Real Sociedad

Marco Sangalli: «Estoy seguro de que 2019 va a ser un gran año para mi hermano Luca»

Marco Sangalli pelotea con un balón sobre el césped del estadio de Santo Domingo./SERGIO REYES
Marco Sangalli pelotea con un balón sobre el césped del estadio de Santo Domingo. / SERGIO REYES

El donostiarra atraviesa por uno de sus mejores momentos como futbolista al liderar con el conjunto madrileño la Segunda División

Imanol Lizasoain
IMANOL LIZASOAINSAN SEBASTIÁN.

Marco Sangalli (San Sebastián, 1992) atraviesa por uno de sus mejores momentos como futbolista. Esta es su segunda temporada en el Alcorcón y el conjunto madrileño lidera en solitario la clasificación de Segunda División. El domingo (18.00 horas) se miden en el Carlos Belmonte al Albacete, quinto y en puestos de play off. De conseguir los tres puntos, los entrenados por Cristóbal Parralo sumarían su quinta victoria consecutiva.

- ¿Cómo está viviendo este gran inicio de temporada con el Alcorcón?

- Muy bien. La Segunda División es una competición un tanto incierta. Los clubes que bajan de Primera tienen un presupuesto más alto que el resto de equipos, aunque en líneas generales es una competición bastante más igualada que Primera. Hemos conseguido mantener el mismo bloque de jugadores que la temporada pasada y eso, en esta categoría, es realmente importante. Empezamos la campaña con el objetivo de mantener la categoría, pero ahora somos líderes y por qué no vamos a soñar con otro objetivo diferente.

«Las cosas en la Real comienzan a funcionar, hay plantilla para estar entre los seis primeros»

- ¿Se imaginaban estar tan arriba a comienzos de temporada?

- Sinceramente, no. No soy partidario de esa frase tan manida de ir partido a partido. En una liga de 38 partidos hay que fijarse un objetivo y luchar por él, sin miedo a fracasar. Lógicamente en un club humilde como el Alcorcón y habiendo mantenido el mismo bloque que la temporada pasada, el objetivo es salvarse. Pero siempre se dice que cuanto antes se logre la permanencia, antes también se podrá empezar a luchar por otros objetivos más ambiciosos. Queremos llegar a los 50 puntos cuanto antes y, a partir de ahí, veremos qué es lo que pasa.

- ¿Cuál diría que está siendo la clave para ocupar en la primera posición?

- Lo más importante es mantener el bloque. Le ocurrió a la Real cuando se metió en Champions y en Segunda pasa más de lo mismo. También ha llegado un nuevo técnico, Cristóbal Parralo. Ha conseguido dar con la tecla y dar confianza al grupo, además de implantar un fútbol diferente que nos está dando muchas alegrías.

- ¿Qué aire se respira por las calles de Alcorcón? ¿Qué les dicen los aficionados?

- La afición del Alcorcón es muy fiel a sus colores. El año pasado sufrimos casi hasta el final para lograr la salvación y estuvieron apoyándonos en cada jornada. La gente está encantada y viviendo en una nube, como nosotros.

- A nivel personal, ¿cómo se encuentras en Alcorcón? ¿Contento?

- Mucho. La llegada del nuevo míster me ha dado mucha confianza y el vestuario es como una familia. Estamos todos muy unidos.

- A estas alturas de Liga ha jugado ya los mismos partidos como titular que la temporada pasada, catorce. ¿A qué cree que se debe que el nuevo técnico haya depositado esa confianza en usted?

- Mi forma de entrenar y mi rendimiento sobre los terrenos de juego está siendo la misma que la de la campaña anterior. Quizás, Cristóbal haya visto unas capacidades en mí que el anterior técnico no supo ver. También es cierto que en el último tramo de la temporada pasada sufrí una lesión y estuve ausente durante unos cuantos partidos. Este año ha comenzado todo muy rodado. He marcado dos goles y estoy muy contento. No soy de fijarme una cifra exacta de tantos. Soy más de pensar en lo colectivo. Cuanto mejor esté yo, mejor estará el equipo. Es algo recíproco.

- ¿Qué diferencias encuentra respecto a la temporada pasada? ¿Ha notado un cambio mayúsculo respecto al anterior técnico, Julio Velázquez?

- Cada maestrillo tiene su librillo. El año pasado jugábamos con otros esquema. Cristóbal es un entrenador que tiene muchas horas de banquillo a sus espaldas y eso el futbolista lo nota.

- Tiene contrato hasta el verano de 2019. ¿Le gustaría seguir en el Alcorcón o se plantea otras metas?

- Siempre hay conversaciones con el club, pero no soy un jugador que se preocupe mucho de eso. Se lo dejo a mis agentes. Mi objetivo es hacerlo bien en el campo y disfrutar del camino recorrido. Lo que tenga que venir vendrá. Y lo que haya que negociar también se negociará. No estoy preocupado.

«Nos llevamos un susto muy grande, pero las pruebas que le han hecho han salido bien»

-El domingo se enfrentan al Albacete, un equipo que también está haciendo las cosas muy bien y que actualmente se encuentra en puestos de play off. ¿Cómo ve el encuentro?

- El Albacete es uno de los equipos que mejor se reforzó en verano. Va a ser uno de los encuentros más complicados que hayamos jugado últimamente. Si bien es cierto que cada encuentro en Segunda es un mundo y todos tienen su grado de dificultad. Intentaremos sacar los tres puntos en el Carlos Belmonte para sumar nuestra quinta victoria consecutiva.

- Dejando aparcado ya al Alcorcón, ¿cómo esta viendo a la Real esta temporada?

- Empezó bien y luego estuvo ligeramente dubitativa a lo largo de unas cuantas jornadas. El otro día estuve viendo el partido contra el Celta en Anoeta y con el estilo que está imprimiendo Garitano las cosas parece que comienzan a funcionarle. Creo que tiene plantilla suficiente para estar entre los seis primeros. Sería bonito verles ahí arriba.

- Después del susto de Luca allá por el mes de octubre, ¿cómo se encuentra usted y su familia a nivel emocional?

- Estamos bien. Fue un susto muy grande para todos, pero gracias a Dios todas las pruebas que le han hecho han salido bien. Creo que conviene olvidarse ya de eso y, si hablamos de Luca, que sea ya en el plano futbolístico.

- En la jornada 12, días después del ictus de Luca, marcó contra el Rayo Majadahonda y celebró el gol con el nombre y el dorsal de su hermano impreso en una camiseta del Alcorcón. Debió de ser un partido realmente especial para usted, ¿no?

- Fue un partido muy especial. Había estado en Donostia toda esa semana y cuando vi que Luca ya estaba bien me volví a Madrid. Hablé con el míster y me vi con fuerzas para jugar. El destino o la fortuna quiso que metiera gol esa jornada para poder dedicárselo a mi hermano. Fue un momento muy bonito. Para mí, para Luca y para toda mi familia.

«El destino quiso que metiera gol para poder dedicárselo a él, fue un momento muy bonito»

- Quedan poco más de un mes para arrancar el nuevo año. Imagino que uno de los deseos para 2019 sería ver de nuevo a Luca sobre los terrenos de juego.

- Sin duda. Seguro que sí. Esta volviendo a entrenarse y físicamente está muy bien. Estoy seguro de que 2019 va a ser un gran año para él.

- Ahora que Luca ha tenido más tiempo libre, imagino que seguirá tus partidos con el Alcorcón. ¿Qué le dice de la temporada que está haciendo allí en Madrid?

- La semana pasada estuvo aquí en Madrid viendo el partido. Está muy contento por todo lo que me pasa a a mi. Siempre intentamos apoyarnos el uno al otro.

Más

 

Fotos

Vídeos