Luis Enrique. / AFP

La miel y la boca del asno

Que Merino no esté en Qatar demuestra el chiringuito en el que se ha convertido la selección

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Debo admitir que soy uno de esos a los que la llegada del Mundial no le produce un gran entusiasmo. La identificación que siento por la Real Sociedad en las competiciones por clubes no se da en estos torneos por selecciones y eso me convierte en un espectador en lugar de un aficionado, y sin pasión el fútbol pierde casi todo su sentido. Menos ma

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores