Los jugadores de la Real Sociedad pisan el nuevo Anoeta