josé mari lópez

Getafe-Real Sociedad

El mono de trabajo por el esmoquin

La Real Sociedad pone a prueba su gran momento en un campo en el que tan solo ha ganado tres veces después de visitarlo en catorce ocasiones

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

Vuelve la Liga para la Real Sociedad tras el histórico triunfo en Old Trafford y lo hace en una plaza llena de trampas. El Coliseum Alfonso Pérez mide la capacidad de gestión del éxito del conjunto txuri-urdin tras firmar la enorme proeza de vencer al Manchester United en su campo. El duelo contra Getafe no admite distracciones. Mal haría la Real en creerse superior antes de empezar, porque ni el rival ni el campo han sido nunca propicios para el cuadro guipuzcoano.

Es el primer partido después de competir en Europa, por lo que los realistas aún no notan un acusado exceso de carga en las piernas. Aun así, se antoja complicado imaginar que Imanol no haya pensado en rotar y dosificar a algunos hombres importantes de la plantilla. Es bastante improbable que el técnico oriotarra repita el once que triunfó en Mánchester y podría introducir varios retoques sin perder la esencia del bloque.

Jugadores como Silva, Zubimendi o Sadiq podrían dejar sus sitio a otros en la alineación inicial para empezar el encuentro desde el banquillo. La Real podría formar con un once con Remiro en portería, Gorosabel, Zubeldia, Pacheco y Aihen en defensa, Illarramendi, Merino, Brais Méndez y Kubo en el centro del campo, y Cho más Sorloth como referencias arriba.

La disposición del rombo con Zubimendi, Merino, Brais y Silva ha sido una fórmula inamovible hasta el momento para el preparador guipuzcoano, pero hoy podría presentar sus primeras modificaciones. Illarramendi, Kubo, Turrientes o Navarro son futbolistas muy válidos que podrían entrar a ocupar esta zona del campo si es que Imanol no decide dar un golpe de timón y salir con un sistema 1-4-3-3. Esta Real ofrece diferentes soluciones a través de múltiples dibujos.

Imanol salió en Old Trafford con Take y Sadiq arriba, pero días antes arrancaron Sorloth y Cho ante el Atlético. En Elche fueron el francés y el japonés quienes compartieron la línea más adelantada del equipo, por lo que no se puede decir que el entrenador guipuzcoano tenga por el momento una pareja atacante fija.

Lo que sí debe de tener claro Imanol es que necesita salir hoy al césped del Coliseum Alfonso Pérez con un once de garantías si quiere sacar algo positivo de un campo siempre incómodo para los intereses realistas. El conjunto blanquiazul tan solo ha conseguir salir victorioso de Getade tres veces en catorce visitas. En las temporadas 10/11 (0-4), 14/15 (0-1) y 20/21 (0-1). Con este pobre balance de triunfos la Real no debería de confiarse, ya que la historia juega en su contra cada vez que ha tenido que ir a jugar al feudo del sur de Madrid.

Si la Real consigue sumar los tres puntos frente al Getafe ratificaría su gran inicio de temporada en el que tan solo ha dejado de ganar contra el Barcelona, cuando cayó derrotada en la segunda jornada, y el Atlético de Madrid, con el que empató a uno. Ambos encuentros fueron en el Reale Arena. Las victorias en Cádiz y Elche, a las que hay que añadir el éxito de Mánchester, constatan el gran inicio de curso de los blanquiazules, al que querrán darle continuidad esta tarde a partir de las 18.30 horas.

En la temporada pasada la Real también llegaba en buena racha a la cita del Coliseum. Tan solo había sufrido un tropiezo y días antes arrancó un empate frente al Mónaco en Anoeta correspondiente a la segunda jornada de la Europa League. La Real no pasó del empate contra el cuadro azulón en un encuentro en el que se adelantaron los locales por medio del exrealista Sandro e igualó Oyarzabal ya en la segunda mitad. La fatiga europea no impidió que los guipuzcoanos arañaran un punto.

En horas bajas

El Getafe llegará más descansado que la Real en el aspecto físico, pero en una situación deportiva muy delicada. Aún no conoce la victoria Liga y ocupa la penúltima posición en la tabla, con un solo punto en su casillero, solo por delante del Cádiz. Quique Sánchez Flores, que volverá a sentarse en el banquillo tras ser sancionado con dos partidos en el partido contra el Girona, empieza a estar cuestionado. El técnico madrileño ha reconocido que «nos está costando» y ha pedido «un voto de confianza» para los suyos.

Hoy no podrá contar con Arambarri, expulsado en la última jornada, ni los lesionados Djené, Luis Milla y Alderete. Será mejor que la Real reserve el esmoquin y se ponga el mono de trabajo porque se espera un choque exigente.