Merino sonríe junto con Zaldua e Illarramendi durante un ejercicio ayer en Zubieta. / michelena

Real Sociedad Mikel Merino, como un niño con botas nuevas

El navarro vuelve a entrenarse con el grupo más de un mes después de sufrir una fractura en el meñique del pie izquierdo

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

Merino completó ayer su primer entrenamiento con el grupo en Zubieta desde hace más de un mes. El centrocampista sufrió una fractura en el dedo meñique del pie izquierdo en el partido ante Osasuna en el Reale Arena del 27 de febrero y desde entonces no había podido ejercitarse con normalidad. Ayer, sin embargo, volvió a saltar al césped del

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Celebra con nosotros el sexto aniversario. Suscríbete 3 meses por 1€