Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades
Real Sociedad

Merquelanz vuelve a entrenar con el primer equipo

Merquelanz en el entrenamiento de este martes./Real Sociedad
Merquelanz en el entrenamiento de este martes. / Real Sociedad

Sigue de manera satisfactoria la recuperación de la lesión que sufrió en Ipurua ante el Eibar el 31 de agosto

BEÑAT ARNAIZ

Martín Merquelanz vuelve a ver la luz al final del túnel. Otra vez. El joven irundarra se entrenó este martes en Zubieta junto a sus compañeros del primer equipo por primera vez después que se lesionase de gravedad el 31 de agosto en la tercera jornada de la actual Liga, en el partido que enfrentó a la Real y al Eibar en Ipurua.

El extremo izquierdo, en su debut con la Real en Primera División, sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Asier Garitano le dio entrada al campo en el minuto 85 por Asier Illarramendi en un duelo que aun estaba por decidir (1-1). Charles remontó el partido en el tiempo de descuento, pero la peor noticia llegó cuando Merquelanz saltó sobre un rival y al caer, se rompió.

Por desgracia, no era una sensación nueva para el debutante, que tuvo la misma lesión en diciembre de 2017, pero en la rodilla izquierda. Fue en un partido de Segunda División B con el Sanse ante el Racing de Santander. Al menos, el proceso de recuperación ya lo conocía.

Seis meses y diez días después de aquella noche en Eibar, Merquelanz ha empezado a volver a sentirse futbolista al estar a las órdenes de Imanol Alguacil, una vez más. En los próximos días se comprobará cuál es el estado físico del irundarra y cuándo entrará en los planes en los planes del técnico oriotarra.

Zaldua, uno más

Por otra parte, Joseba Zaldua, en el entrenamiento a puerta cerrada que realizó este martes la primera plantilla en Zubieta, fue uno más en los ejercicios que realizó el equipo. Parece ser que los motivos por los que tuvo que ser sustituido el domingo en el Sánchez Pizjuán en el minuto 31 de partido se han quedado en un susto y que podrá estar disponible para el partido del viernes frente al Levante. El entrenamiento lo completaron los jugadores del Sanse Zubiaurre, Guevara, Aihen Muñoz y Barrenetxea.