Real Sociedad

Navas participa por primera vez con el grupo

Navas se impone a Agirretxe en un salto durante el entrenamiento vespertino de ayer en Zubieta. / LUSA
Navas se impone a Agirretxe en un salto durante el entrenamiento vespertino de ayer en Zubieta. / LUSA

El central se recupera de unas molestias en una rodilla que le han impedido hasta ahora entrenar con el grupo | El equipo inicia la cuarta semana de preparación con la vista puesta en los partidos de mañana frente al Zaragoza y el sábado contra el Athletic

Axel Guerra
AXEL GUERRA SAN SEBASTIÁN.

La Real inició ayer la cuarta semana de pretemporada con una exigente sesión doble que deparó buenas noticias para Asier Garitano. El técnico bergararra pudo contar por vez primera con Raúl Navas, que se unió a sus compañeros en el entrenamiento vespertino después de dejar atrás las molestias en una rodilla que le habían impedido hasta ahora trabajar con el grupo. Al central andaluz le acompañó Diego Llorente, que en las últimas jornadas había entrenado al margen por unos dolores en el tendón de Aquiles.

La jornada empezó pronto en Zubieta, en una mañana calurosa en la que los jugadores sudaron la gota gorda. Como es habitual desde la llegada de Garitano, el trabajo comenzó en el gimnasio a las 9.30. Una hora más tarde los futbolistas comenzaron a ejercitarse en el Z-2 para seguir con su puesta a punto. La voz cantante la llevó el preparador físico Miguel Pérez, que volvió a exprimir a los txuri-urdin en una exigente sesión en la que más de uno acabó fundido, especialmente después de un ejercicio de explosividad en el que debían trabajar a diferentes intensidades y velocidades.

Navas y Llorente, así como Guridi y Concha, no participaron en el trabajo matinal con sus compañeros, pero sí lo hicieron por la tarde. Los dos defensas actuaron con normalidad durante el entrenamiento que diseñó Garitano, muy pendiente en todo momento del sevillano a quién en varias ocasiones preguntó por sus sensaciones. «Raúl, ¿cómo vas?».

Durante la casi hora y media que duró la sesión vespertina, el técnico blanquiazul trabajó diferentes situaciones del juego e hizo especial hincapié en las labores defensivas. Cuando el equipo trabajaba unas jugadas de saque de banda, Mikel Merino se resintió de las molestias que arrastra en el hombro derecho. Tras ser atendido por uno de los fisioterapeutas y consultar con el doctor Barrera, el centrocampista navarro completó el trabajo sin mayor incidencia. Fue uno de los más destacados en el partido que preparó Garitano a tres cuartos de campo entre dos equipos de diez jugadores cada uno, con dos partes de diez minutos y tres porterías que defendían Rulli, Moyá y Zubiaurre.

Mañana, amistoso en Tafalla

Garitano dispuso dos equipos que bien pudieran ser lo que alineé mañana contra el Zaragoza en Tafalla a partir de las 19.30 horas, si mantiene la política de repartir minutos que ha empleado en los amistosos anteriores. Con el peto naranja formaron Kevin, Navas, Llorente, Gorosabel, Merino, Illarramendi, Sangalli, Oyarzabal, Willian José y Juanmi. De azul lo hicieron, Zaldua, Aritz, Héctor Moreno, De la Bella, Capilla, Guevara, Pardo, Merquelanz, Zurutuza y Bautista. En el segundo periodo, Zubeldia ocupó el lugar de Illaramendi y Agirretxe el de Juanmi.

La victoria fue para los naranjas (2-0), después de una buena jugada de Zaldua en la que llegó hasta línea de fondo y su centró acabó en gol tras tocar en un defensa y una acción individual de Bautista.

 

Fotos

Vídeos