Cristiano Ronaldo ejercitándose en una imagen en su cuenta de Instagram. / instagram

Real Sociedad - Manchester United El 'rey del gimnasio' del Manchester hace sentadillas con 300 kilos... Y no es Cristiano Ronaldo

La prensa inglesa destaca que actualmente Casemiro es el jugador con mayor potencia física de los 'diablos rojos', por delante del atacante portugués

XABIER GARATE

A semejanza de la gran mayoría de los equipos que compiten en la Premier League, los 'diablos rojos' contra los que la Real Sociedad disputará este jueves su partido europeo más importante desde 1993 destacan por su gran potencia física. Los cuerpos atléticos y musculosos pueblan el fútbol profesional inglés, y algunos de ellos defenderán el escudo del Manchester United sobre el césped del Reale Arena. Es probable que más de uno piense en Cristiano Ronaldo y su porte atlético, con ese 'six pack' esculpido a base de horas de gimnasio.

Pero, según la prensa inglesa, el atacante portugués ha sido destronado y ya no es el 'rey del gimnasio' del Manchester United. Ronaldo ha sido superado por su excompañero en el Real Madrid Casemiro, que exhibe una potencia aún mayor. El diario 'Daily Mail' se hace eco de un informe según el cuál Cristiano Ronaldo, cuya segunda etapa en el conjunto inglés está siendo más que polémica, suele realizar repeticiones de press de piernas hasta 250 kilos. De hecho, incluso se dice que puede completar 30 repeticiones por serie.

Pero el astro portugués ha sido relegado al segundo puesto como jugador más fuerte de los 'diablos rojos', cediendo su título a Casemiro, que según este medio inglés realiza sentadillas con un peso de casi 300 kilos y tiene impresionados a sus compañeros de equipo con su potencia en el gimnasio.

Histórico traspaso

Las prestaciones de Casemiro, de 30 años, también han sido alabadas por el entrenador Ten Hag, que ha destacado «el gran nivel» del brasileño, quien tras un dubitativo aterrizaje en Old Trafford se está consolidando como una de las piezas clave de la escuadra inglesa.

Casemiro fue traspasado en agosto del Real Madrid a los 'red devils', convirtiéndose en una de las ventas más caras de la historia del club blanco, por un montante total de 72 millones de euros más 13 en incentivos.