Real Sociedad
Actualidad
REAL SOCIEDAD
Desde 2006, diez potrillos han subido al primer equipo por sólo cuatro cachorros
20 de abril de 2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La Real confía más en su cantera
Calidad. Prieto, Zurutuza y Griezmann son tres de los jugadores de más clase de la Real y los tres han salido de Zubieta. :: JOSÉ MARI LÓPEZ
MIGUEL GONZÁLEZ | SAN SEBASTIÁN..-

Que la Real y el Athletic son dos equipos con tradición en el trabajo de cantera nadie lo discute. No hay otro derbi o partido de rivalidad que reúna a tantos jugadores de la misma procedencia geográfica, una de las señas de identidad de estos choques junto con el ambiente de sana rivalidad que se vive en las gradas, tanto de Anoeta como de San Mamés. Estas dos circunstancias no se dan en los Real Madrid-Atlético, en los Barça-Espanyol ni mucho menos en los Sevilla-Betis, por mucha pasión que haya.

Sin embargo, en los últimos años ambos clubes se han desviado en ocasiones de su razón de ser histórica, lo que ha desvirtuado estos duelos de rivalidad. En el lado realista, entre 1997 y 2004 sólo tres jugadores procedentes del Sanse se consolidaron en el primer equipo -Rekarte, Aranburu y Xabi Alonso- reduciéndose la presencia local en el vestuario a menos de la mitad del total de la plantilla. Esa inercia acabó con la Real en Segunda. Justo cuando se ha invertido esa tendencia ha coincidido con el renacer blanquiazul en estas dos últimas temporadas.

Los debates sobre la composición de las plantillas se multiplican en los días previos a un derbi entre los aficionados de uno y otro equipo. Desde el lado rojiblanco se aferran al discurso de que juegan únicamente con jugadores vascos -incluyen a los riojanos David López y Llorente- y que mantienen inalterable su filosofía. La afición realista les responde que vascos sí, pero vizcaínos no, y les recuerda el guipuzcoanismo de la Real. Sea como fuere, todo depende del cristal con el que se mire y cada uno trata de arrimar el ascua a su sardina.

Para comparar hay que tratar de establecer unos puntos de partida objetivables y este reportaje se centra en la aportación que han tenido los filiales, Sanse y Bilbao Athletic, en la composición de ambas plantillas. Para establecer el número de integrantes de cada plantel nos basamos en los datos de las webs de ambos clubes. En la de la Real figuran como tales 24 jugadores, de los que una quincena (el 62% del total) han subido del Sanse: Zubikarai, Toño Ramírez, Carlos Martínez, Estrada, Ansotegi, Mikel González, Labaka, Markel Bergara, Elustondo, Aranburu, Illarramendi, Xabi Prieto, Zurutuza, Agirretxe y Griezmann. Al francés lo metemos en esta lista aunque ascendió directamente del juvenil, como haremos luego en el caso rojiblanco con Aurtenetxe.

De estos quince, un dato importante es que nueve han irrumpido en los cuatro últimos años, aportando aire fresco al equipo y teniendo una participación importante como se refleja en el número de partidos que han disputado en este tiempo la mayoría de ellos: Agirretxe (90), Estrada (89), Carlos Martínez (82), Elustondo (80), Griezmann (73), Markel (66), Zurutuza (60), Zubikarai (25), Illarramendi (4) y Toño (2). Algunos teniendo incluso aportación goleadora, como Agirretxe (19), Griezmann (13), Zurutuza (6), Elustondo (5), Carlos Martínez (2) o Estrada (1). Esta decena de jugadores que no superan los 25 años, junto con los veteranos Aranburu, Labaka, Ansotegi, Xabi Prieto y Mikel González, convierten a los jugadores procedentes del Sanse en la base fundamental, tanto en número como en calidad, de la plantilla txuri urdin. Joseba Llorente también se formó en la cantera y jugó, lógicamente, en el Sanse (marcó 26 goles en 64 partidos), pero fue fichado el pasado verano del Villarreal, por lo que no se incluye en la lista.

Escasa presencia de vizcaínos

En el lado rojiblanco la situación es bien distinta. Atendiendo a los datos de la página digital del Athletic, se comprueba que la primera plantilla está compuesta por 27 jugadores, de los que sólo once (el 40%) han llegado directamente del filial. Esta lista la integran el meta Raúl, que precisamente se estrenará el sábado contra la Real, los defensas Iraola, Ustaritz, Amorebieta, Aurtenetxe y Ekiza, los centrocampistas Gurpegi, Susaeta e Iturraspe, y los delanteros Llorente y Muniain. De estos once, cinco son vizcaínos, tres navarros, dos guipuzcoanos y uno riojano. Sin embargo, los cachorros que han subido en los cuatro últimos años al primer equipo se reducen al cuarteto formado por Iturraspe, Susaeta, Muniain y Ekiza. Un cifra escasa teniendo en cuenta que en este tiempo han desfilado por el Bilbao Athletic hasta 68 futbolistas. Es decir, que han dado el salto sólo el 6%, un dato aterrador al que tratan de buscar solución en Lezama. Más si se compara con los grandes tiempos del filial rojiblanco que se proclamó subcampeón de Segunda División en la campaña 83/84 con aquella generación en la que estaban, entre otros, los hermanos Salinas, Andrinua, Pizo Gómez o Luis Fernando. De ese equipo 16 futbolistas jugaron en Primera División.

Pero lo que ha encendido la alarma en Bilbao, es que en estos cuatro años el Athletic ha tenido que realizar 21 contrataciones en el mercado para completar su plantilla, de los que catorce siguen: Iraizoz (Espanyol), Toquero (Eibar), Koikili e Ibai (Sestao), San José (Liverpool), David López (Osasuna), De Marcos e Igor Martínez (Alavés), Ocio (Sevilla), Balenziaga, Castillo y Díaz de Cerio (Real), Urko Vera (Lemona) y Herrera (Zaragoza), éste último para la próxima temporada.

Entre la afición de San Mamés se ha abierto esta temporada, además, un debate acerca de la escasa presencia de vizcaínos en las alineaciones, que le ha llevado a la insolita situación de formar en varios partidos sin ningún jugador del territorio. Así ocurrió, por ejemplo, en marzo en la Romareda. Caparrós alineó ese día a cinco navarros (Iraizoz, San José, Ekiza, Orbaiz y Javi Martínez), cuatro guipuzcoanos (Iraola, Balenziaga, Susaeta y Gabilondo), un alavés (Toquero) y un riojano (Llorente). Pero es que tampoco hubo ningún vizcaíno entre los que salieron del banquillo: Muniain, Iñigo Pérez (navarros) y Diego López (riojano). Lo cual no deja de extrañar, teniendo en cuenta que la población vizcaína dobla casi a la de Gipuzkoa y Navarra y cuadriplica a la alavesa.

Inversión en cantera

No obstante, y a pesar de todos estos datos, los dos clubes vascos siguen siendo los que apuestan más firmemente por la cantera entre todos los de Primera. Para llegar a esta conclusión nos basamos en el porcentaje del presupuesto que dedican a la promoción de sus equipos inferiores y el fútbol base. El Athletic destina más de 9 millones de euros sobre un total de 59, lo que representa el 16%. Esta cifra se eleva al disponer el club de Ibaigane de más de 150 clubes convenidos y de una potente infraestructura en otros territorios como Navarra, Álava e Iparralde, con escuelas de fútbol y centros de tecnificación.

La Real invierte en la cantera cuatro millones de euros sobre un presupuesto de 35, un 11,5%. La entidad realista no dispone de tantos clubes convenidos como el Athletic y no cuenta con centros de tecnificación fuera de Gipuzkoa, pero mantiene acuerdos puntuales con algunos clubes en Navarra, Álava y La Rioja.

Los siguientes clubes de Primera en esta lista son Villarreal (10%) y Espanyol (9%), dos de las canteras más laureadas en los últimos años. Barcelona y Real Madrid registran las mayores aportaciones a la base en términos absolutos, con 15 y 10 millones, respectivamente, pero en porcentaje sobre el presupuesto quedan muy lejos, con un 3,6% y 2,2%.

La gran diferencia en el trabajo de cantera entre la Real y el Athletic no está en la filosofía, sino en el ámbito de captación de las promesas. Así, los blanquiazules se han vuelto a centrar en Gipuzkoa como territorio casi exclusivo de actuación, mientras que el Athletic extiende su zona de influencia por toda Euskal Herria y La Rioja. Llorente, David López y Ezquerro son mejores exponentes rojiblancos de esta comunidad.

En Zubieta también hay jugadores de fuera de Gipuzkoa, aunque la mayoría fueron captados antes de 2005. En el Sanse, sin ir más lejos, hay dos riojanos (Rubén Pardo y Txomin Barcina), dos alaveses (Arkaitz Pérez y Alberto Morgado), un navarro (Javi Ros), dos franceses (Cadamuro y Nanizayamo) y dos vizcaínos (Mandaluniz e Iñigo Martínez). Y en el juvenil están los riojanos Pablo Hervías, Alejandro Sanz, Michael Santovenia y Fernando Argaiz.

Al final el objetivo de Athletic y Real es el mismo: fabricar jugadores a bajo coste, buenos y que se identifiquen con la camiseta. Y todo ello sin perder la identidad. Casi nada en los tiempos que corren.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

FACEBOOK

HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

Vocento