Borrar
Mikel Oyarzabal se dispone a lanzar el penalti, el primero de la tanda. Iñigo Royo
La respuesta de Oyarzabal sobre el próximo partido ante el PSG: «¿Si volvería a tirar este penalti? Sí»
Reacciones

La respuesta de Oyarzabal sobre el próximo partido ante el PSG: «¿Si volvería a tirar este penalti? Sí»

El capitán de la Real Sociedad no ha dudado en mostrar la confianza en sus habilidades de cara al compromiso europeo del martes

Mikel Madinabeitia

San Sebastián

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Miércoles, 28 de febrero 2024, 08:17

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Mikel Oyarzabal es el capitán de la Real Sociedad. Y un capitán está a las duras y a las maduras. Por eso el jugador eibarrés no dudó ayer en lanzar un mensaje de confianza en su figura y en la del club cuando se le preguntó si volvería a tirar un penalti la próxima semana ante el PSG. «Sí», fue su respuesta. Escueta. Directa. Al grano. Al pan, pan, y al vino, vino.

Y es que Oyarzabal fue uno de los grandes protagonistas del encuentro. No fue de la partida porque ha estado en algodones después del golpe que sufrió ante el Girona, que derivó en dos lesiones musculares.

Imanol Alguacil lo sacó en el minuto 63 en sustitución de Zakharyan, cuando el Mallorca ganaba por 0-1 y la eliminatoria estaba cuesta arriba. Pero el '10' de la Real apenas tardó ocho minutos en llevar la euforia al Reale Arena con el tanto del empate tras una gran jugada entre Kubo, Brais y el propio Oyarzabal.

Noticias relacionadas

Tras la prórroga, llegó el turno de la tanda de penaltis. Y Mikel fue el líder que todo entrenador necesita. El primero en levantar la mano. El que no agachó la cabeza. El que no evitó la mirada. Pero un penalti mide a un jugador y al adversario. El portero. Como en los duelos del salvaje Oeste. Como si fuera un western. Uno contra el otro. Y sólo puede ganar uno.

Greif, el héroe inesperado

Greif, el portero eslovaco por el que apostó Javier Aguirre, aguantó a Oyarzabal, que volvió a confiar en su estilo tan característico. De correr y esperar hasta el último segundo. Pero esta vez el eibarrés no acertó.

Alegría y decepción

Oyarzabal vivió una montaña rusa en 60 minutos: de la euforia del gol del empate a la pena por fallar el penalti

Por eso, es fundamental medir la reacción de un jugador cuando conoce el sinsabor de la derrota. En el túnel de vestuarios le preguntaron a Oyarzabal si la próxima semana ante el PSG de Mbappé volvería a tirar el mismo penalti, si la situación lo requiere. ¿«Si la semana que viene te toca tirar este penalti contra el PSG, lo tiras?», le preguntó un periodista. Oyarzabal, en un tono comedido, tras reflexionar brevemente durante un segundo, responde: «Sí».

Así que ya ven. Un capitán no tira la toalla después de un golpe. De hecho, es la prueba para comprobar la pasta de la que está hecha un futbolista. Un líder natural. Toca levantarse. La vida y el fútbol siguen.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios