Real Sociedad «Estar día a día en Zubieta es lo máximo que me podía pasar», dice Martín Zubimendi

IKER VALVERDE san sebastián.

Martín Zubimendi está de dulce. A sus 23 años, el centrocampista donostiarra se siente «muy contento» por llegar el domingo en Cádiz al partido número 100 con la Real. «Estar día a día en Zubieta, vistiendo estos colores, es lo máximo que me podía pasar», afirma Zubimendi. Sabe que «ha sido rápido», pero entiende que hay que «darle valor a esa cifra por lo exigente que está siendo la Real» en los últimos años.

La palabra exigencia está muy presente en la plantilla, y Zubimendi admite en declaraciones a la web del club que a pesar de haber cumplido el objetivo las últimas temporadas «queremos más». Le ha tocado vivir una época «muy bonita» desde que está en la primera plantilla, pero es consciente de que «todo no ha sido tan bonito» desde que entró en Zubieta.

A la nueva temporada Zubimendi le pide «la regularidad que en otros momentos nos ha faltado». De Zubieta e Imanol, destaca «el día a día», que mantiene «a toda la plantilla enchufada para que cuando falte alguno, el que salga pueda dar ese rendimiento que queremos».

El momento que destaca por encima de todo» en su carrera hasta ahora es «la Copa», confiesa. Aunque siente que «no pudimos celebrarlo con nuestra gente». La última clasificación europea también la recuerda con cariño, sobre todo el partido ante el Villarreal, ya que «pude marcar gol, que no suelo hacerlo muchas veces», concluye.