Real Sociedad

Josean Vicuña 'Kibu' (Entrenador del Wisla Plock y socio de la Real): «Asier Garitano transmite tranquilidad y sentido común»

'Kibu' Vicuña, dirigiendo un entrenamiento en Polonia./KRYCHA
'Kibu' Vicuña, dirigiendo un entrenamiento en Polonia. / KRYCHA

Josean Vicuña 'Kibu' (Zizurkil, 1971) debutó ayer en el banquillo del Wisla Plock polaco. Desde la distancia, valora el trabajo de Garitano

AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

Después de formar tándem desde 2007 con Jan Urban, cuando en el Legia Varsovia inició su primera aventura en Polonia, el guipuzcoano vuela en solitario en el Wisla Plock, al que llegó el jueves y ayer dirigió ya su primer partido amistoso, que perdió 1-3 ante el Warta Poznan. Socio y accionista de la Real, destaca el papel de la cantera en el primer equipo y valora el trabajo de Asier Garitano en sus primeros meses en el banquillo txuri-urdin.

- ¿Cómo ha llegado al Wisla Plock?

- Hace cuatro meses llegué al Trakai lituano con un contrato hasta 2020, pero surgió la opción del Wisla. Es un equipo que el año pasado hizo una muy buena campaña y quedó quinto. Esta temporada no han comenzado como les gustaría, a pesar de que tienen una muy buena plantilla y decidieron llamarme. Aquí se juega una liga regular de 30 partidos y luego se disputa un play-off entre los ocho primeros y los ocho últimos. Ese va a ser nuestro objetivo, meternos entre los mejores de la competición.

«A veces hay que salir fuera para valorar lo bien que se hacen las cosas en Zubieta desde hace años»«¿Dudar de Garitano tras solo siete jornadas? Espero que la Real tenga una perspectiva más amplia»

- Con la perspectiva que da la distancia y los ojos de un entrenador, ¿qué análisis hace de la Real?

- Me extrañó la elección del entrenador, no por el nivel de Garitano porque me parece un gran técnico, sino por el estilo de juego. La Real había dado un paso adelante con Eusebio y había una coherencia entre cómo jugaba el primer equipo y la cantera y en el perfil de futbolista que ascendía desde el Sanse. Era un equipo proactivo, que jugaba la pelota, que presionaba...

- Habla del estilo. Garitano ha llegado con unas ideas nuevas y al equipo le está costando hacerlas suyas.

- Es complicado porque las lesiones han condicionado todo. El fútbol no es llegar, hablar con los futbolistas y comenzar a jugar como tú quieres. Es fundamental que los jugadores crean y para lograrlo hay que entrenar, crear un estilo entre todos. Todo esto requiere tiempo.

- Como siempre ocurre ante la adversidad, es la cantera la que ha dado un paso adelante.

- Sin duda. Para el club tiene mucho mérito estar en uno de los dos mejores campeonatos del mundo con tantos jugadores formados en Zubieta en el primer equipo, en una provincia tan pequeña como Gipuzkoa en la que hay otro equipo en Primera y con el Athletic cerca. A veces, hay que salir fuera para valorar el mérito que tiene y lo bien que se están haciendo las cosas en Zubieta desde hace años.

- La victoria en San Mamés acalló algunas dudas que habían surgido ya en torno a Garitano.

- La capacidad de Garitano es indudable. Independientemente del resultado y las circunstancias, aporta una tranquilidad y un sentido común que se transmite a los jugadores. Es serenidad y saber estar. Con siete jornadas, dudar de la valía de un entrenador con su trayectoria... Lo que ocurre es que en el fútbol cada vez hay menos paciencia y espero que en la Real y en Zubieta la gente del club tenga una perspectiva más amplia.

- ¿Qué valora más de los once puntos que lleva el equipo en ocho jornadas?

- Que el equipo haya sido capaz de reponerse a la adversidad y que lo haya hecho con tanta gente de casa. Hace dos años presencié un partido del Sanse contra el Mensajero y en la alineación de aquel día hay cinco jugadores que ahora están en el primer equipo (Kevin, Merquelanz, Sangalli, Guridi y Zubeldia), además de Odriozola, que ya hemos visto a dónde ha llegado. Lo increíble no es que se dé el salto del segundo al primer equipo, sino que se haga en una liga tan competitiva y con un nivel tan alto como la española. Ese es el éxito.

- Uno de los tres fichajes de esta temporada es Mikel Merino, al que Urban y usted le dieron la oportunidad de debutar con Osasuna.

- Desde pretemporada ya vimos que es un jugador especial. Tiene muchísima calidad. En aquella Segunda había jugadores jóvenes con mucho talento (Asensio, Ceballos, Meré...) que fueron campeones de Europa sub 19 esa misma temporada. Con dieciocho años estaba a la misma altura de jugadores como Raúl García y Javi Martínez con aquella edad. Lo que necesita es regularidad y continuidad. El nivel que tiene es muy alto. No sé cuándo, pero llegará a la selección absoluta.

- ¿Cuál es el siguiente paso que debe dar el equipo?

- La Real tiene que empezar a imponerse en Anoeta. El próximo encuentro es ante el Girona, un equipo muy consolidado que ha mantenido gran parte de la estructura del año pasado. Haber ganado en San Mamás, ya no solo desde el punto de vista de la clasificación, sino del anímico, ha sido fundamental. Son solo tres puntos, pero emocionalmente supone algo más.

- ¿Dónde ve a la Real este año?

- Entre el sexto y el décimo puesto. La clasificación variará según la capacidad de acertar en los momentos puntuales de la temporada. Pero no hay que olvidar que será muy complicado por el nivel altísimo de la Liga. No solo están los tres grandes, también están equipos como Sevilla, Valencia, Betis, Villarreal...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos