Real Sociedad

Más lesiones musculares que nunca en la Real

David Zurutuza presiona a Luca Sangalli en uno de los entrenamientos en Zubieta de esta semana./JUANTXO LUSA
David Zurutuza presiona a Luca Sangalli en uno de los entrenamientos en Zubieta de esta semana. / JUANTXO LUSA

El percance en el cuádriceps de Zurutuza ayer es el decimoquinto que sufre la Real Sociedad en esta temporada | El debarra sintió un pinchazo al centrar, es baja para Valladolid y hoy será sometido a pruebas médicas para conocer el alcance de su lesión

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

Imanol tampoco podrá contar con Zurutuza el domingo en Valladolid. La enésima lesión muscular que afecta a la plantilla ha dejado fuera de combate a un hombre que se antojaba clave en la zona ancha habida cuenta de las bajas de Asier Illarramendi, lesionado, y Mikel Merino, sancionado. Con la ausencia del debarra el técnico tendrá que improvisar un centro del campo sin ninguno de sus tres titulares, un hándicap importante. Zubeldia será fijo y entre Pardo, Sangalli y Guevara parece que se disputarán las otras dos posiciones.

Zurutuza se lesionó en el entrenamiento de ayer al realizar un centro con la pierna derecha. En esa acción técnica notó un pinchazo en la zona del cuádriceps y rápidamente abandonó la sesión para evitar problemas mayores. Hoy será sometido en Policlínica Gipuzkoa a distintas pruebas médicas para conocer el grado de su lesión muscular.

En el caso del debarra es la segunda que se produce en este 2019, ya que el 10 de enero tuvo que retirarse en el descanso del partido de Copa disputado en el Villamarín. La Real venía de jugar cuatro días antes un partido exigente en el Bernabéu que dejó a mucha gente tocada. El capitán en estas últimas jornadas se ofreció a jugar pero sufrió una rotura de fibras en el sóleo de la pierna izquierda que le hizo perderse cuatro partidos. Se ausentó en el de la vuelta copera frente al Betis y en Liga contra el Espanyol, Rayo Vallecano y Huesca. Regresó con una buena actuación el 2 de febrero para ganar el derbi ante el Athletic.

Un goteo desde agosto

El caso es que la Real Sociedad acumula ya quince lesiones musculares en la presente temporada desde que en la semana previa a iniciarse el campeonato Juanmi tuvo que retirarse en la primera parte del amistoso de Friburgo por una sobrecarga en el cuádriceps izquierdo que le impidió arrancar la Liga como titular en Villarreal. Desde entonces el cuadro txuri-urdin ha ido acumulando percance tras percance, lo que ha afectado a su rendimiento.

Willian José se rompió el último día de agosto en Ipurua al lanzar un penalti que, al menos, transformó. Se perdió los partidos ante el Barcelona y el Huesca y jugó mermado ante Rayo Vallecano y Valencia en Anoeta. Incluso Garitano le reservó en San Mamés porque no le veía bien. Al final tardó dos meses en regresar en plenas condiciones.

El 29 de septiembre el que cayó fue Merino ante el Valencia, que se rompió el aductor derecho, la misma lesión que tuvo Illarramendi en Mestalla en febrero. El navarro tardó dos meses en recuperarse y no volvió a ser titular hasta el 9 de diciembre contra el Valladolid. Una baja que se dejó sentir.

Zubeldia sufrió una tendinopatía en el aductor derecho en el encuentro del Ciutat de Valencia el 9 de noviembre que le obligó a ser sustituido al inicio de la segunda parte. Tuvo suerte porque después había parón liguero y no se perdió ningún partido, aunque tardó dos semanas en trabajar con el grupo. Llegó justo para jugar ante el Celta.

Aritz Elustondo padeció una lesión en el aductor derecho el 25 de noviembre en Zubieta que le tuvo un mes de baja y le hizo perderse cuatro jornadas. Fue un contratiempo importante porque estaba siendo uno de los destacados del equipo hasta ese momento.

A comienzos de diciembre sufrieron sendos percances Bautista, en el recto interno del muslo derecho, y Llorente, en el sóleo izquierdo. El primero se perdió el encuentro del Villamarín y el central dos partidos y medio, ya que reapareció en la segunda parte de Getafe tras ausentarse contra Betis y Valladolid.

Con Imanol sigue la tendencia

Con el cambio de entrenador la situación, lejos de remitir, se ha agravado. Imanol ha querido, como es lógico, imprimir intensidad a los entrenamientos. Es de los que considera que se juega como se entrena, pero ese trabajo está pasando factura a algunos futbolistas. Y eso que hubo jugadores como Illarramendi y Willian José, a los que vio tan justos, que los reservó en algún compromiso de los de enero cuando la Real estaba inmersa en dos competiciones.

Zurutuza se lesionó el 10 de enero en el Villamarín para tres semanas y el día 23 fue Héctor Moreno el que notó unas molestias en el glúteo izquierdo que le impidieron jugar ante el Huesca. El mexicano, que venía de jugar diez partidos completos en Liga de forma consecutiva, desapareció entonces de las alineaciones hasta que regresó de forma puntual hace dos jornadas en el Pizjuán.

También a finales de enero tuvo una lesión leve en el gemelo Moyá que le ha impedido entrenarse con regularidad y que le hizo ausentarse de las convocatorias ante Huesca y Atlético en Anoeta.

Ya en febrero llegaría la grave lesión de Illarramendi en Mestalla, rotura de grado III en el aductor derecho, que aún le tiene de baja. También cayó Kevin, con una rotura de fibras en el gemelo izquierdo de la que acaba de recaer y que le mantiene en el dique seco desde entonces. El internacional portugués no levanta cabeza.

En este mes han caído tres hombres importantes, de los que Zurutuza ha sido el tercero. Con anterioridad lo hicieron Willian José, con una lesión en el bíceps femoral derecho, y Llorente, con una rotura en los músculos isquiosurales derechos. Demasiados problemas musculares para un equipo que lleva dos puntos en cuatro jornadas y que llega muy justo al momento de la verdad.

Las lesiones

Juanmi (12 agosto)
sobrecarga cuádriceps izquierdo. Le impide ser titular en el debut liguero.
Willian José (31 agosto)
tendinopatía en la inserción proximal del músculo aductor largo y lesión de grado II en el músculo obturador externo y en el aductor largo de la cadera derecha. 1 mes de baja.
Merino (29 septiembre)
rotura en la inserción proximal del músculo aductor largo de la cadera derecha de grado III. 2 meses de baja.
Zubeldia (9 noviembre)
tendinopatía en la inserción proximal del musculo aductor largo de la cadera izquierda. 2 semanas de baja.
Aritz (25 noviembre)
lesión de grado I a nivel del músculo aductor largo de la cadera izquierda. Un mes de baja.
Bautista (1 diciembre)
lesión de grado 1 en el músculo recto interno del muslo derecho. Una semana de baja.
Llorente (1 diciembre)
lesión músculo sóleo de su pierna izquierda. 2 semanas de baja.
Zurutuza (10 enero)
lesión muscular grado I en el sóleo de la pierna izquierda. 3 semanas de baja.
Héctor Moreno (23 enero)
molestias en el glúteo izquierdo. 1 semana de baja.
Moyá (26 enero)
lesión leve en el gemelo interno de la pierna izquierda. Se pierde dos partidos.
Illarramendi (10 febrero)
lesión de grado III en la inserción proximal del músculo aductor largo de la cadera derecha. Lleva 7 semanas de baja.
Kevin (28 febrero)
rotura de fibras de grado II en el gemelo izquierdo. Lleva un mes de baja.
Willian José (3 marzo)
lesión de grado II en el bíceps femoral derecho. 1 mes de baja.
Llorente (7 marzo)
lesión de grado II en la inserción proximal de los músculos isquiosurales derechos. Lleva 3 semanas de baja.
Zurutuza (27 marzo)
lesión muscular en el cuádriceps derecho. Baja para Valladolid.

Más