Real Sociedad
Actualidad
REAL SOCIEDAD
Prieto, Griezmann y Aranburu fueron los realistas más solicitados por los cazadores de firmas. Más de doscientos niños vitorearon a la Real en la inauguración del nuevo campo
2 de junio de 2010
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
JORGE F. MENDIOLA.-

Los jugadores de la Real Sociedad se dieron ayer un baño de masas durante la inauguración del nuevo campo de hierba artificial del barrio de Puio, en San Sebastián. La plantilla al completo, incluidos los lesionados, estrenaron las modernas instalaciones con un entrenamiento al que asistieron más de 200 niños, en su mayoría escolares de los colegios próximos de Aiete. La grada se pobló de camisetas, banderas y bufandas y los gritos de ánimo no cesaron durante toda la mañana. Fue un pequeño aperitivo de lo que puede ser la gran fiesta del ascenso.

El acto comenzó con el bautizo simbólico del campo por parte del párroco del CD Vasconia, quien en su bendición deseó los mayores éxitos al club local y a la Real Sociedad. Cerró sus palabras al estilo futbolero, pidiendo «más agallas» a los jugadores blanquiazules, que encajaron el sermón con una sonrisa. Hisopo en mano, el religioso saltó al verde para saludar y rociar con agua bendita a todos los miembros del plantel.

Tras un aurresku de honor de trece dantzaris -el profesional y doce chavales vestidos de azul y blanco- y la foto de familia, el equipo completó una suave sesión de trabajo consistente en ejercicios físicos, rondos y partidillos de posesión. Los titulares del pasado sábado se retiraron antes que sus compañeros. Diego Rivas, renqueante desde la semana pasada, se limitó a realizar carrera continua, mientras que Riesgo vio el ensayo desde el banquillo con el brazo izquierdo escayolado.

La expedición de la Real Sociedad estuvo encabezada por los consejeros José Luis Goñi y Nekane Soria. El presidente del Consejo de Administración, Jokin Aperribay, no pudo asistir al evento por encontrarse de viaje. Hubo representantes del Ayuntamiento, de la Diputación y de la Federación Guipuzcoana de Fútbol. Estaban Jon Lasa, concejal de Deportes; el concejal del PNV Xabier Eceizabarrena; Patxi Gabilondo, secretario de la Guipuzcoana y José Luis Fernández, presidente del Vasconia, entre otras autoridades.

Resistente al calor y al hielo

El nuevo campo se ha ejecutado en la vaguada existente entre la calle Lanberri y el camino de Juanistegi, gracias a la financiación del primer plan estatal de inversión local. Con un coste de tres millones de euros, la instalación cuenta con un campo de hierba artificial de última generación -con tratamiento anti rayos UVA resistente al calor y el hielo- de 110 por 62 metros, para la práctica del fútbol y el rugby.

Dispone de un graderío con tres filas de asientos para 120 espectadores. El complejo habilita en la planta baja unos aseos para el público y un bar-cafetería. Bajo el graderío se ubican cuatro vestuarios, una zona de aseo para los deportistas y el ascensor, un elemento que permite bajar al semisótano. La orografía del terreno ha permitido construir una planta subterránea, lo que amplía las posibilidades de la instalación con tres salas más y una zona exterior de juegos infantiles. El conjunto se completa con un pequeño aparcamiento propio para veinticinco coches.

Pasión txuri urdin en el barrio

La presencia de la Real Sociedad causó revuelo desde primera hora de la mañana y alteró temporalmente la tranquilidad que caracteriza a Puio. Vecinos, estudiantes ya adolescentes que se saltaron las clases y gentes del fútbol, como el ex consejero txuri urdin Manuel Malvido, no quisieron perder detalle del acontecimiento. Hubo una pareja que se jugó el tipo y salió por una ventana al tejado del edificio contiguo para ver más de cerca a sus ídolos.

Al término de la sesión, los jóvenes aficionados aguardaron su turno para conseguir un autógrafo de los jugadores. Todos estamparon su firma en cuadernos, fotos promocionales, camisetas y cualquier soporte imaginable. Como siempre, Antoine Griezmann, Xabi Prieto y Mikel Aranburu fueron los más solicitados. Rivas se llevó una ovación cada vez que pasaba por la banda más próxima al graderío. Y Eñaut Zubikarai fue el último en subirse al autocar. Tras atender a los periodistas, se vio atrapado en una nube de pequeños fans que coreaban su nombre. Satisfizo sus peticiones, se fotografió con ellos y ocupó su asiento.

La Real regresó a Zubieta y Puio recuperó poco a poco la normalidad. Los niños volvieron al colegio con ilusiones renovadas porque habían cumplido su sueño de saludar a los héroes del ascenso. Quizás la emoción les impidió dormir por la noche, pero no todos los días se tiene la oportunidad de conocer en persona a los jugadores del primer equipo de Gipuzkoa. Cuando crezcan y echen la vista atrás, recordarán que una vez tocaron al autor del gol que permitió a la Real recuperar su lugar entre los grandes del fútbol.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

FACEBOOK

HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

Vocento