En manos del presidente

Jon Trueba
JON TRUEBA

Si no piensas en el futuro nunca lo tendrás» (John Galsworthy, escritor inglés).

Lo pudieron ver todos ustedes. Un interesante segundo tiempo de la Real, con una circulación más rápida, con mayor presión, con robos de balón, como el de Illarra previo al golazo de Oyarzabal que significaba el empate, pero a renglón seguido una pifia del pobre Toño..., y adiós. Derrota. Aunque después pasaron más cosas en Valencia, como el milagro de Neto que con el 2-1 salvó con el codo el empate realista, que hubiera sido más justo (dicen que en el viejo Mestalla jamás habían visto una parada tan extraña). Ni yo...

Y ahora, ¿qué?, te preguntan. Y dices que Eusebio se sentará frente al Betis (se puede ganar en el Villamarín) y que el futuro del técnico sigue en manos de Aperribay.

«Me gustaría que Eusebio siguiera diez años más en la Real», dijo Loren a los periodistas el pasado miércoles en el aeropuerto, minutos antes de que la expedición realista volara a Austria. «Me gustaría que Eusebio estuviera diez años más con nosotros», se reafirmó al regreso de Salzburgo el presidente realista... , pese a lo que estaba 'lloviendo'.

Yo creo que tenemos que agradecer al Eusebio que salvó a la Real de una situación delicada cuando sustituyó a David Moyes; al Eusebio que implantó un esquema con sello propio, un sistema que por momentos nos hizo disfrutar, que mutiplicó el valor de jugadores como Yuri, Odriozola, Oyarzabal y el mismísimo Willian; al Eusebio que llevó a la Real a Europa la temporada pasada .o. O al Eusebio que situó al equipo blanquiazul colíder esta misma temporada con tres victorias en los tres primeros partidos... Pero lamentablemente hoy no es ayer y esta Real es una sombra de lo que fue.

La Real había ganado al Celta (2-3), al Villarreal (3-0) y al Deportivo (2-4), pero cayó ante el Real Madrid en Anoeta (1-3), en el Ciutat frente al Levante (3-0), perdió de nuevo en Anoeta contra el Valencia (2-3) y a partir de octubre inició una cuesta abajo que aún no se ha detenido. La debilidad defensiva que mostró en aquel partido se mutiplicó con el Betis (4-4 en Anoeta) y Eusebio no ha sabido detener la hemorragia de goles.

Peor aún. La sangría continuó en la Copa con la eliminación a manos del Lleida, un Segunda B que marcó tres goles en Anoeta en un santiamén, una competición con la que Eusebio había llegado a soñar (habló de títulos para esta temporada) y el declive continuó...

«¿Te gusta Unzué para la Real?», me pregunta un accionista. «Termina contrato el 30 de junio»

La Real no ha llamado al Eibar preguntando por el guardameta Yoel, a quien conoce Eusebio

Los números están ahí: 47 goles en contra, siete derrotas de los últimos diez partidos, eliminados también de la Europa League por un Salzburgo que no era nada del otro jueves tras un segundo tiempo para olvidar. Item más. En el cómputo de las veinte últimas jornadas la Real estaría casi en puestos de descenso, así que no nos engañemos.

El colega Roberto Palomar contaba no hace mucho que un piloto de rallies se salió de la pista, dio varias vueltas de campana y con el coche varado en la cuneta, su copiloto seguía cantándole las notas. «Déjalo. Hemos volcado», le dijo el piloto. Pasa algo parecido con las comparecencias de Eusebio que sigue atrapado en su laberinto. Tras el partido de Valencia dijo que «es cuestión de insistir, pronto nos llegará el premio». Lo mismo dijo en octubre, noviembre, diciembre y enero y a este paso...

P.d. Con Rulli lesionado, ¿no sería el momento de incorporar a Lunin, el guardameta ucraniano?, me preguntan. Stop. La Real quería a Lunin para junio, no para ahora, pero su fichaje se puede esfumar. Stop. Los rumores se sucedieron ayer en torno a la portería. Uno de ellos apuntaba a que la Real ha llamado al Eibar preguntando por el portero Yoel, a quien Eusebio conoce del Celta. Stop. Un portavoz del Eibar me dice que agua. Stop. ¿Te gusta Unzué para la próxima temporada?, me pregunta un accionista. «Termina contrato el 30 de junio», añade. Stop. «Es un perfil parecido al de Eusebio y la gente preferiría un técnico más rompedor», le respondo, «pero el Celta ha ido de menos a más, mientras que la Real va cuesta abajo...». Stop

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos