Real Sociedad
Actualidad
REAL SOCIEDAD
Philippe Montanier firma por dos temporadas con la Real, que incorpora al técnico que encabezaba su lista de preferencias y deberá abonar medio millón de euros al Valenciennes
5 de junio de 2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Montanier llega con aire nuevo
Cambio de aires. Philippe Montanier, dando órdenes en un partido con el Valenciennes. :: REUTERS
IÑAKI IZQUIERDO | SAN SEBASTIÁN..-

Philippe Montanier es el entrenador que afrontará el reto de conseguir que la Real suba un peldaño más en el escalafón de la Liga después de la exitosa campaña del regreso a Primera. El técnico normando y la Real lograron ayer un acuerdo con su anterior equipo, el Valenciennes de la primera división francesa, para conseguir la carta de libertad a cambio de medio millón de euros. El entrenador galo firmará ahora un contrato de dos temporadas con la entidad de Anoeta. Montanier llegará con su segundo, Michel Troin.

Después de varios días de tensas negociaciones, el Valenciennes y la Real alcanzaron un acuerdo a las 8.30 horas de ayer. El presidente del conjunto del norte de Francia, Francis Decourrière, telefoneaba a su homólogo realista, Jokin Aperribay, y le comunicaba que aceptaba la última propuesta realista de la noche del viernes para hacerse con Montanier, el técnico con más futuro del fútbol francés. La confirmación definitiva tras el pertinente intercambio de faxes con las firmas llegó a las ocho de la tarde.

Finalmente el coste de la operación se fijó en el medio millón de euros en que estaba fijado el precio de la carta de libertad del técnico. El dinero lo abonarán la Real y el propio Philippe Montanier, que renuncia a parte de su salario. Lo mismo hace su segundo, que se reduce el sueldo y contribuye para llegar a los 500.000 euros totales. Los dirigentes blanquiazules trataron de rebajar esa cantidad durante la tensa semana que han durado las conversaciones, pero el Valenciennes se ha remitido al contrato en todo momento.

El pago se realizará de una sola vez en un plazo máximo de mes y medio. La Real estudiará su tesorería para decidir el momento más adecuado. El Valenciennes no ha pedido ninguna garantía bancaria.

Para desbloquear la situación ha sido determinante el compromiso mostrado por Montanier y su voluntad de fichar por la Real. Ha realizado un esfuerzo económico que ha sido importante para que el club blanquiazul haya podido acometer la operación en unos términos favorables. El coste de la operación es alto pero la Real estima que las condiciones de pago son asumibles para las arcas del club y las perspectivas de rentabilizar ese dinero invertido son reales.

Las conversaciones las han llevado directamente los dos presidentes vía telefónica, en francés. No ha sido un intercambio cordial, precisamente, pero se ha impuesto el aspecto profesional. También ha intervenido el agente FIFA Alain Migliaccio, representante de Montanier. Es abogado de profesión y ha dado respaldo legal a la Real en todo este tira y afloja, junto a la asesoría en el delicado tema económico que ha asumido el próximo técnico blanquiazul.

Primera opción

La Real ha conseguido hacerse con el entrenador que quería, el primero de su lista de preferencias. El club concede la máxima importancia al establecimiento de un nuevo sistema de trabajo en Zubieta que siente las bases para que el equipo crezca y consiga recuperar un lugar acorde a sus posibilidades dentro de la Liga. En Anoeta se entiende que con la permanencia se cerraba un ciclo exitoso de ascenso y salvación en la siempre crítica primera temporada en la máxima categoría y que, una vez confirmado ese gran triunfo del equipo liderado por Martín Lasarte, es el momento de dar un paso adelante.

Por eso, el club de Anoeta ha preferido pagar por la libertad de Montanier que elegir la otra opción -muy sólida, quizá más popular- que manejaba. Obviamente, para Jokin Aperribay tener que destinar una cantidad de dinero, aunque sea en condiciones favorables y con el compromiso personal del nuevo míster, no es el escenario perfecto, pero el club tenía claro que Montanier era el hombre ideal para dar a la Real el salto de calidad que se persigue. Por eso ha decidido cerrar el trato, pese a la postura del presidente del Valenciennes.

Con Montanier la Real busca un perfil diferente al de Lasarte, un entrenador que dé otro vuelo táctico al equipo una vez que el míster uruguayo consiguiera la hazaña de revertir la desmoralización crónica que atenazaba al equipo y lo haya transformado en un grupo optimista y con ambición. Ahora, la Real -que valora en enorme medida lo conseguido estos dos últimos años- cree que es el momento de dotar al equipo de armas adicionales técnicas y tácticas que se sumen al valioso legado de Lasarte y lleven al club a mayores cotas de éxito.

Philippe Montanier era un hombre feliz en la tarde de ayer. Tras haberse despedido de sus jugadores y comunicado al Valenciennes su decisión de partir, se encontró con la oposición radical de su presidente, que se aferró a la letra del contrato para levantar un muro que parecía insalvable hasta la mañana de ayer. Montanier había llegado a un acuerdo económico y de duración de contrato con la Real y el único escollo era su club de origen. Para desatar el nudo, el técnico normando se ha tenido que mojar.

Pocos minutos antes de las once de la mañana, el Valenciennes anunciaba que permitía la salida de Montanier. El comunicado del club norteño destapaba que el acuerdo era un hecho. Apenas dos horas antes Aperribay y Decourrière, de vacaciones en la Costa Azul, habían llegado a la entente definitiva.

Montanier, que ha vivido unos días complicados, ve cumplido así su deseo de fichar por la Real. Su estilo de fútbol, con gusto por el manejo de balón, le hace tener como referente el juego que se despliega en la Liga y considera que es un reto en su carrera aterrizar en el campeonato y demostrar sus cualidades, muy apreciadas en Francia pero poco conocidas fuera de su país.

En las conversaciones con Montanier, la Real ha expuesto su filosofía de club y su decisión estratégica de progresar dentro de la Liga con un equipo basado en la cantera de Zubieta. Informó al técnico de que tendría que trabajar con la plantilla existente, con contratos renovados en su práctica totalidad, y buscar un progreso en el rendimiento individual de jugadores que, en opinión de los técnicos de la casa, pueden ofrecer más rendimiento que hasta ahora.

Viene sin jugadores

Montanier llega a la Real con su ayudante, pero no traerá a ningún jugador del Valenciennes. De hecho, se puede asegurar que el club de Anoeta no fichará esta temporada a ningún futbolista del equipo francés.

La llegada de Montanier tampoco significa que a partir de ahora la Real vaya a poner en marcha la máquina de hacer fichajes. Más bien, lo predecible es que tanto el club como el nuevo staff técnico se tomen un periodo de reflexión similar al que llevó a la decisión de sustituir al entrenador. Montanier se reunirá con Loren y la directiva para estudiar a fondo las necesidades del equipo antes de hacer ningún movimiento. Pasarán unos cuantos días antes de que haya noticias.

Aún no está cerrada la agenda de Montanier para su llegada a Donostia y firma del contrato. Debe solucionar algún asunto personal en Valenciennes antes de viajar. La presentación no será hoy.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

FACEBOOK

HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

Vocento