Barrenetxea trata de controlar un balón ante la atenta mirada de Balliu. / alterphotos/acero

El seguimiento a Barrenetxea

Como un niño con zapatos nuevos

El donostiarra parte como titular, marca 511 días después y completa un gran partido que le sirve para volver a sonreír y ahuyentar los fantasmas del pasado

Iñigo Villamía
IÑIGO VILLAMÍA

La felicidad que sienten todos los aficionados txuri-urdines por el gran juego y buenos resultados que está consiguiendo su equipo es directamente proporcional a la que existe en la Real por la ilusionante reaparición de Ander Barrenetxea, que ayer en Vallecas regresó a la titularidad más de un año después con gol incluido. Un premio merecido

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores