Y el sueño de la afición se hizo realidad

félix morquecho

La felicidad blanquiazul

Y el sueño de la afición se hizo realidad

La hinchada txuri-urdin abarrotó Shambles Square mientras sobrevolaban las dudas sobre la disputa del encuentro tras la muerte de la reina Isabel II

MIGUEL GONZÁLEZ | IKER CASTAÑO

En el famoso 'Theatre of Dreams' (Teatro de los sueños) sobrevoló a las 18.30 (hora local) una gran incertidumbre tras la muerte de la reina Isabel II. Los aficionados que ya estaban dentro miraban sus móviles y escuchaban la radio mientras se tomaba una decisión sobre la disputa del encuentro. Se jugó finalmente. Eso sí, con mucho recogimiento por parte de la afición local, con brazaletes negros en los dos equipos y sin publicidad en las bandas. Old Trafford rompió en aplausos tras el minuto de silencio.

Desde primera hora de la tarde la afición realista fue ganando terreno en la plaza Shambles Square mientras esperaba impaciente noticias sobre el partido. Al no haber fallecido aún a primera hora de la tarde, los realistas confiaban en «que no se suspenda, por favor», suplicaba la mayoría. Otros tantos pensaron que si se acababa de oficializar la suspensión, «nos tendremos que conformar con seguir tomando pintas aquí para olvidar las penas».

Se disputó, pero empieza a dar la sensación de que siempre que la Real rinde visita al Manchester United sucede algo. La última vez que los txuri-urdin aterrizaron en la ciudad inglesa se tuvo que disputar a puerta cerrada por las afecciones derivadas por el Covid-19.

Mánchester txuri-urdin

Más allá de la incertidumbre, empieza a ser habitual eso de ver a la afición realistas lejos del Reale Arena. Si, además, su equipo juega en los grandes templos europeos como en el de este jueves, se multiplican los seguidores. Mánchester volvió a teñirse de txuri-urdin, aunque esta vez con menos aficionados que en aquel lejano 2013, cuando vinieron entre seis mil y siete mil realzales.

Este jueves fueron cerca de 1.500, ya que apenas hubo espacio para encajar un partido que se conoció hace dos semanas en el sorteo de Estambul. Aun así, aficionados como Aitor Lasa, Mikel Aramburu, Oscar Pérez, Roberto, Oihan, Iñaki y Agustin Méndez, Jose Urdapilleta, Odei Blanco, Manuel López, Ekhi Peñalba o Marijo Garate no se lo perdieron. Cada cual escogió su opción para llegar hasta Mánchester. Unos haciendo escala en Dublin, otros en Londres, etc.

Hubo realistas de fuera de Gipuzkoa incluso, como los de la Peña Realista El Sur, que se animaron a venir al Teatro de los sueños. «Me he juntado aquí en Mánchester con gente de Lekunberri que he ido conociendo cuando he viajado a ver a la Real», afirmaba Oscar Pérez. Ekhi acudió junto a su madre y disfrutaron «en familia con todos los aficionados de la Real».