Real Sociedad

La lesión dejará a Mikel Merino fuera durante varias semanas

Zaldua y Merino, en la última sesión antes del partido ante el Valencia en el que se lesionaron./P. MARTÍNEZ
Zaldua y Merino, en la última sesión antes del partido ante el Valencia en el que se lesionaron. / P. MARTÍNEZ

El lateral presenta un esguince de tobillo y tampoco jugará el derbi porque tiene para un mes como mínimo El navarro tiene una lesión en el aductor y estará dos meses de baja

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

No hay semana sin sobresaltos en la Real Sociedad. Los dos últimos en caer son Merino y Zaldua. Los dos abandonaron el partido del sábado ante el Valencia y no fue hasta ayer cuando el club trasladó el resultado de las pruebas médicas a las que fueron sometidos.

En el caso de Merino las noticias son malas porque la Real Sociedad confirmó que tiene una lesión de grado tres en la inserción del músculo aductor largo de la cadera derecha y no tiene fecha de vuelta a los terrenos de juego. Es una lesión importante en una zona sensible para un futbolista porque es uno de los músculos que más influye a la hora de armar la pierna para chutar y también al realizar cambios de dirección o arrancadas, así que los servicios médicos del club y el jugador deberán manejarse con calma. Lo único positivo es que la lesión es en la pierna derecha, la menos buena de Merino, que es zurdo.

PARTE MÉDICO

Diagnóstico
Presenta una lesión de grado 3 a nivel de la inserción proximal del músculo aductor largo de la cadera derecha.
Tratamiento
Está siendo tratado mediante fisioterapia. La evolución de los síntomas condicionará la vuelta a la actividad habitual.
Diagnóstico
Tiene un esguince de tobillo derecho con afectación de la sindesmosis tibioperonea distal.
Tratamiento
Está siendo tratado mediante fisioterapia. El retorno a la actividad habitual será progresivo y dependerá de la evolución clínica del proceso.

Es un ejercicio de riesgo adivinar cuándo podría volver a jugar un partido, pero es fácil que tenga para cerca de dos meses porque la lesión es de grado alto y además si no se cura bien el índice de recaída es elevado. Por si fuera poco, el aductor largo es un músculo difícil de tratar en la camilla, no es fácil atacarlo porque está escondido en una zona en la que hay otros músculos.

Merino está siendo tratado ya mediante fisioterapia y lo normal es que también se utilice el medio acuático en este largo proceso de rehabilitación que va a hacer que la Real Sociedad se quede sin uno de sus tres fichajes en las próximas semanas. El jugador trasladó ayer su estado de ánimo en las redes sociales: «Me toca estar unas semanas sin hacer lo que más me gusta, pero ya estoy trabajando para volver cuanto antes».

Su lesión llega en el momento en el que había conseguido jugar dos partidos seguidos un año después y tenía todo a su favor para ser indiscutible en el once de Garitano. Sin él, el técnico tendrá que tirar de Zurutuza, Pardo e Illarramendi aunque ninguno tiene las mismas características técnicos y físicas de Merino.

Un esguince complicado

Zaldua, el otro lesionado que apareció ayer en el parte médico de la Real, tiene un esguince de tobillo con afectación «de la sindesmosis tibioperonea distal», que viene a ser un esguince que afecta a la estructura que da la estabilidad al tobillo. Es una lesión que se puede complicar.

En este caso la Real Sociedad confirmó ayer que no se ha perdido el tiempo y el tobillo de Zaldua ya está siendo sometido a sesiones de fisioterapia. El retorno a la actividad será progresivo pero nadie le quita un mes sin poder jugar, siempre que se cumplan los plazos en una lesión como esta.

El tiempo de baja será inferior al de Merino. No jugará el derbi. No se arriesgará porque además después del partido de este viernes hay parón de Liga y la Real no volverá a jugar hasta el lunes 22 cuando recibirá al Girona en Anoeta.

En San Mamés el técnico tendrá que tirar de fondo de armario. Gorosabel tiene todos los boletos para ocupar el lateral derecho. Él es el canterano que subió al primer equipo para cubrir estas contingencias.

La otra opción, menos probable, es utilizar a Aritz en el lateral, como ante el Valencia el pasado sábado, aunque en esa ocasión fue una solución de urgencia.

Más

 

Fotos

Vídeos