Real Sociedad

Martin Odegaard se transforma en un Hércules vikingo

El cambio físico de Odegaard en una parodia de la televisión noruega. /Captura DV
El cambio físico de Odegaard en una parodia de la televisión noruega. / Captura DV

El canal de televisión noruego TV2 realiza una parodia de la evolución en la anatomía del cuerpo del crack de la Real Sociedad

DV

Martin Odegaard está siendo una de las sensaciones de este comienzo de temporada. Aparte de ser el máximo goleador de la Real Sociedad, con dos goles en su casillero, el centrocampista noruego está mostrando su talento y todo su potencial en estas primeras cuatro jornadas. El jugador del Real Madrid cedido por dos años en la Real Sociedad es uno de los nombres propios y uno de los destacados para que el conjunto realista haya conseguido siete puntos de doce posibles y se encuentre empatado con el Granada y el Barcelona, que ocupan puestos europeos. En el estreno del nuevo Anoeta, el escandinavo marcó un gol de bandera y enamoró a los seguidores realistas con su visión de juego y sus genialidades en forma de regates y asistencias. Un crack con el '21' a sus espaldas que luce en LaLiga y en todo el mundo del fútbol.

La repercusión mediática del jugador escandinavo pasa fronteras. A su 21 años, es un ídolo en su país natal. En la televisión escandinava su figura aparece constantemente como 'un celebrity'. En el canal de televisión noruego TV2 ha tenido tanto tirón sus actuaciones con la camiseta de la Real Sociedad que le han realizado una parodia. Se trata de la evolución que ha sufrido en su fisonomía el noruego, que cuando llegó a España, a Madrid más concretamente, lucía un cuerpo endeble y delgado, y ahora luce una trabajado y poderoso cuerpo.

De adolescente a Hércules vikingo

En esta parodia del canal de televisión noruego, meten a Odegaard en una cápsula con una anatomía delgada y frágil de adolescente y le sacan momentos después convertido en un Hércules vikingo, con los músculos más definidos y un cuerpo más desarrollado. En escena aparece Zinedine Zidane, vestido con una bata blanca de científico, supervisando a una de las futuras estrellas del panorama futbolístico.

«No entreno demasiado con pesas cuando estoy en una fase de crecimiento», dice Odegaard antes de entrar en la máquina del tiempo. La frase está extraída de una entrevista de hace varios años. Al salir, el sentido de su discurso ha cambiado: «Los que me conocen saben que trabajo bien y soy fuerte».