Real Sociedad

Nerea Eizagirre: «Esperábamos más ganar la Copa que semejantes recibimientos»

Nerea Eizagirre: «Esperábamos más ganar la Copa que semejantes recibimientos»

La tolosarra mantiene la sonrisa pese a la lesión que le impide debutar con la selección absoluta y mira al Europeo sub 19

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Nerea Eizagirre (Tolosa, 2000) viajó el lunes a Madrid a su primera llamada del seleccionador, Jorge Vilda, pero el esguince de tobillo que sufrió el sábado en la final de la Copa de la Reina ante el Atlético de Madrid retrasará su debut con la absoluta.

- ¿Cómo está de su lesión?

- Con pena de no poder ir con la selección, pero al viajar a Madrid ya sabía que tenía un esguince. Como el 24 de junio será la convocatoria para el Europeo sub 19, no me vendrá mal el descanso. No esperaba la llamada del seleccionador tan pronto, pero me dijo que si seguía trabajando igual tendría más oportunidades.

- Se lesionó tras una dura entrada.

- No la esperaba. Controlo un balón para pasárselo a Marta (Cardona), y no veo que la jugadora del Atlético viene por detrás. No me da tiempo de saltar o quitar el pie. Sentí el dolor, pero tenía claro que no podía dejar la final mientras pudiera correr. Al final tuve que pedir el cambio, pero al ganar se me pasó el dolor.

- Si llega a tener el pie apoyado...

- ¡Uff! Me habría hecho mucho daño, porque si estando en el aire tengo un esguince...

- Kopako txapeldunak, ¿se lo cree?

- En el avión empezamos a ser conscientes de lo que habíamos logrado, pero aún nos cuesta mentalizarnos porque es algo que no se esperaba.

- Sin embargo, los días previos se las veía convencidas de lograrlo...

- Desde la semana en la que jugamos con el Atlético en el último partido de Liga veníamos preparando la final. Creo que ellas no esperaban nuestro planteamiento y se vieron agobiadas en el campo. Intentamos aprovechar nuestras ocasiones y luego tocó sufrir mucho en defensa.

- Junto a Nahikari y Cardona, las tres de arriba llevaron peligro.

- Sí, el bloque de siete defendió bien, y nosotras intentamos encontrar espacios a la contra. Sabíamos que al Atlético le cuesta más defender y que tendríamos opciones.

«Al ser un equipo joven y en progresión, la próxima campaña queremos dar continuidad a este trabajo»

«El fútbol femenino ha cogido fuerza y creo que las niñas nos toman ya como un referente»

- Tras el pitido final, echó a correr como una loca...

- Era fruto de la alegría y la emoción. Fue un partido de mucha tensión y nervios. Los últimos cinco minutos no pude ni ver el partido, me quedé con la delegada mirando a otro lado. Cuando llegó el final, solo queríamos celebrarlo. Al entrar en el vestuario, Gonzalo nos dijo '¡la que habéis liado!'. Es que poca gente lo esperaba. Los días previos, el aita me comentaba que teníamos opciones, pero en el fondo sé que él pensaba que no íbamos a poder. Y como él, mucha gente.

- ¿Cómo vivió las celebraciones?

- Por todo lo alto. Tuvimos que ir a Zubieta a cambiarnos de ropa porque estábamos con chándal, y nos costó llegar al vestuario porque estaba lleno de gente. Luego, los recibimientos en la Plaza Gipuzkoa y el Ayuntamiento..., fue espectacular. Y lo de Anoeta, increíble. La mayoría de la afición se quedó tras el partido del Real Madrid. Creo que esperábamos más ganar la Copa que semejantes recibimientos.

- ¿Qué puede suponer este título en aras de la igualdad de género?

- El seguimiento que hemos tenido en los medios de comunicación, que la final la televisara Telecinco, ha venido muy bien para difundir nuestro fútbol. Los fines de semana se televisan todos los partidos masculinos, pero los nuestros, solo dos o tres, y a la Real sobre todo ETB. El fútbol femenino ha cogido fuerza y creo que las niñas nos toman ya como un referente.

- El fútbol tiene un potencial que difícilmente alcanzan otros deportes femeninos, incluido el balonmano o el baloncesto.

- Así es... El alcalde nos dijo que hacía poco había recibido a la Real de hockey y al Bera Bera de balonmano. El deporte femenino está deparando grandes momentos. El fútbol está cogiendo mucha fuerza, pero es gracias a la repercusión de los hombres y habría que valorar los demás deportes. Entre nosotras intentamos ayudarnos y vamos a menudo a ver al Bera Bera o al hockey. Si hay que impulsar el fútbol femenino, imagina los demás deportes...

- ¿Por qué entre las mujeres apenas hay entradas duras, ni interrupciones, ni piscinazos, algo habitual en el fútbol masculino?

- (Ríe). Igual cuidamos más ciertos valores. En los últimos años, el fútbol masculino se nos ha ido un poco de las manos. Como dices, hay muchos gestos feos, o celebraciones mediáticas que salen en los medios casi más que el propio gol. Si nosotras marcamos, pensamos más en ganar el partido y celebrarlo con las compañeras que en cómo celebrarlo. Quizá entre nosotras hay un mayor respeto dentro y fuera del campo.

- ¿Corre riesgo todo esto si el fútbol femenino gana músculo?

- Hoy por hoy, nosotras no tenemos la fama de los hombres, pero me gustaría mantener nuestros valores.

- La campaña ha sido sensacional.

- Sí. Al margen de la Copa, queríamos hacerlo bien en la Liga y lo hemos logrado. Somos el equipo más joven, pero ha madurado mucho. Gonzalo nos ha ayudado mucho en eso. Es exigente en los entrenamientos y en los detalles: el peso, la dieta, el descanso... Somos más profesionales y hemos aprendido a darle la vuelta a marcadores adversos sin venirnos abajo, como en la Copa.

- Arconada dijo que ha aprendido mucho de las jugadoras, ¿qué?

- Entre otras cosas, cómo dirigirse a nosotras hasta sentirse cómodo. Por lo que dice, nosotras cogemos los conceptos de lo que él quiere más fácil que los hombres. El fútbol masculino es más intenso y físico, pero los conceptos son similares.

- ¿Qué le pide al próximo curso?

- Dar continuidad a este trabajo. El equipo tiene una buena base y somos jóvenes con progresión. Ojalá se pudiera repetir en la Copa.

- ¿Y que renueve Nahikari?

- ¡Ojalá! Sabe que nos gustaría que siguiera con nosotras. Jugadoras importantes están renovando y Nahikari es nuestra capitana y aporta mucho al equipo. Es algo que ella debe decidir. El fútbol es así. El año pasado se nos fue alguien importante como Claudia Zornoza y llegó Marta Cardona, que nos ha dado mucho.

- La considerábamos mediapunta, pero Gonzalo insiste en situarla en banda. ¿Cómo se siente ahí?

- Es verdad que siempre he jugado en el centro del campo, como interior en la selección, y con Igor (San Miguel), en el Tolosa y Añorga, como mediapunta. Cuando llegó Gonzalo me dijo que le gustaba mi uno contra uno y que jugando en banda podía hacer daño con el último pase o metiéndome hacia dentro. Quizá le gusten jugadoras más defensivas en el centro del campo, como se vio con Chini y Leire Baños en la final. Según adquiera más experiencia, es posible que juegue más por dentro.

- Tiene contrato hasta 2022, ¿no?

- Hasta 2020 con opción a dos más, así que aún tengo para largo.