Antxon Blanco, Miguel Ángel Zamorano, Robin Le Normand y Miguel González, en la entrega del premio DV de Oro al jugador francés. / arizmendi

Real Sociedad

Merecido premio para un defensa ejemplar

Le Normand recibió el premio que otorga El Diario Vasco al mejor jugador de la Real cada temporada y prometió que «competiré para volver aquí el año que viene»

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

Ya están resueltas las cuentas pendientes que aún quedaban por zanjar de la pasada temporada. Robin Le Normand cuenta ya con el galardón que acredita que fue el txuri-urdin más regular del curso pasado. El mejor. El central francés recibió el DV de Oro, el reconocimiento que otorga este periódico al jugador más destacado de la Real desde hace 41 temporadas.

En un sencillo acto celebrado en el flamante auditorio del Reale Arena, el defensor txuri-urdin recogió el prestigioso trofeo que se concibe a través de las puntuaciones que concede el cronista de este periódico, Miguel González, en cada partido de los realistas.

El director de Gestión de Tiendas y de Marketing de Uvesco, Miguel Ángel Zamorano, hizo entrega del galardón al jugador. Zamorano recordó que BM patrocina esta distinción desde 2018. Además, durante la ceremonia también tomaron la palabra Antxon Blanco, adjunto a la dirección de El Diario Vasco, quien destacó que a partir de esta temporada el DV de Oro se extenderá también al equipo femenino, y Jose Ramón Fernández de Barrena, consejero de la Real y director general de Uvesco. Este acentuó que Le Normand «representa perfectamente la fortaleza defensiva del equipo el año pasado».

A la ceremonia de entrega del premio también asistieron Nerea Aranburu y Álex Pereda, consejeros del club txuri-urdin, y el jefe de Marketing y Publicidad del Grupo Uvesco, Pedro Galdós.

Por parte de El DIARIO VASCO tampoco faltaron a la cita el jefe de Deportes, Álvaro Vicente; el director comercial, Jakes Agirrezabal; la responsable de publicidad editora y grandes cuentas, Amaia Ros, y el responsable de relaciones institucionales, patrocinios y eventos deportivos, Iosu Larrarte.

Le Normand agradeció el reconocimiento concedido por este periódico y confesó que «es un orgullo ser parte de esta lista de leyendas». «He visto los nombres y he pensado, 'no sé que hago yo aquí'», indicó el bretón, lo que arrancó una sonrisa a los asistentes al acto.

El defensor blanquiazul quiso agradecer al club el haberle permitido mejorar como futbolista. Según el francés este premio se debe al «trabajo diario del equipo. Hicimos un gran año y por suerte pude jugar 48 partidos». También dedicó unas cariñosas palabras hacia Imanol, «el gran actor de esto».

El realista consideró que durante el último curso recibió «algunas notas buenas y otras no tanto», pero aclaró sonriente que «habéis sido justos». «Este premio me da hambre para volver el año que viene. Competiré para volver», prometió por último el bretón.