Merino, tras el partido.

Real Sociedad Mikel Merino jugó infiltrado ante el Celta tras sus problemas en el hombro

DV

Del compromiso de Mikel Merino con la Real dan fe hechos como el del sábado. El navarro jugó infiltrado, tras sus problemas en el hombro izquierdo, que se le salió en el partido de Copa ante el Leganés. Merino ha padecido episodios parecidos en los últimos años. Pese al dolor siguió jugando y repitió, con protección e infiltrado, ante el Celta, además a gran nivel. También jugó la final de Copa pese a una importante lesión en la espalda que luego le impidió ir a la Eurocopa.