Real Sociedad

Compás de espera para la incorporación de Odegaard a la Real Sociedad

Odegaard, con la equipación del Vitesse, con el que ha jugado la última temporada en Holanda/
Odegaard, con la equipación del Vitesse, con el que ha jugado la última temporada en Holanda

El jugador antepone el proyecto realista y la posibilidad de jugar en la Liga al que le ofrece el Bayer Leverkusen | Florentino Pérez es partidario de que juegue la Liga de Campeones con el club alemán y Aperribay defiende que podrá relanzar la carrera en la Real

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Compás de espera en el fichaje por parte de la Real Sociedad de Martin Odegaard (Drammen, 1998). El Real Madrid s eguía este lunes sin mover ficha y todo hace indicar que será a partir de este martes cuando lo haga para decidir dónde va a jugar su jugador las dos próximas temporadas. A nadie le interesa que una situación así se demore, ni al Real Madrid, con decenas de frentes abiertos en este momento del año, ni a la Real Sociedad ni al Bayer Leverkusen, el otro club interesado en contar con Martin Odegaard así que el desenlace llegará más pronto que tarde. Podría ser hoy mismo. Dado que el actor principal en esta operación, el Real Madrid, no ha dado el paso definitivo, el resto de protagonistas, Real Sociedad, Bayer Leverkusen y Martin Odegaard permanecen a la espera.

En la Real Sociedad quieren ver más cerca una respuesta positiva que negativa de Martin Odegaard. El jugador, según trasladó a los responsables de la Real Sociedad en la reunión mantenida en las oficinas de Anoeta el pasado viernes, es partidario de aceptar la propuesta para realzar su carrera en la Real Sociedad , en la LaLiga, antes que en el Bayer Leverkusen por más que este juegue la Liga de Campeones la próxima temporada. El noruego entiende que puede tener más minutos de competición y opciones de brillar en la Real Sociedad , siendo protagonista en un equipo plagado de jóvenes, que en una liga como la germana. Otra cosa es lo que pudiera ofrecerle el Bayer Leverkusen en la letra pequeña del contrato.

En la Real Sociedad entendieron que Martin Odegaard se fue gratamente sorprendido de lo que vio en Zubieta, del proyecto deportivo que tiene entre manos la Real y de lo que va a significar el estreno del nuevo campo a partir de la próxima temporada. Todo lo que trasladó el jugador y uno de los intermediarios de la operación, el exrealista Kvarme, fue positivo. En principio, a tenor de lo trasladado en un primer momento, no debería haber problemas para que el asunto tenga un final feliz, porque además sus propietarios le prometieron al jugador que este año respetarían su decisión a la espera de que siga progresando en su carrera. Por eso la Real Sociedad se apresuró a cerrar pronto una cita con el futbolista en San Sebastián y sus agentes, para ir con ellos de la mano en una mejor posición a negociar las condiciones con el Real Madrid. A partir de ahí, la Real Sociedad está a la espera. Insisten en que las comunicaciones han seguido abiertas, ha habido llamadas y contactos, pero nada más.

Dos años como cedido

Martin Odegaard siempre llegaría cedido para las dos próximas temporadas y su nuevo contrato no recogería la posibilidad de compra por parte de la Real Sociedad al cumplirse este periodo. Es lo que confirmó ayer el director deportivo del Bayer Leverkusen, Simon Rolfes, en declaraciones al periódico alemán 'Bild': «cualquier operación se realizará a préstamo y por dos años».

Odegaard entiende que puede tener más minutos de competición y opciones de brillar en la Real

Los propietarios del jugador le prometieron que esta temporada respetarían su decisión

El Leverkusen arranca la pretemporada el lunes y la Real, el día 8. La respuesta no debería alargarse

Han pasado ya unos días desde que el director deportivo de la Real Sociedad Roberto Olabe transmitiera al conjunto merengue su interés por el futbolista y la disposición de su club por abrir negociaciones. En un principio estas se preveían incluso que pudieran materializarse el fin de semana, pero podría ser hoy el día indicado para que el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, descuelgue el teléfono y traslade el desenlace de las conversaciones a Jokin Aperribay.

Lo que parece evidente es que las pretensiones de la Real Sociedad y del Real Madrid se han acercado en las últimas horas. Más allá de lo que pueda pasar, en la Real Sociedad transmiten una calma absoluta en los últimos días, sabedores de que tienen los deberes hechos. No se aprecia el más mínimo síntoma de tensión o de inquietud entre los responsables realistas ni por las posibles salidas, ni por las hipotéticas llegadas. Y eso que la pretemporada empieza en dos semanas y es probable que un buen número de jugadores de la plantilla de la pasada temporada no sigan en el equipo.

La respuesta no debería alargarse mucho más porque el Bayer Leverkusen arranca la pretemporada el próximo lunes y la Real Sociedad una semana más tarde, el 8 de julio.

Tampoco ha contribuido a una resolución rápida del asunto la llamada que recibió del Milán. Nunca se sabe si por detrás alguien puede estar mareando la perdiz para obtener un rédito mayor este mismo verano. No parece lo más probable, ya que la voluntad del jugador es elegir entre el Bayer Leverkusen y la Real Sociedad es clara.

Vuelta al primer plano

Martin Odegaard buscaría en la Real Sociedad volver al primer plano después de jugar las dos últimas temporadas en dos equipos de la liga holandesa: Herenveen y Vitesse. El noruego, al que el Real Madrid fichó con 16 años y con el que solo ha jugado un partido en el primer equipo, ha disputado la última temporada en el Vitesse de Arnehm, con el que ha jugado 39 partidos oficiales en los que ha marcado 11 goles y ha repartido 12 asistencias. El noruego, siempre en calidad de cedido por el Real Madrid, ha sido titular indiscutible -sólo empezó dos veces en el banquillo- y ha acumulado, de largo, el mayor minutaje en una temporada (2.613 minutos) de su todavía incipiente carrera. Además, pese a su juventud, acumula 18 partidos con la selección absoluta de su país en los que ha marcado un gol.

Martin Odegaard se define como «un jugador al que le gusta tener la pelota y usarla, jugar un fútbol ofensivo y dominar los partidos». Uno de los aspectos más brillantes del futbolista noruego es el último pase. Además, se suele tratar de un pase raso y filtrado, inmejorable para generar ocasiones de gol. Su técnica con la zurda es sobresaliente, con buenos contactos y precisión. En general, Odegaard se asocia bien al primer toque y consigue un buen porcentaje de acierto en el pase en todas las zonas del campo. Su habilidad para superar líneas defensivas y conseguirlo en los carriles interiores, es un elemento muy cotizado. A todo eso suma una notable visión de juego y la voluntad de pedir la pelota siempre.