Real Sociedad Mikel Merino dice adiós a la temporada

La fractura de la vértebra L4 que sufre en la espalda tiene un periodo estándar de recuperación entre seis semanas y tres meses, por lo que se le acaba el curso

La final de Copa fue la última aparición de Merino, que fue elegido jugador del partido. / lobo altuna
La final de Copa fue la última aparición de Merino, que fue elegido jugador del partido. / lobo altuna
MIGUEL GONZÁLEZ

Adiós a la temporada. Una lesión en la espalda se ha cruzado en el camino de Mikel Merino en el momento más inoportuno, en plena pelea por repetir clasificación continental en Liga y a dos meses de una Eurocopa en la que tenía muchas esperanzas depositadas, pero el cuerpo le ha dicho basta y no hay mucho más que hacer. Tomárselo con filosof�

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta de acceso ilimitado y ventajas exclusivas

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta de acceso ilimitado y ventajas exclusivas

Adiós a la temporada. Una lesión en la espalda se ha cruzado en el camino de Mikel Merino en el momento más inoportuno, en plena pelea por repetir clasificación continental en Liga y a dos meses de una Eurocopa en la que tenía muchas esperanzas depositadas, pero el cuerpo le ha dicho basta y no hay mucho más que hacer. Tomárselo con filosofía, recuperarse bien y prepararse para llegar en las mejores condiciones a la próxima temporada.

El sábado el club emitió un parte médico que, textualmente, decía lo siguiente: «Sufre dolor lumbar de varias semanas de evolución secundario a una fractura de estrés en el pedículo derecho de la vértebra L4». El mismo no establecía periodo de recuperación pero sí advertía de que «la vuelta a la actividad habitual será progresiva y en función de la evolución del cuadro clínico». Vamos, que no aclaraba mucho.

La noticia más relevante es que sufre la fractura de una vértebra, con todo lo que ello significa, ya que según varios especialistas consultados el periodo estándar para superar una dolencia como la del navarro oscila entre las seis semanas y los tres meses de recuperación, por lo que todo indica que no volverá a calzarse las botas esta temporada.

Incluso poniéndose en el mejor de los casos, el de las seis semanas, andaría muy justo de tiempo. La última jornada de Liga está programada para el 23 de mayo, dentro de 41 días, cuando la Real visitará en Pamplona a Osasuna, pero parece prematuro que el centrocampista blanquiazul pueda estar listo para entonces. Especialmente porque es una lesión que aconseja descanso y detener la actividad deportiva para que mejore. En eso anda el jugador, que sí está siendo sometido a tratamiento de fisioterapia. También se recomiendan ejercicios para fortalecer los músculos de la zona, tantos los abdominales, los de la espalda como los músculos alrededor de la pelvis.

Un mes con molestias

Mikel Merino empezó a notar problemas en la espalda a comienzos de marzo. En la visita a Granada ya jugó bastante mermado, lo que le impidió dar un buen rendimiento sobre el césped. Luis Enrique no lo incluyó en la convocatoria para la selección de España, cuando venía siendo un habitual, lo que le permitió disponer de dos semanas para descansar de cara a la final de Copa del día 3. Eso sí, jugó el partido completo contra el Barcelona en Anoeta la jornada antes del parón internacional cuando estaba tocado. En la entrega del DV de Oro de la pasada campaña que este periódico le hizo a finales de marzo ya refería problemas en la parte baja de la espalda.

Las fracturas por estrés se deben a movimientos repetitivos que suponen una exigencia física que acaban sobrecargando una parte del cuerpo. Merino es uno de los mejores futbolistas de la Liga en el juego aéreo, con el desgaste que ello supone. También es el que más balones recupera, lo que conlleva una factura traumática importante en golpes y contusiones.

Lo que resulta increíble es que pudiera jugar la final de Copa y ofrecer un rendimiento semejante con una vértebra fracturada. No hay que olvidar que fue nombrado el mejor jugador del partido, que fue determinante con ese pase a Portu que provocó el penalti del triunfo y que acabó en el área achicando balones por arriba ante Raúl García, Iñigo Martínez y Villalibre.

Tanto el club como el jugador trazaron un plan para llegar a una cita histórica para todos. Descansó y fue tratado por los fisios hasta dos días antes del partido, cuando se incorporó a los entremamientos grupales. Previamente a la final fue infiltrado para quitarle el dolor y pudo ser de la partida. Pero la lesión, lógicamente, sigue ahí y es necesario tratarla para que no se agrave más.

Normalmente el dolor disminuye después de un periodo de descanso, pero estuvo cerca de doce días sin entrenarse con sus compañeros antes de la final y no bajó tanto como se esperaba, cuando lo normal es que hubiese sentido algo más de alivio. Por eso se perdió los dos partidos posteriores a La Cartuja contra el Athletic en casa y frente al Valencia en Mestalla.

Pieza básica para Imanol

Merino se ha convertido en las dos últimas campañas en un hombre fundamental en la zona ancha de la Real Sociedad. Tanto es así que, a pesar de perderse estos dos últimos encuentros, sigue siendo el jugador de campo que más minutos ha jugado en la presente campaña, con 3.092, por delante de Le Normand (3.002) y Oyarzabal (2.591).

De los 42 encuentros oficiales disputados por el cuadro txuri-urdin, ha participado en 37, con 36 titularidades. Los cinco en los que se ha ausentado han sido, además de estos dos más recientes, las visitas al Celta y el Real Madrid en Liga –en ésta estaba sancionado– y el compromiso de Copa en Córdoba. Contra el Huesca jugó la media hora final. Sus números recogen dos goles, al Getafe y Levante en Liga, y seis asistencias, dos de ellas en la Europa League. Sin duda, un gran contratiempo en la pelea por jugar competición continental otra vez el próximo curso.

Imanol Alguacil tratará de explotar las posibilidades que le ofrece la plantilla para cubrir su ausencia en la segunda altura del centro del campo. La buena noticia es que recupera a Jon Guridi, que fue su sustituto natural al comienzo de temporada, y que contra el Sevilla regresarán Zubeldia y Zubimendi, sancionados en Valencia. Con el puesto de pivote bien cubierto, Guevara también es una alternativa muy válida para esa posición de interior. Futbolistas de otro perfil y que no llevan tanto camino recorrido en sus carreras, pero que ya demostraron el domingo que se puede contar con ellos, como fue el caso del vitoriano, el mejor del partido.

Secciones
Servicios