Real Sociedad

Las motos aparcan en las aceras de Amara y se olvidan de Illunbe en los partidos de la Real Sociedad

Motos estacionadas en el entorno de Anoeta, ayer por la tarde. / USOZ
Motos estacionadas en el entorno de Anoeta, ayer por la tarde. / USOZ

El Ayuntamiento insta a los motoristas a cumplir la normativa para no ser sancionados los días de partido hasta que se reabra el parking del Atano por las obras del estadio

A. VICENTE SAN SEBASTIÁN.

Motos estacionadas en las aceras, entre coches aparcados... El barrio de Amara, las próximidades al estadio de Anoeta, fue tomado el lunes por la noche por los aficionados de la Real habituados a acercarse al campo de fútbol en su motocicleta y que ante el cierre del aparcamiento en superficie que queda entre el Atano III y la estación del Topo mientras se realizan los trabajos de derribo de la tribuna norte del estadio, optaron por dejar su moto en zonas no habilitadas al efecto.

Como consecuencia, vecinos de Amara trasladaron ayer sus quejas al consistorio al encontrar motocicletas estacionadas en pasos peatonales, lo que lleva al departamento de Movilidad a recordar a los motoristas que en cumplimiento de la normativa serán sancionados si en próximos partidos se repite esta escena.

El Ayuntamiento de San Sebastián ya había advertido que desde el pasado lunes a febrero los motoristas deberán aparcar los días de partido en el aparcamiento de Illunbe, pero el resultado fue otro distinto, al menos en el primer día de partido después de haberse anunciado la medida, con decenas de motocicletas mal estacionadas en diferentes rincones de las calles próximas al estadio. El aficionado antepuso la proximidad de las calles de Amara a Illunbe.

Otras opciones descartadas

La decisión de dirigir las motos al aparcamiento de Illunbe se hará efectiva hasta febrero cuando se prevé hayan avanzado los trabajos de construcción de la nueva grada norte. El Ayuntamiento ha decidido que sea así, en Illunbe, después de un intenso proceso de reflexión en el que se han barajado distintas localizaciones posibles hasta decantarse por la zona alta de Amara.

El principal motivo que ha llevado a Movilidad a desviar las motos a Illunbe obedece, siempre según fuentes próximas al gobierno municipal, a que es la opción que menos afecta a los flujos peatonales que se producen los días de partido. Se han descartado por este motivo los espacios del entorno del frontón Paco Yoldi o el Palacio del Hielo, entre otros. Y otras posibilidades que se han puesto encima de la mesa no han pasado el filtro que establecen las fuerzas de Seguridad del Estado en situaciones de alerta 4 como en la que se está ahora.

El Ayuntamiento insiste en que esta decisión de cerrar el aparcamiento en superficie próximo a la estación del Topo obedece a una situación excepcional como la remodelación del estadio de Anoeta y que si en otros momentos de las obras otros fueron los afectados -usuarios de la biblioteca Ernest Llunch, clientes del restaurante Xanti...- en esta ocasión, y solo hasta febrero, les va a tocar a los motoristas. No quita para que el consistorio siga trabajando para encontrar una solución mejor si la hubiera.

Para llegar a pie desde el aparcamiento de Illunbe hasta el estadio de Anoeta hay que superar la pasarela que vuela por encima de la variante y bajar (y subir) las escaleras que desembocan en la zona del velódromo. Salvar estas escaleras es lo que mayor inconveniente puede generar en los aficionados, especialmente en quienes tienen problemas de movilidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos