Real Sociedad

Eusebio Sacristán. De un juego de fantasía a un epílogo de pesadilla

Eusebio Sacristán. De un juego de fantasía a un epílogo de pesadilla

OSKAR ORTIZ DE GUINEASAN SEBASTIÁN.

No hace tanto parecía llamado a hacer historia en la Real, pero Eusebio Sacristán (La Seca, 53 años) ya es pasado. Cuando llegó a Donostia en noviembre de 2015 para relevar a David Moyes, se encontró un equipo plano, desnortado y sin un patrón de juego. Dos años y medio después, deja el conjunto txuri-urdin mejor de como lo encontró pero bastante lejos del nivel al que lo elevó con un juego de fantasía que incluso, en febrero de 2017, le valió su renovación por dos años, hasta junio de 2019.

No cumplirá su contrato. Y no lo hará porque el fútbol es desmemoriado y vive de los resultados presentes. Su última hoja de servicios es contundente: seis victorias, seis empates y catorce derrotas en las últimas 26 jornadas ligueras (24 puntos de 78 posibles), eliminación a las primeras de cambio de la Copa del Rey ante un segunda B (Lleida) que remontó tres goles en Anoeta, y en dieciseisavos de la Europa League ante un Salzburgo que parecía asequible pero que terminó dando un baño tantó táctico como físico.

Eusebio Sacristán

SUS DATOS
DNI
Nació en La Seca (Valladolid) el 13 de abril de 1964.
Futbolista
Valladolid, At. Madrid, Barça, Celta y Valladolid.
Entrenador
Barcelona (ayudante) (2003-08), Celta (2009-10) y Barcelona B (2011-15).
REAL SOCIEDAD
Historia
Es el octavo técnico txuri-urdin con más partidos oficiales, 112, con Josean Irulegi.
En la Liga
También octavo con 94 duelos, como Harry Lowe.

Posiblemente el final del cuento sea injusto con Eusebio, que sin embargo siempre agradecerá la oportunidad que le dio la Real de estrenarse como entrenador en Primera División. Hasta llegar al club txuri-urdin, su bagaje era el de tercer entrenador de Rikjaard en el Barcelona y titular del banquillo del Celta (campaña y media) y del Barça B (tres temporadas y media) en Segunda.

Con el cambio del antiacuado Moyes al más alegre y moderno perfil de Eusebio, la Real dio un giro de 180 grados que se plasmó en el césped. Con su carácter afable, trabajo y plena identificación con los valores del club -algo que siempre fue mutuo-, el vallisoletano se ganó de inmediato a la afición y también a Jokin Aperribay y Lorenzo Juarros, sus principales valedores hasta el final.

Eusebio cogió al equipo sin confianza ni ideas y con puntuación de descenso, y en seis meses lo llevó al noveno puesto final, empatado con el octavo, a pesar de perder por lesión a su nueve titular, Agirretxe, en diciembre. Un año después, en la pasada temporada, la Real fue sexta y se clasificó para la Europa League.

Hasta que en esta campaña se acabó su luz, dotó al equipo del estilo vistoso, de toque y propuesta del que se impregnó durante su etapa como jugador y entrenador en La Masía. Durante unos meses el juego txuri-urdin resultó de fantasía, como pocas veces se ha visto por estos lares.

Y no hay que olvidarlo, lo hizo apostando por Zubieta al dar minutos -en mayor o menor medida- a canteranos como Oyarzabal, Odriozola, Zubeldia, Bautista, Kevin, Guridi, Gorosabel... A ellos los arropó con jugadores de la calidad de Illarramendi, Zurutuza, Xabi Prieto, Rulli, Willian José, Canales, Yuri, Vela o Iñigo Martínez, y la fórmula funcionó.

Declive final

Los tres últimos jugadores citados ya no están. Ni tampoco Bergara y Zaldua, cedidos con su visto bueno en equipos de Primera que están por encima de la Real. En su debe también se apunta la defenestración de Rubén Pardo y la intermitencia de Aritz.

Al volante de la Real más cara de la historia, Eusebio se ha estrellado. Aferrado al 4-3-3 que era desactivado por cualquier equipo que presionara con intensidad, no tuvo cintura para encontrar (o buscar) un plan B. Porque los experimentos de Villarreal y Salzburgo ni estaban trabajados ni mucho menos fructificaron.

Eusebio Sacristán se va de la Real sin dejar un poso titular reconocible más allá de Odriozola, Oyarzabal, Illarra, Zurutuza, Xabi Prieto y Willian José, y últimamente alejado de su apuesta por Zubieta.

Real Sociedad: Eusebio y Loren no siguen

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos