Real Sociedad
Actualidad
ascenso a primera división
La Real ha materializado su ascenso a Primera como equipo campeón de la categoría. La fiesta se vive esta noche en toda la geografía guipuzcoana.
13 de junio de 2010
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
DIARIOVASCO.COM y EFE | SAN SEBASTIÁN.-

La afición txuri urdin celebra por todo lo alto el ascenso de la Real Sociedad a Primera División tras la victoria ante el Celta de Vigo. La victoria de esta tarde en Anoeta certifica el regreso de la Real Sociedad al lugar que le corresponde, la Primera.

Anoeta, repleto para la ocasión, ha estallado en una ovación tras el pitido final de Teixeira Vitienes. La travesía por el 'infierno' ha terminado con una cómoda victoria ante el Celta que clasifica a los realistas como campeones de segunda división. Una gran fiesta, con los jugadores como protagonistas, ha servido para celebrar el logro y unir aún más al equipo con sus seguidores.

Los jugadores han sido vitoreados en el campo, donde los gritos de "A Primera, a primera" se han sucedido a lo largo del encuentro, especialmente tras el segundo gol de la Real, que colocó a un milímetro el objetivo del ascenso.

Miles de aficionados celebraban también el ascenso en el exterior de Anoeta, a través de la pantalla gigante instalada para la ocasión. Pero la fiesta se ha vivido en cada rincón de Gipuzkoa, con expresiones más alegres si cabe alrededor de algunas fuentes. Así ha ocurrido en Donostia, en la plaza Pío XII decenas de aficionados se han dado un baño,a pesar de la lluvia y de los 17º reinantes. La ocasión lo merecía.

Tal y como se había difundido por diversos canales de internet, la playa de La Concha también está viviendo las celebraciones ya que muchos aficionados habían prometido bañarse en sus aguas esta noche.

Anoeta, eje de la fiesta

El estadio de Anoeta, con un lleno total, ha sido el escenario de la fiesta, el lugar donde 31.000 aficionados han dado rienda suelta a la felicidad por haber recuperado la categoría que la Real había mantenido durante 40 años ininterrumpidos hasta su bajada "al infierno" hace tres temporadas.

Y es que los seguidores han vivido estas campañas en Segunda como un auténtico castigo, acostumbrados a ver medirse a su equipo con los mejores del fútbol español y conscientes de las dificultades que muchos otros habían tenido anteriormente para salir de la categoría de plata.

Desde que la conclusión del partido ante el Celta, la dicha colectiva se ha vivido tanto en las gradas como en el exterior, donde se han congregado miles de aficionados sin entrada, que han disfrutado de una "batucada" y que en una pantalla gigante han podido ver momentos puntuales del partido y vídeos históricos del equipo.

El espectáculo de los jugadores

La plantilla ha obsequiado al público, de uniforme blanquiazul, con una vuelta al "ruedo", además de tiradas en plancha sobre el césped, a las que se ha sumado también el entrenador, el uruguayo Martín Lasarte, que hoy ha recordado a su padre, guipuzcoano de Andoain.

Pero también ha habido lágrimas entre los jugadores, que tras los primeros minutos de celebración y un breve paso por los vestuarios, han regresado al campo uno a uno ante el éxtasis de la afición, que mañana tendrá la oportunidad de repetir cuando el equipo se acerque en autobús a la plaza de Guipúzcoa para ser recibido por el gobierno de la Diputación y saludar luego desde el palacio foral.

Mikel Aranburu ha abierto los discursos de agradecimiento desde una tarima colocada en el césped, donde Emilio N'Sue se ha arrancado a cantar el himno realista y alguno más le ha imitado después.

Los fuegos de artificio y las serpentinas han puesto fin a la celebración y los jugadores han posado para los fotógrafos en las pistas de atletismo que rodean el estadio antes de despedirse con una vuelta de honor.

Jornada festiva en Donostia

Los seguidores realistas se han dejado ver por las calles desde primera hora de la mañana, ataviados con los colores "txuri urdin" y convencidos de que el ascenso que se resistió la pasada semana se iba a consumar hoy.

La Parte Vieja donostiarra fue congregando a más y más seguidores dispuestos a reunirse para marchar juntos hacia el estadio en una kalejira blanquiazul.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

FACEBOOK

HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

Vocento