Real Sociedad

La norte se derriba por un lado y crece por otro

Panorámica, ayer, del estado de la grada norte que se ha empezado a derribar, con la nueva cubierta que se está levantando en el córner próximo al Atano III. / FOTOS LOBO ALTUNA

Se simultanean los trabajos de demolición de la tribuna y de construcción de la nueva cubierta | Se quiere cerrar cuanto antes los córners donde se unen las tribunas para proteger de la lluvia a los abonados de esas zonas

A. VICENTE SAN SEBASTIÁN.

La tribuna norte de Anoeta está siendo derribada desde el lunes y a su vez está siendo levantada. Los dos trabajos se están haciendo de forma simultánea. Mientras en la zona central la maquinaría pesada sigue mordisqueando el anillo inferior y la cubierta, en los dos córners, en el más próximo al Atano III y el más próximo al restaurante Xanti, se trabaja a contrarreloj para levantar la estructura de cemento que permitirá sujetar parte de la cubierta que protegerá a los abonados que tienen su localidad en esa zona en la que se une lo nuevo con lo viejo, lo remodelado con lo que está todavía por demoler.

La dirección de obra quiere terminar cuanto antes esta cubierta porque hoy los abonados que están en esa zona están desprotegidos. Si llueve, se mojarán, al menos en los dos o tres próximos partidos. Luego ya no tendrán ese problema, siempre que se cumplan los plazos.

Minimizar los efectos de la lluvia y el viento que se cuela por esa zona en obras es la mayor preocupación que tienen quienes están participando en la remodelación de Anoeta. Derribar la grada norte y dejar el estadio abierto a la avenida de Madrid es el principal handicap al que se tiene que enfrentar la remodelación del estadio. Es por lo que se quiere levantar la estructura de la nueva cubierta cuanto antes, a poder ser antes de que acabe diciembre.

Hasta ese momento, la imagen de Anoeta va a cambiar para el abonado de la Real Sociedad porque va a ver cómo se juegan los partidos con una lona detrás de la portería, nada a su espalda, y sí en el cielo porque la estructura metálica que está colocada se va a mantener en esa posición durante todo el proceso de derribo y posterior construcción de la tribuna norte.

La previsión es que la nueva tribuna norte esté acabada en junio-julio para que en agosto los abonados puedan iniciar la Liga 2019/20 en sus nuevos asientos. Anoeta tendrá entonces 39.500 asientos. Para rematar, al margen del proyecto inicial, se remodelarán el próximo verano los vestuarios de los jugadores y zonas internas y se habilitarán nuevos baños y zonas de restauración en las tribunas principales altas.

A la remodelación le quedará la cuarta fase de la obra, que abarca la construcción del zócalo y urbanización de la tribuna principal con la que se acabaría la remodelación en noviembre de 2019. El nuevo Anoeta será una realidad.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos