Real Sociedad
Actualidad
LA CANTERA
Un grupo de jóvenes, la mayoría internacionales en las categorías inferiores, apunta alto. Los nombres de Hervías, Barcina, Pardo, Capilla y compañía nos sonarán dentro de pocos años
16 de junio de 2010
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Zubieta garantiza un futuro prometedor
Cantera de futuro. Los equipos inferiores de la Real siguen sumando éxito, como el Liga Vasca cadete, que se proclamó campeón. :: MICHELENA
MIGUEL GONZÁLEZ.-

La Real es un club en el que sus éxitos, como el de esta temporada, siempre se han asentado en un largo, duro y oscuro trabajo por detrás. La plantilla del ascenso ha sido fabricada en Zubieta, de donde deberán salir también los realistas del mañana. El aficionado puede estar tranquilo, porque hay mimbres y artesanos adecuados para hacer un buen cesto. Voy a tratar de presentarles lo que vendría a ser el once de la Real de dentro de unos años, confeccionado con los futbolistas menores de 20 años que más alto apuntan para un servidor y en el que no se incluyen jugadores que superan esta edad como Albistegi (23), Cadamuro (22), Erdozia (21) u otros que ya son conocidos para el aficionado como Javi Ros o los hermanos Eizmendi.

Asier Capilla, portero: Siendo cadete ha jugado esta temporada en el Juvenil B, con buenas actuaciones. De rápidos reflejos, buen juego con el pie y ágil bajo los palos, es habitual en la selección vasca. Aún falta por saber qué altura alcanzará. Tampoco me olvidaría del meta de Juvenil A Jon Tena, sobrio, de gran envergadura, muy hábil en el juego aéreo y bueno con el pie.

Aitor Aldalur, lateral derecho: Tiene 18 años. Lateral derecho del Juvenil A, tiene las condiciones necesarias para seguir subiendo escalones. Es rápido, agresivo y con vocación ofensiva, no en vano suele jugar también de interior, aunque en esta posición le cuesta desbordar en el uno contra uno y prefiere sorprender llegando desde atrás. No es espectacular pero sí muy completo y efectivo. Joseba Zaldua, un año más joven, también ha progrado mucho en los dos últimos años.

Jon Gaztañaga, central derecho: 19 años. Internacional en las categorías inferiores, es una de las grandes esperanzas, aunque este año en el Sanse no ha sido indiscutible, ya que Cadamuro (3 años mayor que él) ha sido fijo en la derecha y en la izquierda Iñigo Martínez ha actuado bastante por su condición de zurdo. Posee un gran juego con el balón, de hecho ha jugado durante años de mediocentro, y siempre está bien colocado. Está bastante hecho físicamente -ha jugado durante años a pelota- y el año que viene dará que hablar en el Sanse.

Iñigo Martínez, central izquierdo: 19 años. Una de las grandes sorpresas de esta temporada, ya que aunque empezó en la plantilla del Juvenil A ha terminado jugando en el Sanse y haciéndolo con buena nota. Su mérito es aún mayor porque hace dos años sufrió una lesión que estuvo a punto de alejarle de Zubieta. Es zurdo, domina el juego aéreo y juega con tranquilidad y elegancia el balón. Dispone de un buen pase en largo lo que, en situaciones de presión rival, evita la transición por el centro del campo.

Eneko Capilla, lateral izquierdo: Hermano de Asier y el más joven de la lista con 15 años. Comenzó en el cadete B y ha terminado destacando en el A. Es fijo en la selección vasca y ha sido llamado para la española. Es zurdo y lo tiene todo: calidad técnica, visión de juego, carácter y humildad para aprender. Lo único que le falta es hacerse físicamente. Además de ello es muy polivalente, ya que también puede jugar de interior, mediocentro o mediapunta. Con 9 años fue tentado por el Valencia.

Pablo Hervías, interior derecho: Este riojano de 17 años, que ha participado recientemente en el Campeonato de Europa sub 17 con la selección española, al igual que Aitor Castro, es un espectáculo. Aunque jugaba de mediocentro, esta temporada, cuando dio el paso a juveniles, fue ubicado en la banda derecha para protegerle, ya que no destacaba por su envergadura. Pero no hay mal que por bien no venga y se ha salido. Es rápido, bueno en el regate, desborda, juega con las dos piernas (lo mismo busca la línea de fondo que se mete por dentro para intentar disparar con la zurda) y su movilidad le hace difícil de parar. En los últimos partidos le subieron al Juvenil A y su gol al Barakaldo, digno del propio Messi, fue una delicia para los presentes.

Rubén Pardo, mediocentro: Como Hervías también es riojano, aunque en este caso de Rincón de Soto, paisano del rojiblanco Fernando Llorente. Juega de organizador, su cabeza siempre va por delante del resto y destaca por sus cambios de orientación. Aunque es diestro también se defiende con la izquierda. Algunos lo comparan con Xabi Alonso, aunque el carácter de éste es difícil de alcanzar. Jugador espigado, aún debe crecer físicamente. Esta temporada ha sido castigado por las lesiones.

Asier Illarramendi, mediocentro: Mutrikuarra de 20 años, sería el más conocido de todos, porque es habitual en el Sanse, en la selección española y ha sido incluso convocado con el primer equipo. Es un centrocampista bastante completo que, lo mismo actúa como organizador, que más avanzado. Pasa bien, siempre ofrece una salida a sus compañeros y no duda en aprovechar espacios para incorporarse al ataque. Tiene visión de juego y suele acertar en la toma de decisión, es decir, siempre elige la mejor de las opciones. Tiene pocos puntos débiles.

Sergio Barcina, interior izquierdo: Como Hervías y Pardo, es riojano, de Logroño, internacional y se le conoce como Txomin porque así se llama su padre, que también fue futbolista. De la misma edad que Griezmann, siempre ha estado por delante del francés, aunque sus características son diferentes. Barcina tampoco es muy alto pero sí más fuerte, potente y desequilibrante en el uno contra uno. Juega más pegado a la banda, de extremo, y es una garantía también en el golpeo de jugadas a balón parado.

Iker Hernández, delantero: Urnietarra de 16 años, ha superado el medio centenar de goles en Liga Vasca cadete y eso que se perdió varios partidos por lesión. Es habitual en las selecciones vasca y española. Destaca por su calidad técnica en controles y remates, ve bien el fútbol y tácticamente es listo, bien para caer a las bandas y dejar espacios libres a la entrada de segunda línea o sujetar el balón para iniciar el contragolpe. Físicamente es muy fuerte, de hecho fue campeón de Gipuzkoa de natación y fue llamado para la selección de baloncesto.

Iñigo Rodríguez, delantero: Era aquel chaval rubio que en el Torneo alevín de Maspalomas del Canal+ hace 7 años llevó a la Real al subcampeonato con sus goles y al que los comentaristas lo comparaban con Karpin por su físico. Posteriormente el Barça intentó llevarsélo a la Masia, pero recaló en Lezama. En cadetes volvió a la Real y la próxima temporada subirá al Sanse. Juega tanto de delantero como de mediapunta. Fino técnicamente, hace daño con su zancada y tiene gol. Es alto pero aún le falta ganar músculo.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

FACEBOOK

HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

Vocento