Montanier y Comolli celebran el ascenso logrado con el Toulouse el lunes tras vencer al Niort. / afp

Exrealista

Montanier asciende a Primera de la mano del Football Manager

El exentrenador de la Real ha devuelto al Toulouse a la Ligue 1 a falta de tres jornadas para el final del campeonato tras vencer el lunes al Niort

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

Philippe Montanier vuelve a saborear las mieles del éxito. El exentrenador de la Real Sociedad ha sumado un nuevo hito en su trayectoria en los banquillos tras ascender el lunes con el Toulouse a la Ligue 1. El técnico de Vernon llegó esta temporada a la disciplina del conjunto occitano con el objetivo de volver a situar al Toulouse en la máxima categoría francesa. Dicho y hecho. Montanier ha devuelto a 'Les Violets' a Primera tras permanecer dos campañas en Segunda.

El Toulouse certificó su regreso a la Ligue 1 el lunes tras vencer 2-0 al Niort a falta de tres jornadas para el final del campeonato. Los tantos de Dejaegere y Onaiwu en el Stadium de Toulouse aseguraron el billete de regreso de los occitanos a Primera. Tras la clasificación a la Champions con la Real en 2013 y el subcampeonato de la Copa francesa con el Rennes en 2014, Montanier ha vuelto a cosechar un nuevo éxito en los banquillos, tras sus últimas experiencias al mando del Lens y el Standard de Lieja.

Montanier fue contratado el pasado verano por Damien Comolli, el presidente del Toulouse, después de que el pasado curso el club galo se quedara a las puertas del ascenso de la mano de Patrice Garande. Comolli accedió a la presidencia del Toulouse en 2020 tras haber trabajado previamente en clubes como el Mónaco, Arsenal, Tottenham o Liverpool. Nacido en Béziers, a escasas dos horas de Toulouse, este francés que jugó en las categorías inferiores del Mónaco aparcó de manera prematura su carrera como jugador y en 1996 se unió a la estructura del Arsenal del recién llegado Arsene Wenger con tan solo 25 años bajo el rol de ojeador.

La trayectoria de Comolli ha estado ligada a la función del director deportivo en los últimos tiempos, hasta que hace dos años se hizo cargo del Toulouse, que acababa de descender a la Ligue 2. En sus primeros días como máximo responsable del cuadro occitano, Comolli mostró su predilección por las nuevas tecnologías. Más concretamente por el Big Data.

«Una base de datos única»

«Trabajamos con empresas que nos facilitan datos, como Opta o StatBomb, y luego tenemos nuestro propio software, nuestros propios algoritmos, que nos ayudan en todas las decisiones que tomamos en la gestión del club», reconocía Comolli durante una entrevista nada más acceder a la presidencia. Lo que más llamó la atención sin embargo fue que también mencionara un videojuego, el Football Manager. Un juego de simulación de fútbol que, a diferencia del FIFA, se centra en la gestión del club a través de la figura del mánager.

«Es un juego interesante y poderoso en el que puedes recuperar información útil» a la hora de abordar los fichajes, descubría Comolli. Y se explicaba: «Si un jugador ha estado pocos minutos en el campo, miramos por qué: ¿es una elección del entrenador o es una lesión? Nos remontamos de cinco a ocho años para ver el historial de lesiones antes de traerlo. Sabemos que la base de datos del historial de lesiones de los jugadores en Football Manager es única».

Fiarse del Football Manager no le ha dado malos resultados a Comolli. Los goleadores del lunes -Dejaegere y Onaiwu- llegaron en el último mercado estival. El otro delantero del equipo, Healey, llegó un año antes, y es el máximo goleador de la Ligue 2 esta temporada. Todos ellos han contribuido al ascenso del Toulouse. El Football Manager no es un juego de niños.