Real Sociedad

Mikel Oyarzabal: «El año pasado viví la cara amarga del fútbol; ahora los goles llegan solos»

Mikel Oyarzabal, jugador de la Real Sociedad
Mikel Oyarzabal, artífice del gol de la victoria de la Real Sociedad en Las Palmas, posa en las instalaciones de Zubieta. / LOBO ALTUNA

El eibarrés, que el curso pasado marcó su primer tanto en la jornada 34, ya lleva diez goles en Liga en este con la Real Sociedad, a los que hay que sumar dos más en Europa

MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

Mikel Oyarzabal (Eibar, 1997) está en racha en la Real Sociedad. A los dos goles de la semana pasada ante el Girona ha añadido ahora el de la victoria en Las Palmas, lo que eleva su cuenta realizadora hasta las doce dianas en la presente temporada con la Real Sociedad, diez en Liga y dos en la Europa League. Confiesa que se encuentra en un gran momento y no renuncia a ningún objetivo en los seis partidos que faltan.

- Al final la Liga se va a hacer corta...

- La temporada no ha ido como esperábamos y ahora tocaba ganar y tener buenas sensaciones para el año que viene. Aún quedan seis jornadas por delante y nadie sabe qué puede pasar. Queremos conseguir los máximos puntos posibles.

- Europa queda a siete puntos con 18 en juego. Está imposible, ¿no?

- Con 58 creo que te clasificas -risas-. Nunca se sabe. Tenemos que ir partido a partido. Ahora debemos pensar en el encuentro del jueves ante el Atlético porque hemos demostrado que cuando nos hemos puesto objetivos a largo plazo nos ha ido mal. Hay que trabajar bien para sumar el mayor número de puntos y subir en la clasificación.

- ¿Cómo explica el cambio que ha dado el equipo en abril?

- Es difícil hacerlo. Llevábamos una losa encima que nos ha pesado durante el año. Por mucho que estuviésemos haciendo bien las cosas, los resultados no terminaban de llegar por pequeños detalles y eso afectaba a la moral. Ahora todo nos va muy bien y la confianza es otra.

- ¿Se trata entonces de una cuestión mental?

- Cuando empiezas a ganar la cabeza funciona de otra manera y ves las cosas diferente. Muchas veces es más importante lo psicológico que lo físico.

- ¿Recuerda un partido con tantas ocasiones como el de Las Palmas?

- En Primera, no. Tuvimos un montón. No supimos aprovecharlas y hubo que sufrir en los últimos momentos. El equipo demostró que sabe pelear por lo que quiere.

- ¿Cómo recuerda la jugada del gol? Menudo control de cabeza que hizo...

- En ese momento me salió hacerlo así, controlar con la cabeza. Muchas veces se te escapa larga y te tienes que olvidar de la jugada. Me quedó perfecta para poder rematar y fue dentro.

- Cómo le ha cambiado la vida en poco tiempo. El curso pasado no marcó en Liga hasta la jornada 34 y este ya lleva diez en 31 jornadas...

- Se suele decir que los goles es cuestión de rachas. El año pasado empezaba a darle vueltas a las cosas y todo era más complicado. Ahora no le doy importancia y los goles llegan solos. Viene todo rodado. Nunca sabes cómo va a venir el futuro y hay que aprovechar esta dinámica.

«Hay que pensar solo en el partido de la Real Sociedad ante el Atlético; cuando nos hemos puesto objetivos a largo plazo nos ha ido mal»

«Cuando ganas la cabeza funciona diferente. A veces lo psicológico es más importante que lo físico»

- ¿Está notando la experiencia que le dio atravesar aquella situación?

- Ya dije que el año pasado fue el que más había aprendido, por mucho que en mi primera temporada hubiese marcado seis goles. Fue un aprendizaje total y conocí muchas cosas nuevas en el fútbol. Esa otra cara amarga, tan desconocida, cuando las cosas no te salen bien.

- Lo normal es esto, porque siempre ha sido un jugador con gol, ¿no?

- Hasta ahora no me había costado hacer goles. Tenía facilidad para ello. El año pasado las cosas vinieron así y había que asumirlo. Las cosas no siempre vienen como uno espera.

- ¿Se encuentra en el mejor momento de la temporada?

- Me siento cómodo, con la confianza del equipo, y eso es importante. Cuando sientes el apoyo de los compañeros confías más en ti mismo.

- Parece que Imanol le ha dado más galones...

- Es un rol diferente. Imanol quiere que todos seamos partícipes de hacer cosas, que sea algo de los 25 jugadores y no solo de once. En cualquier momento nos puede llegar a cualquiera el protagonismo y todos vemos que podemos ser importantes.

- ¿La insistencia del oriotarra de atacar de forma más vertical y al espacio potencia sus condiciones individuales?

- Es un estilo diferente, pero todo viene marcado porque no quiere que encajemos goles. Nos ha hecho ver que si no nos meten y mantenemos la portería a cero, siempre vamos a tener opciones de ganar.

- ¿Qué tal tiene la rodilla? Aguirregaray le dio un buen viaje...

- Fue un golpe en la rodilla. Al principio me asusté porque noté un pinchazo y se me quedó dormida la rodilla, pero luego se quedó en un susto. Un golpe sin importancia.

- En dos partidos la línea de tres ha hecho cinco goles. ¿El estilo de Imanol favorece que lleguen más a situaciones de remate?

- El hecho de que presionemos tan arriba está haciendo que robemos más alto y no tan atrás, y eso hace que tengamos más opciones de pillar al rival desprevenido al estar abierto. Esa situación nos favorece para llegar con más claridad arriba.

- Hace unas semanas se veía imposible plantar cara al Atlético y ahora se presenta como un partido atractivo, ¿verdad?

- El año pasado ya demostramos que les podemos ganar. Y en el Wanda también vimos que se les puede hacer daño. Hay que hacer muy bien las cosas porque si no te pasan por encima.

- Es una semana importante porque se ponen seis puntos en juego en apenas cuatro días...

- Cuando queda tan poco y está todo en juego cada partido es una final. Espero que ante el Atlético y el Málaga sigamos haciendo bien las cosas.

- Con la retirada de Prieto parece que heredará el '10', ¿le gustaría?

- En juveniles ya llevé ese número cuando jugaba de mediapunta pero ahora tampoco es algo que me importe mucho. Nos queda un mes y medio para seguir disfrutando del 'capi'. Para nosotros poder convivir con él desde los 18 años es una suerte. Para los de fuera y para los que hemos subido desde abajo. Tanto dentro como fuera del campo es una referencia, una persona a la que hay que seguir. Espero disfrutar con él en este mes y medio y que se recupere para poder tener una despedida como se merece.

- ¿Hay mucha competencia en el vestuario por coger ese número?

- Hay vacile, conmigo y con otros. Al quedarse el dorsal vacío siempre hay bromas. No solo es una decisión nuestra sino también del club. Ya veremos qué pasa.

- Prieto ha demostrado que es posible hacer una carrera completa en la Real y triunfar...

- Él ya lo ha dicho, que estos últimos años son los que más valorado y querido se ha sentido. Es algo a tener en cuenta. El cariño que te coge aquí la gente siempre es distinto al de otros lados.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos