Real Sociedad Refuerzos que llegan de la enfermería

Imanol podrá contar desde el primer día de pretemporada con casi todos los jugadores que terminaron lesionados la temporada

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

La plantilla de la Real disfruta de unas merecidas vacaciones. La mayor parte de los jugadores ha optado por cambiar de aires y descansar en exóticos destinos junto a amigos, pareja o familia. Además, hay otro grupo más reducido de futbolistas que también descansa, pero que a su vez sigue muy pendiente de su estado físico. Es el caso de los jugadores que han acabado la temporada lesionados y que confían en tener mejor suerte el próximo curso.

En esa terna se encuentran Carlos Fernández, Ander Barrenetxea y Mikel Oyarzabal. Los tres han sufrido lesiones a lo largo del curso que les han hecho perderse gran parte de la temporada y se espera que puedan reaparecer ya la próxima Liga, aunque la previsión no es la misma para todos ellos.

Carlos Fernández es el jugador que llegará en mejores condiciones al inicio de la pretemporada el 7 de julio. El sevillano ya está recuperado desde hace meses de la rotura de ligamento del cruzado anterior de la rodilla derecha, pero las continuas sobrecargas que ha ido sufriendo le impidieron volver a la convocatoria en la recta final del campeonato. El exsevillista se ha pasado el año en blanco después de la lesión que se produjo en un amistoso de pretemporada el verano pasado y Olabe ya avisó en su comparecencia que «va a venir como un cañón» tras las vacaciones.

Barrenetxea también tiene muchas opciones de iniciar con normalidad la pretemporada. En el club estaban pendientes de la revisión que le tenía que hacer el médico que le operó en Finlandia del tendón de la corva tras lesionarse en Vitoria el 2 de enero. La exploración del galeno finlandés ha confirmado el buen estado físico del donostiarra. «Ander estará listo para la próxima temporada», escribió el propio doctor, Lasse Lempainen, en su Instagram.

Quien no podrá empezar con el grupo es Oyarzabal. El eibarrés ha estado ejercitándose en solitario en Anoeta hasta hace pocos días con el objetivo de recuperar la masa muscular. Julio tendría que ser el mes para empezar a correr e incluso a tocar balón.

Capítulo aparte merece la situación de Merquelanz. El irundarra ha regresado lesionado de la cesión del Rayo y no parece que vaya a poder iniciar los entrenamientos. Se desconoce su tiempo de baja.