Mateu Lahoz durante el Espanyol-Real Sociedad de noviembre de 2021 en el que protagonizó una acción polémica al anular un gol a Isak.

Real Sociedad Mateu Lahoz, árbitro designado para el Rayo Vallecano-Real Sociedad

El colegiado valenciano sale de la nevera tras protagonizar una actuación polémica en el Barça-Espanyol de hace dos semanas

EL DIARIO VASCO

Mateu Lahoz será el encargado de impartir justicia en el partido que el Rayo Vallecano y la Real Sociedad disputarán este sábado (Vallecas, 14.00). El colegiado valenciano sale de la 'nevera', donde la Liga coloca a los árbitros castigados, tras su polémica actuación de hace dos semanas en el Barcelona-Espanyol, en el que expulsó a Jordi Alba y Vinicius Souza y acabó siendo criticado por Xavi Hernández, que llegó a asegurar que en los últimos minutos el partido se le había ido de las manos.

El propio Mateu Lahoz, famoso al inicio de su carrera por dejar seguir las jugadas y pitar pocas faltas, también se vio envuelto en noviembre de 2021 en otra polémica, esta vez con la Real Sociedad, al anular un tanto marcado por el entonces txuri-urdin Alexander Isak. Los de Imanol Alguacil jugaban en Cornellá-El Prat ante el Espanyol y Lahoz dejó seguir una jugada de forma totalmente consciente tras impactar el balón en él procedente de Guevara.

«¡No mejora, no mejora!», se le escuchó, mientras gesticulaba claramente con los brazos para hacer entender a los jugadores que no iba a detener el juego. Lo que generó una tremenda indignación entre toda la familia de la Real Sociedad fue que solo cuatro segundos después el ariete sueco marcó y Mateu, de forma incomprensible, decidió invalidar una jugada que él mismo había visto como correcta solo unos segundos antes.

Otro recuerdo negativo de Mateu Lahoz con los intereses de la Real procede de hace un par de años, cuando el colegiado valenciano expulsó de forma surrealista a Illarramendi -por una falta inexistente- cuando la Real ganaba por 0-1 en el Benito Villamarín y acabó perdiendo ese duelo ante el Betis. En este caso, se trataba de un enfrenamiento copero.

Otro precedente negativo con el árbitro internacional es el del derbi en San Mamés de la temporada 11/12. Un duelo ante el Athletic muy recordado por aquel gol fantasma de Carlos Vela que Mateu no concedió, a pesar de que se vio que el balón entró con claridad en la portería.