigos. Ubarretxena entrega la camiseta con el 11 a Aranburu, que recibió un ramo de flores antes del partido. :: JOSÉ MARI LÓPEZ
MIGUEL GONZÁLEZ | AZPEITIA..-

Mikel Aranburu recibió un baño de multitudes en Garmendipe, el campo que le vio nacer como futbolista y desde el que dio el salto a Zubieta en edad infantil. El azpeitiarra fue el centro de atención de los seguidores blanquiazules, tanto de los más pequeños como de otros más creciditos, que aprovecharon la ocasión para fotografiarse con él y cazarle algún que otro autógrafo.

Una hora antes del inicio de la contienda, y cuando aún el acceso a los aficionados no se había abierto, pudimos verle en el banquillo sentado junto a los que hasta el pasado 12 de mayo fueron sus compañeros. Aquel dicho de Xabi Prieto, cuando comentó que no nos vamos a acostumbrar a estar sin él, pareció cobrar sentido por momento, ya que la escena invitaba a la nostalgia. Lo único que le delataba es que no llevaba la ropa deportiva de la Real. Sentado junto a Mikel González, Elustondo, Agirretxe, Zurutuza, Sarpong, Ansotegi, Prieto y compañía departió con normalidad. Una calma que se rompió en cuanto los chavales hicieron acto de presencia en el campo y reclamaron su presencia. Fue, junto al nuevo fichaje, Chory Castro, la estrella en el previo y el postpartido.

Con los jugadores ya en el césped, llegó el momento más emotivo. Una de sus primas, Maite Eizagirre, le bailó un aurresku de honor y posteriormente, sus también primas Ane y Nerea Eizagirre le hicieron entrega de un ramo de flores. Garmendipe entero irrumpió en aplausos de agradecimiento a un futbolista que ha sido bandera de Azpeitia durante más de una década en Primera División.

También estuvieron en ese instante mágico sus clubes de toda la vida, representados por el presidente del Lagun Onak, Mikel Izurieta, y el vicepresidente de la Real, Mikel Ubarretxena, quien le entregó la camiseta de este año con el dorsal número 11 que hubiera vestido en caso de haber continuado sobre el césped. Obsequios también recibió por parte del presidente de la Federación Guipuzcoana, Juan Luis Larrea, y del Eibar, Álex Aranzabal. Un homenaje emotivo y sencillo, fiel reflejo de la personalidad del gran capitán de la Real Sociedad.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

FACEBOOK

HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

Vocento