Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

Loren, ficha un centrocampista

Jon Trueba
JON TRUEBA

Aquí la decepción. Aquí el enfado. Aquí, el cabreo del presidente que no daba crédito, un Jokin Aperribay que bajó a vestuarios en Getafe y que masculló: «Este partido no se puede perder». Aquí una derrota que no entraba en ninguna mente en el minuto 76.

Aquí una derrota que duele. Una derrota que no hay por dónde cogerla. O sí. Lo digo porque había leído que sin Illarramendi ni Zurutuza en el once..., nunca había ganado la Real y la fatalidad se volvió a cumplir. Aquí una derrota que inundó mi móvil de mensajes como no recordaba. Juanma Lillo solía decir que los periodistas nunca nos equivocamos porque tenemos la ventaja de escribir después de los partidos. Tiene razón. Pero con lo que vemos formamos nuestra opinión y lo que vimos en los goles del Getafe no hay por donde cogerlo. Sí, ya sé que si Aritz Elustondo llega a enviar a la red aquel cabezazo o entra la carrera de Fórmula 1 de Odriozola... estaríamos hablando de otra cosa, porque todos somos resultadistas (yo el primero), pero Guaita le sacó una mano milagrosa a Odriozola, le hizo otro paradón a Aritz y del posible 0-2 se pasó al 1-1 en la siguiente jugada porque tras un córner a favor..., a la defensa de la Real le cogieron a la contra en la siguiente jugada con al menos siete jugadores por delante del balón. Y llueve sobre mojado porque le pasó frente al Betis, le pasó contra el Valencia... y no es de recibo. Item más. El 1-2 del Getafe llegó también tras una falta a favor de la Rea , en una jugada polémica porque en la tele se comprueba que el delantero del Getafe se lleva el balón con la mano antes de que Iñigo Martínez hiciera cometiera un penalti infantil. Pero verán.

Además de estos errores, mientras los cambios de Bordalás revolucionaron al Getafe, mientras el once azulón Getafe, con su nuevo 4-4-2 entraba y entraba por la autopista realista, Eusebio parecía no tener plan B. Y todas las buenas noticias que hubo durante los minutos anteriores: el gol de Oyarzabal, el pase de Januzaj, el carácter indomable de Llorente, aquella incursión de Odriozola, la superioridad realista en el primer tiempo... quedaron ocultas por el inconcebible final. Y, claro, los whashapp echaban humo...

Jokin Aperribay bajó a vestuarios en Getafe con un enfado monumental

La Real insiste en que el Newcastle no ha preguntado por Rulli

'Rulli me pone nervioso con el balón en los pies'. 'Iñigo está fuera de forma'. 'Un centro del campo con Xabi Prieto y Canales a la vez como interiores en el once no se sostiene'. 'Ha sido irse Llorente y adiós'. 'Willian no es el de la temporada pasada'. 'No se puede encajar gol después de un córner a favor estando 0-1. Dile a Eusebio que eso se entrena'.

Y si los últimos días habían sido de rumores, esta semana será de penitencia. Que si el Real Madrid va a venir a por Odriozola ('Marca' le dedicó una portada). Que si el Newcastle está interesado en Rulli (la Real insiste en que no han preguntado por él). Que como Oyarzabal siga así pronto van a preguntar por su cláusula. Y te preguntan si la Real va a sustituir a Vela en enero. Y tú piensas que existen más problemas en el centro del campo, que está cogido con alfileres. No tanto el medio centro (están Illarra, Zubeldia y Guevara, si hiciera falta), ni siquiera la parte derecha pese a que Prieto no es eterno (el mismo Canales puede jugar ahí, pero nunca Xabi y él juntos y Gorostidi viene empujando). Es la posición de Zurutuza. Si Rubén Pardo no entra para nada en los planes de Eusebio, si Canales no es centrocampista, si Illarra se encuentra incómodo ahí y si Guridi, llamado a sustituir a Zurutuza está lesionado y no reaparecerá en meses... ustedes me dirán. De hecho Eusebio ya puso en verano encima de la mesa el nombre de un jugador, pero hubo quien dijo que había que recuperar a Rubén Pardo para la causa y que un fichaje cerraría la puerta a un canterano. Así que...

«Vale más un euro bien empleado que un euro ahorrado» (Orison Marden).

Contenido Patrocinado

Fotos