Real Sociedad

Mariasun Quiñones: «Jugamos en Zubieta y nos tiene que dar igual el rival»

Mariasun Quiñones es fija en la portería de la Real./MIKEL FRAILE
Mariasun Quiñones es fija en la portería de la Real. / MIKEL FRAILE

A las puertas del partido contra el Albacete de mañana a las 12.00 horas, atribuye la buena marcha del equipo a que «todas cumplimos lo establecido»

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

Es una de las jugadoras del momento. La portera Mariasun Quiñones (Hondarribia, 1996) está siendo una de las más destacadas en el notable arranque de Liga protagonizado por la Real. El equipo ocupa la cuarta plaza detrás de Barcelona, Atlético de Madrid y Levante. Mañana a partir de las 12.00 horas recibe en Zubieta a la Fundación Albacete. «Estamos con mucha confianza, jugamos en casa y solo pensamos en ganar», advierte.

- ¿A qué atribuye este arranque? El año pasado la situación era totalmente distinta a estas alturas. El equipo no sumó ningún punto las ocho primeras jornadas.

- Somos un bloque joven y disciplinado en el que ninguna se sale del guion. Todas cumplimos lo establecido y tácticamente somos súper correctas, nos posicionamos bien y entendemos el juego. Sabemos cómo jugar nuestras cartas y cómo gestionar los tiempos de partido pese a la juventud de la plantilla.

- Pero solo con eso no vale.

- Evidentemente, tenemos calidad para solucionar arriba el trabajo que hacemos en todas las líneas del campo. Y luego está la confianza. Ahora mismo nos da igual el rival que está delante y si empezamos perdiendo un partido tenemos la confianza de que vamos a ser capaces de darle la vuelta.

- Mañana reciben al Fundación Albacete. ¿Qué rival les espera?

- Es un equipo con jugadoras más veteranas. Pelean mucho, pero a nosotras nos tiene que dar igual porque jugamos en casa, donde solo hemos perdido un partido y hemos encajado dos goles en tres partidos. En Zubieta nos hemos hecho fuertes, estamos en línea ascendente y estoy convencida de que si jugamos con la máxima intensidad, como estamos haciendo, podemos sacar adelante el partido. El vestuario está con muchas ganas.

- En Madrid ganaron el pasado sábado a un equipo que viene de menos a más.

- Nos ha dado mucho aire porque veníamos de dos derrotas seguidas ante el Levante y el Athletic. Volver a ganar fuera de casa, en un campo donde no es fácil rascar, nos permite volver a sentirnos fuertes. Ahora queremos ganar al Albacete porque luego viene el parón de Liga y no es lo mismo irte ganando que perdiendo. Además, después del parón tenemos muchos partidos y poco tiempo. Nos va a venir bien un puñado de puntos acumulados.

- ¿Hasta qué punto se nota la mano de Gonzalo Arconada en su segunda temporada en el banquillo?

- La continuidad en el banquillo siempre es positiva en cualquier club. Significa que las cosas marchan. Arconada, en este sentido, es un entrenador muy metódico. Pero no solo él, sino todo el cuerpo técnico. Todos son súper profesionales, y eso lo terminamos asimilando también las jugadoras. Hemos formado un buen tándem. Él se ha adaptado a nosotras y nosotras, a él. En mi caso, estoy súper contenta y agradecida.

- Se ha convertido en una de las porteras más seguras de la Liga.

- Eso lo tendrán que decir otros. Yo sé que estoy trabajando duro cada día y que me encuentro en un buen momento personal y deportivo. Se puede decir que atravieso uno de mis mejores momentos, pero ya sabemos cómo es esto: un día estás arriba y en cuanto haces un par de fallos desapareces del mapa.

- Es una de las fijas en la selección...

- Pero es lo de siempre. Si no estás fina con tu club, no hay posibilidad de ser convocada. Siento que todavía no he tocado techo, que todavía debo trabajar y espero seguir progresando. Mi suerte es tener una estupenda familia a mi alrededor que me apoya, un cuerpo técnico que confía en mí, un equipo que hace lo imposible por arroparme en el campo y una directiva a la que siempre le estaré agradecida por darme la oportunidad de jugar en la Real.

- ¿Se ve en el Mundial el año que viene?

- Palabras mayores. Todas los deportistas queremos tener la oportunidad de jugar algún día una gran competición como esa y yo quiero ser una de ellas. La dinámica de la selección es súper positiva, estamos creciendo a pasos agigantados y veremos hasta dónde llegamos.

- La Liga femenina sigue dando pasos. Ahora parece que se va a acordar que las jugadoras reciban un sueldo mínimo.

- Es una reinvindicación que se viene persiguiendo desde hace tiempo, y ya toca. Es un paso súper importante porque todavía hay jugadoras que siguen compaginando el deporte con el trabajo y cuesta mucho sacrificio. No reclamamos ninguna locura, sino un derecho.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos