Selección

Nahikari García, despreocupada por el gol: «¡Como si lo tiene que meter Paños!»

nahikari selección
Nahikari García y Lucía García, durante un entrenamiento con la selección española. / Juan Carlos Cárdenas

El destino futbolístico de la joven era impredecible para sus padres cuando la vieron proclamarse campeona de ping-pong en Gipuzkoa

LUCÍA SANTIAGO

Nahikari García nunca le ha importado «ser la más menudita». Por una cuestión de estatura, de hecho, su madre puede rescatar «una anécdota muy graciosa».

«Fuimos a verla a Suecia, a la Gothia Cup. Ella era muy pequeña y las suecas, encima, son enormes. Le sacaban más de una cabeza. Cuando salió al campo, se reían. Pero empezó a jugar, a marcar goles y luego todas querían sacarse una foto con ella», recordó Luz.

La delantera txuri-urdin sigue siendo la más menuda en la selección española absoluta. Cuenta con 1,60 metros de pura velocidad, que su 'amatxo' se atribuye por genética. «Eso dice ella. ¡Yo no la he visto correr tan rápido!», bromeó Nahikari García en un encuentro en la zona mixta del Stade Océane de Le Havre.

Es uno de los pocos momentos en los que la guipuzcoana se concede un respiro. Habla de manera pausada y sosegada. Solo ahí. Cuando enfila el césped, en un entrenamiento o en un partido, se desenvuelve a toda mecha entre central y central.

Su verticalidad ofrece más juego al ataque de La Roja. Su presencia libera a Jenni Hermoso aunque, al mismo tiempo, el peso de la titularidad traslada a la guipuzcoana la responsabilidad de golear. Solo lo ha hecho en una ocasión con la selección absoluta, en su estreno ante Finlandia (5-1) en el verano de 2018. En los siguientes once partidos no encontró portería.

«Creo que puedo aportar mucho más que goles», conviene Nahikari García. «Por supuesto, me gustaría meter para ayudar al equipo, pero tengo que aceptar que una delantera tiene que tener otros roles. Me siento cómoda en eso también y me da igual, ¡como si lo tiene que meter Paños! Lo importante es que metamos goles, da igual quien sea, y que trabajemos bien para el equipo (...). El esfuerzo de todas es para generar las ocasiones y para meter goles», resumió.

En los 174 minutos que dispuso hasta el momento en el Mundial de Francia contabiliza siete intentos y tres disparos a puerta. Se le resiste -como al equipo los últimos 181 minutos- el acierto.

«No creo que sea porque no lo intentemos o porque no tiremos a puerta. Creo que cada vez generamos más ocasiones. Quizás antes era lo contrario, que no las generábamos y por eso no marcábamos. Yo creo que en ese sentido tenemos que estar tranquilas. Lo importante es generar y generar. El gol llegará. Sin meter excesiva cantidad de goles nos hemos metido en la siguiente fase. Espero que nos los hayamos guardado para octavos», subrayó.

Del ping-pong al fútbol

El destino futbolístico de Nahikari García era impredecible para sus padres cuando la vieron proclamarse campeona de Gipuzkoa de 'ping-pong'. «La verdad es que se le daban bien todos los deportes de pelota», contó Luz Pérez, la madre de una de las jóvenes más talentosas del fútbol femenino español.

El empeño de su hija por el 'deporte rey' le obligó a aprenderse las reglas más comunes del fútbol -«antes ni siquiera sabía lo que era un fuera de juego», aseguró- y a recorrer el mundo siguiendo a su pequeña. Endika, el mayor, es también futbolero, aunque es Nahikari quien alcanzó la elite. Solo se perdió, por razones de distancia, el Mundial sub-17 de Costa Rica en 2014 y el sub-20 de Papúa Nueva Guinea en 2016.

«Como madre, hace mucha ilusión ver donde ha llegado. Llevo tantos años viéndola jugar que quizás me he acostumbrado un poco a estas sensaciones, pero este Mundial se vive de otra forma, claro», reconoció la madre de Nahikari.

«Yo le hubiese apoyado en todo, aunque fuese a las canicas; no creo que haya que buscar solo un fin en cuanto a fama o dinero. Como madre, si tu hija tiene una ilusión, tienes que apoyarla. Y Nahikari disfruta del fútbol, le pone lo mejor de sí misma. Es muy trabajadora, muy responsable, demasiado estricta igual, pero eso también es una cualidad. Siempre ha sido muy madura para su edad y este año para ella está siendo muy bonito, por la Copa de la Reina y el Mundial... Pero ni en el fútbol, ni en ningún deporte, es todo maravilloso. Un día estás arriba y otro día abajo. Eso es algo que tenemos muy presente», abundó Luz Pérez, enfermera de profesión.

Eso explica que Nahikari García esté inmersa en los estudios de Medicina. Este año le ha dado más de un dolor de cabeza.

«Estaba un poco frustrada por no haber podido cumplir sus expectativas. No ha habido tiempo vital. Ella tenía una idea de ciertas cosas que al final no han sido y no ha habido ni forma de presentarse a algún examen, cuando tenía bastante claro que quería ir a por él. Yo le digo que es muy joven, que tiene tiempo por delante», indicó Luz Pérez.

De momento, todo pasa para la '22' de La Roja por el partido de este lunes en Reims.