No hay mejor manera

Vista la situación liguera, tras sumar 17 puntos de los últimos 60 en juego, ¿hay que priorizar una competición sobre la otra?

Axel Guerra
AXEL GUERRA

Un debate se ha colado la semana que la Real afronta los dieciseisavos de final de la Europa League, la única competición en la que los realistas están rayando a la altura esta temporada. Vista la situación liguera, tras sumar 17 puntos de los últimos 60 en juego, ¿hay que priorizar una competición sobre la otra?

La situación liguera puede llevar a pensar que el encuentro del domingo ante el Levante debería tener prioridad, lo que no garantiza sacar los tres puntos en juego cuatro días más tarde. Solo hay que mirar los precedentes de este mismo año. Eusebio apostó por las rotaciones en los choques de la fase de grupos de la Europa League y reservó a algunos de sus titulares para disputar los partidos de Liga inmediatamente posteriores en los que la Real ganó uno (Eibar), empató tres (Betis, Espanyol y Las Palmas) y perdió dos (Real Madrid y Málaga), con el añadido de que todos se disputaron en Anoeta. Como tampoco funcionó la idea de que en enero con un partido por semana daría un salto en la clasificación. Precisamente entonces ha sido cuando ha firmado sus peores números.

La Liga es «el pan y la mantequilla», que diría Toshack, y el choque con los valencianos será una pelea para evitar caer en la lucha por la permanencia y esquivar males mayores. Mejor hacerlo con el indicador de la confianza más alto de lo que está ahora y sintiéndose competitivos que con alguna piedra más en la mochila. Conseguirlo depende de afrontar el choque contra el Salzburgo con las máximas garantías. No se me ocurre mejor manera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos